Trento

  • La ciudad debe su estilo renacentista, bastante característico para un municipio de montaña, a su situación política y cultural vinculada al Concilio de Trento, del que nació la Contrarreforma. Así pues, es la sede del arzobispo, gobernada por personalidades de una gran cultura humanista, que consiguieron atraer a los mejores artistas y adoptar un aspecto propio del Renacimiento. Los frescos de los ...
    © Claudio Giovanni Colombo / 123RF
  • Los mercados de la plaza principal de la ciudad.
    © Claudio Giovanni Colombo / 123RF
  • Trentino, como su capital, es una región repleta de tradiciones y muy ligada a su pasado.
    © Claudio Giovanni Colombo / 123RF
  • Ubicada en la Piazza Duomo, junto al Palazzo Pretorio, acoge en la actualidad el museo diocesano de Trento.
    © Claudio Giovanni Colombo / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Italia

La ciudad debe su estilo renacentista, bastante característico para un municipio de montaña, a su situación política y cultural vinculada al Concilio de Trento, del que nació la Contrarreforma. Así pues, es la sede del arzobispo, gobernada por personalidades de una gran cultura humanista, que consiguieron atraer a los mejores artistas y adoptar un aspecto propio del Renacimiento. Los frescos de los palacios dan un encanto especial a la ciudad. Para poder apreciarlos, te bastará con dar una vuelta por las calles del casco histórico. Si pasas por las calles Manci y San Marco, podrás llegar hasta el castillo de Buonconsiglio, un imponente edificio que había sido una fortaleza medieval y que en la actualidad alberga un interesante museo. Allí conservan algunas obras de Il Romanino, pintor del siglo XVI (y uno de los representantes máximos del arte gótico internacional en toda Europa), y alguna de sus obras, como el "Ciclo de los meses", de Torre Aquila.

otros rincones del mundo
Trentino Alto Adigio : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches