Viajes a Milán: la capital de la moda

  • Rápida, neblinosa, de moda, neurótica; Milán ha sido con frecuencia ? a lo largo de la historia- la ciudad italiana que mejor ha sabido entender y absorber las sugerencias de una Europa moderna y vanguardista. Esta adaptación continua con los nuevos tiempos y este deseo de renovación constante ha beneficiado poco la conservación de su patrimonio urbanístico histórico. Sin embargo, especialmente en ...
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • En pleno centro urbano, esta galería del s. XIX es el templo de las compras en Milán.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • Santa Maria delle Grazie es una iglesia dominica, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco al igual que La Última Cena de Leonardo da Vinci que hay en el refectorio del convento.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • Es un sistema de canales navegables, cuyo epicentro es Milán, lo que permite la comunicación entre el lago Mayor, el de Como y el bajo Tesino.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • Monumento símbolo de la capital lombarda, el duomo está consagrado a Santa Maria Nascente; está en la plaza homónima, en pleno centro.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • El Teatro alla Scala de Milán, templo de la ópera lírica es, quizás, la institución cultural más admirada de la capital lombarda.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
  • Milán es una ciudad con una historia cultural muy rica, tal como queda demostrado en la gran cantidad de obras de arte que alberga.
    © Enrico Bonfanti / age fotostock
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Italia

Rápida, neblinosa, de moda, neurótica; Milán ha sido con frecuencia ? a lo largo de la historia- la ciudad italiana que mejor ha sabido entender y absorber las sugerencias de una Europa moderna y vanguardista. Esta adaptación continua con los nuevos tiempos y este deseo de renovación constante ha beneficiado poco la conservación de su patrimonio urbanístico histórico. Sin embargo, especialmente en el interior del círculo trazado por los canales navegables, que delimita el centro urbano, no faltan las oportunidades para dedicarse a una visita cultural. La rica Milán, capital económica de Italia, centro difusor de estilos y modas, frívola y proyectada en el futuro entre sus grises rascacielos, conserva todavía algunos monumentos testimonio de su historia. Sin lugar a dudas la visita a la ciudad debe empezar por la Piazza del Duomo, donde se encuentra la Catedral o Duomo, con más de seis siglos de historia, y la famosa galería Vittorio Emanuele, realizada en la segunda mitad del siglo XIX por Giuseppe Mengoni. Detente en la iglesia de Santa Maria en San Sátiro, reestructurada a partir de 1478 por Bramante que, para armonizarla con los cánones estéticos renacentistas, la dotó de un falso presbiterio realizado en perspectiva ilusionista. Pero antes de dejarte llevar por la diversión de la noche milanesa, es obligatorio visitar el Castello Sforzesco. Fortaleza y residencia de los Señores de Milán durante un par de siglos, acoge actualmente algunos de los museos más importantes de la capital lombarda.

Milán : ¿qué hacer?

Milán es un ligar animado tanto de día como de noche. Disfruta en alguno de sus muchos restaurantes, bares y garitos de noches. Por la tarde, pasea por las calles de Milán, para a tomarte un helado para probar un verdadero helado italiano. Parada obligatoria en la capital de la moda: el Quadrilatere, demilitado por cuatro calles, donde podrás encontrar las firmas de los más frandes diseñadores de alta costura.

No podemos ir a Milán y no ver la catedral de la Natividad de la Santa Virgen, que es la tercera iglesea más grande del mundo. El duomo de Milán asciende 108 metros con la estatua que se ha convertido en todo un símbolo en la ciudad: la Madonnina dorada. También es posible visitar los tejados. El teatro de la Scala, una de las óperas más famosas del mundo, es una parada ineludible. Da una vuelta por la Piazza Mercanti o la plaza de los Mercaderos, que es el último vertigio de la Milán medieval.

  • Una ciudad dinámica, sombre todo para las compras
  • Patrimonio opulento y vida cultural rica
  • Eficaz red de transportes públicos
  • No es considerada como una de las ciudades más bonitas de Italia
  • Mucho tráfico

Milán : qué visitar ?

Excursionismo

Recordatorio

Milán puede visitarte en cualquier periodo del año, porque siempre está en cambio. Si piensas ir en diciembre, podrás disfrutar del gran mercado de Navidad, durante la celebración de la Festa di Sant'Ambrogio, patrón de la ciudad de Milán. Cada año, en el mes de enero, el desfile de los Reyes Magos que marchan desde la Pizza del Doumo a la catedral de la Natividad de la Santa Virgen, en la Epifanía.

A evitar

¡No piense en Milán como mucha gente la ve! No es solo la capital de la modernidad y el lujo. Esta ciudad esconde muchos tesoros históricos, gastronómicos y arquitectónicos que no puedes dejar de descubrir.

Milán : qué comer ?

Milán es por excelencia la ciudad donde podrás probar las especialidades típicas de Lombardía. Podrás disfrutar de un verdadero Osso buco, acompañado de un risoto milanés especiado con azafrán. No dudes tampoco en pedir una Cotalletta a la milanesa, un escalope empanado de cerdo, vaca o pollo. Para terminar con una nota azucarada, prueba el Panettone, un sabroso brioche típico de Lombardía, cocinado con uva seca y otras frutas confitadas.

Milán= : ¿ Qué comprar ?

Podrás comprar una bonita joya, un pañuelo de seda... Si el lujo no es lo tuyo, podrás traerte las famosas pastas de la ciudad, caramelos, chocolates, Panettone y otros dulces.

otros rincones del mundo
Lombardía : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches