Viajes a Letonia | Guía de viajes Letonia
  • Conéctate
  • Letonia
    © iStockphoto.com / Leonardo Patrizi
  • Letonia
    © pat138241/123RF
1      
  • Compara tus :
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Alquiler Directo
  • Coches
  • Viajes
  • Destinos

Letonia

Por Gonzalo González Beneytez Gonzalo González Beneytez Jefe de sección Google Twitter
Situada entre Estonia y Lituania, Letonia pasó a formar parte de la Unión Europea en mayo del 2004. Su capital, Riga, se revela como una parada obligatoria durante tu estancia en este país, donde la naturaleza y el bienestar primarán frente a todo lo demás. También podrás disfrutar de sus tradiciones, por lo que no dudes en tomarte tu tiempo para conocer al completo todo el patrimonio de este pequeño pero interesante país.

Organizar un viaje

Situado a largo del golfo de Riga, Letonia es un país mucho más urbanizado e industrializado que sus vecinos bálticos. A pesar de esto, todavía existe una gran parte de la población fuertemente arraigada al modo de vida tradicional en las áreas rurales del país, en donde se mantiene un importante vínculo con la naturaleza.

Riga es la capital del país y la ciudad más poblada y rica de todos los estados bálticos. La huida progresiva de las minorías rusas iniciada en 1991, ha sido suplida con la llegada de habitantes provenientes de las zonas rurales. En la actualidad Riga aglutina casi la mitad de los habitantes del país. Su arquitectura y sus espectaculares monumentos, muchos de los cuales construidos durante la Edad Media (siglo XIII), así como los vistosos barrios construidos en los siglos XVIII y XIX, son considerados Patrimonio Mundial de la Unesco.

Las playas situadas en las cercanías de la capital te ofrecen la posibilidad de darte un refrescante chapuzón en las aguas del Báltico durante los meses de verano. A 20 kilómetros de Riga, la ciudad de Jurmala, con su sublime arquitectura y sus emblemáticas construcciones, ejemplifica el fuerte desarrollo de la industria turística letona iniciada a finales del siglo XX. Jurmala se ha convertido en una ciudad moderna y festiva dónde podrás encontrar hoteles de lujo y discotecas con djs internacionales, así como unas fabulosas playas y paisajes impresionantes.

Kurzeme y Vidzeme (para muchos la zona más bella de Letonia) destacan por los imponentes castillos medievales y pintorescos pueblos de pescadores ubicados a lo largo de todo el litoral. En el sur del país, la región de Zemgale, la principal zona de producción agrícola de Letonia, destaca por la gran influencia pagana que perdura en muchas de sus tradiciones. Al sudeste del país, junto a la frontera con Rusia y Bielorrusia, la comarca de Latgale destaca por sus preciosos lagos y ríos de aguas trasparentes que todo viajero debería visitar previo paso por Rezekne, la capital ciudad de esta región.

Información turística

Riga es una ciudad que se puede visitar en tan solo un fin de semana. Se trata de una región con una rica historia, dotada de una espectacular arquitectura y de unas generosas playas que hacen las delicias de habitantes y visitantes durante el verano. Dada su reducida extensión, conviene no concentrar el grueso de nuestra estancia en la capital y viajar por todo el país para descubrir sus rincones más tradicionales, o realizar un pequeño crucero por el Báltico que te permita visitar las principales ciudades costeras de Estonia y Lituania.

Letonia es un destino ideal para los amantes de la naturaleza y el medio ambiente. Los hermosos paisajes que ofrecen sus reservas y parques naturales os dejarán sin respiración.

En cuanto al tiempo y la meteorología, el mejor momento para viajar a Letonia es durante los meses de verano: junio, julio y agosto. No obstante, los constantes cambios climatológicos podrían sorprenderos incluso en esta época del año. En noviembre, diciembre y enero, los días son francamente cortos. Sim embargo puedes disfrutar durante todo el año del campo y de las fiestas en honor a la naturaleza, celebradas en los solsticios y equinoccios del año. El país se reencuentra de esta forma con sus raíces ancestrales. La fiesta del solsticio de invierno (Ziemassvetki) coincide con la Navidad cristiana. El equinoccio de otoño, propicio para realizar ofrendas rituales, coincide aproximadamente con la Fiesta de Todos los Santos, y el de primavera (Liela Diena) es una oportunidad para ir a los gigantescos balancines. La fiesta más importante es, sin duda, el solsticio de verano, celebrado en el Día de San Juan. Miles de personas se reúnen en los bosques alrededor de las hogueras para celebrar este antiguo rito pagano.

Los pros

  • +¡No te puedes perder Jurmala!
  • +Riga, la capital, es injustamente desconocida.
  • +La costa báltica sigue siendo salvaje.

Los contras

  • -La temporada turística es corta (de junio a septiembre).
  • -Los hoteles y restaurantes tienen una calidad desigual.

Tradiciones

Letonia fue el último estado europeo en convertirse al cristianismo. Los letones conservan un conocimiento y un afecto notable por los ritos paganos relacionados con la naturaleza. Esta cultura está tan presente en la sociedad letona que la mayoría de familias poseen también una casa en el campo, a la que suelen asistir con regularidad.

La fiesta del solsticio de verano se celebra el fin de semana más próximo al 24 de junio, y es otro de los acontecimientos más importantes para el pueblo letón. El equinoccio de otoño es más propicio para las ofrendas rituales y suele coincidir con la víspera de la celebración día de Todos los Santos. La llegada de la primavera (Liela Diena) es otra de las fiestas más destacadas del país, en la que se celebran múltiples desfiles con carrozas que recorren las calles de las principales ciudades del país.

El folclore letón reúne una gran variedad de cantos y bailes tradicionales. El mayor acontecimiento de este tipo, el es celebrado cada cinco años a principios del mes de julio en la ciudad de Riga, reuniendo a miles de personas llegadas de los cinco continentes para disfrutar de este espectáculo grandioso, cuya próxima edición tendrá lugar en 2018.

Al igual que la mayor parte de países escandinavos, la sauna es una tradición fuertemente arraigada entre los letones. Buena parte de las casas familiares cuentan con su propia sauna.

Cocina

Los alimentos que forman la base de la cocina letona son las patatas, la col, los guisantes grises, las cebollas, la carne de cerdo, el pan integral de centeno y ante todo, el pescado ahumado (los arenques son cocinados y consumidos de todas las formas posibles).

La sopa de col es el plato tradicional de los meses de invierno. Entre las principales especialidades de la gastronomía letona podemos apreciar el piragi (guiso elaborado a base de cebollas y beicon), el klingeris (leche con especias) y la torta Alexander (torta pastelera forrada con frambuesas o arándanos).

En cuanto a las bebidas, los amantes de la buena cerveza podrán elegir entre las múltiples variedades locales de fabricación artesanal que es posible degustar en cualquier pub de Riga. La bebida nacional de Letonia es el Balzam o ?bálsamo negro de Riga?, una especie de licor de hierbas de alta graduación, elaborado a base de vodka y hasta 22 tipos de plantas diferentes. Quienes prefieran evitar la consumición de bebidas alcohólicas podrán decantarse por probar el tradicional kvass, un brebaje preparado a base de centeno y especias muy apreciado por los habitantes del país.

Souvenirs y artesanías

Llévate como recuerdo el famoso ámbar del Báltico o artículos de artesanía tradicional, cestería o cerámica variada. También puedes comprar ropa de lana hecha a mano y CDs de música tradicional. Los comercios abren entre semana de 10:00 a 19:00 y los sábados de 10:00 a 16:00.