Marsaxlokk

  • Marsaxlokk es famoso por sus vibrantes mercados en los que se venden a diario los productos del mar.
    © Easyvoyage.com
    Los mercados

    Marsaxlokk es famoso por sus vibrantes mercados en los que se venden a diario los productos del mar.

Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Malta

La costa sudeste de Malta conserva un encanto auténtico mucho mejor preservado que el resto de la isla. Alejada del ambiente ajetreado de las grandes ciudades, la vida tradicional de la población se centra en el mar.
Vale la pena visitar los coloridos puertos de pesca y sus mercados de verduras y pescado donde también se puede encontrar el famoso encaje de Malta. La costa, baja en el este, se termina al sur con acantilados de un bonito color dorado. El agua ha ido cavando grutas desde donde queda reflejada el agua turquesa del mar.
Se dice que las aguas de Malta son las más claras del mediterráneo. Salidas al mar, paseos tranquilos por los puertos y visitas de yacimientos arqueológicos son algunas de las actividades que esperan al visitante en esta isla.
En el litoral se pueden visitar varias grutas, la más conocida, la Gruta Azul. Las barcas de pescadores hacen el trayecto desde el puertecito de Wied-iz-Zurrieq por todas las grutas de los alrededores. La mejor hora para visitarlas es a las 10.00 h de la mañana para gozar de la mejor luz. La gruta de Ghar Hasan, más al este y en la cima de un acantilado, parece una ventana azul. Ghar Dalam, en el interior de las tierras, es la gruta prehistórica más interesante de la isla cuya entrada es de pago. En su interior se pueden descubrir esqueletos fosilizados de animales enanos como elefantes o hipopótamos.

No existen circuitos circulares por lo que habrá que rehacer el camino para ir de una punta a la otra. Marsaxlokk es uno de los lugares más bonitos de la región, un auténtico pueblo de pescadores con sus «luzzi», los barcos malteses tradicionales, que lo llenan de color. En la actualidad sigue siendo el principal puerto de pesca del archipiélago.
En el litoral se pueden visitar varias grutas, la más conocida, la Gruta Azul. Las barcas de pescadores hacen el trayecto desde el puertecito de Wied-iz-Zurrieq por todas las grutas de los alrededores. La mejor hora para visitarlas es a las 10.00 h de la mañana para gozar de la mejor luz. La gruta de Ghar Hasan, más al este y en la cima de un acantilado, parece una ventana azul. Ghar Dalam, en el interior de las tierras, es la gruta prehistórica más interesante de la isla cuya entrada es de pago. En su interior se pueden descubrir esqueletos fosilizados de animales enanos como elefantes o hipopótamos.
Así mismo, la región alberga dos yacimientos megalíticos muy interesantes: Hagar Qim, el más espectacular de todos los templos prehistóricos del archipiélago, y el templo de Mnajdra, un poco más lejos, en el mismo sitio.

Marsaxlokk : ¿qué hacer?

El mercado de Marsaxlokk se celebra los domingos por la mañana a orillas del agua donde reina un ambiente animado entre los puestos de pescado fresco, miel, pan, galletas, fruta, verduras y todo tipo de objetos como toallas de playa y gafas de sol o recuerdos para llevarse del viaje tipo tapetes de encaje. Hay poca artesanía ya que el mercado está destinado a la clientela local.

Las iglesias de los pueblos de los alrededores: Zabbar, Zejtun, Zurrieq... Vale la pena visitar estos pueblos durante la «festa», las fiestas mayores. También se recomienda visitar el pueblo neolítico de Borg-in-Nadur que data de 1500 antes de nuestra era. No hay que perderse tampoco los templos de Hagar Qim y de Mnajdra donde se descubrió la estatua de Venus de Malta, en la actualidad expuesta en La Valette.

  • Esta parte de la isla ha conservado cierta autenticidad.
  • El litoral es más bonito que en otras partes.
  • Varios yacimientos arqueológicos en los alrededores para visitar.
  • No hay muchas playas de arena en los alrededores
  • La variedad de hoteles es limitada.
  • Los medios de transporte público están muy poco desarrollados.

Recordatorio

En cuanto a la circulación, el tráfico es lento por todas partes. No se recomienda alquilar un coche. Es mejor utilizar los autobuses locales, muy baratos, o los taxis para ir a las zonas semirrurales mal comunicadas por el transporte público. Febrero es el mes más lluvioso y el resto del año suele hacer buen tiempo.

A evitar

Las mejores costas para bañarse son las de Marsaxlokk y Birzebugga, la primera bordeada de rocas planas desde donde meterse en el agua que desafortunadamente se encuentra cerca de una central eléctrica y del puerto comercial de Marsaxlokk. La segunda alberga una cala de arena en Pretty Bay y da a la zona portuaria de Kalafrana. Aquellos que quieran tranquilidad irán a bañarse a la costa de Marsaskala.

Marsaxlokk : qué comer ?

Pescado, marisco o pulpo en un restaurante frente al mar de Marsaxlokk. Se recomienda probar también las recetas típicas maltesas como el encebollado de conejo. El antipasti y la pasta suelen estar bastante buenos. Sin embargo, es mejor evitar las pizzas, las ensaladas y las hamburguesas que se venden por todas partes y a menudo son incomibles.

Marsaxlokk= : ¿ Qué comprar ?

Vino maltés, blanco o tinto. Existen tres dominios vitícolas principales que producen vinos que no están mal. La cepa es de origen italiana. Otra especialidad es la miel de tomillo con sabor de garriga. En cuanto a la artesanía, se puede comprar encaje elaborado a mano ?pañuelos, tapetes o blusas?, objetos decorativos de cristal o una obra de arte. Los hoteles suelen proponer visitas a salas de exposición y venta.

otros rincones del mundo
Malta : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches