Sienne

  • Una bonita panorámica de la Piazza del Campo. Como telón de fondo se encuentra el Palazzo Pubblico, dominado por la Torre del Mangia.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • Siena posee numerosas calles pintorescas, rodeadas de casas antiguas, altas y austeras.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • Son muchos los monumentos religiosos que se pueden ver en Siena: además de la catedral, cabe destacar el baptisterio, la basílica de la Observancia y la Santissima Annunziata.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • La región de Siena posee numerosas villas renacentistas y castillos, construidos en la época por la nobleza local.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • La Piazza del Campo, con su característica forma de concha, es sin lugar a dudas una de las plazas más bellas del mundo. Está perfectamente conservada y posee una gran homogeneidad arquitectónica.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • La Torre del Mangia vista desde abajo. Se trata de la atalaya del palacio municipal que debe su nombre al apodo de «Mangiaguadagni» por el que se conocía a su primer guardián.
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
  • Dos veces al año, el 2 de julio y el 16 de agosto, los caballos representantes de los barrios de la ciudad se desafían y dan lugar al acontecimiento más importante y famoso de la vida sienesa: el Palio. Los habitantes participan con total seriedad y atrae a los turistas tanto como los importantes monumentos de la ciudad. Siena vivió su periodo de máximo esplendor entre finales del siglo XIII y mediados ...
    © ZoonarL Matrisch / age fotostock
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Italia

Dos veces al año, el 2 de julio y el 16 de agosto, los caballos representantes de los barrios de la ciudad se desafían y dan lugar al acontecimiento más importante y famoso de la vida sienesa: el Palio. Los habitantes participan con total seriedad y atrae a los turistas tanto como los importantes monumentos de la ciudad. Siena vivió su periodo de máximo esplendor entre finales del siglo XIII y mediados del XIV: fue entonces cuando se adornó de espléndidos edificios públicos y privados construidos en estilo gótico y de las obras de maestros como Duccio y Simone Martini. En 1348, la ciudad queda asolada por la peste y sucumbe a manos de Cosimo de' Medici, señor de Florencia. Pero de aquella época grandiosa permanece el testimonio del Duomo, construido sobre la colina de Santa Maria y consagrado en 1179, si bien ha sido reformado en varias ocasiones. La fachada románica es un triunfo de pilares, agujas y arcos ornamentados sobre un fondo dorado. El interior es precioso y una sucesión continua de obras de arte. No hay más que citar el púlpito de Nicolás Pisano y los frescos de Pinturicchio en la Librería Piccolomini.

Sienne : qué visitar ?

Los monumentos

Los museos

otros rincones del mundo
Toscana : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches