Lugares turísticos Marruecos el Centro

Marruecos, casi tocando a España, sorprende por su exotismo. Las culturas y tradiciones forman parte del día a día de los marroquíes. Se pueden hacer varios viajes a Marruecos y nunca serán iguales. Este país con tantos atractivos, cultura, historia, playas, sol, gastronomía, compras, deporte, desierto, excursiones o esquí, atrae cada vez a más turistas. La cálida acogida por parte de su población es también un punto a favor de este destino tan cercano y a la vez tan lejano.

  • Marruecos, el Centro
    Marruecos, el Centro
    © Karol Kozlowski / 123RF
Gonzalo González Beneytez
Gonzalo González Beneytez Experto destino Marruecos

Los paisajes

El Atlas Medio, una región salvaje de extraño encanto, no está muy frecuentada por el turismo. Aquí habitan esencialmente tribus bereberes. Más al sur, en el Alto Atlas, se extienden las planicies atlánticas en la frontera con Argelia, dominado en el oeste por el macizo de Toubkal, punto culminante de toda África del Norte.

Las costas

El Atlas Medio, una región salvaje de extraño encanto, no está muy frecuentada por el turismo. Aquí habitan esencialmente tribus bereberes. Más al sur, en el Alto Atlas, se extienden las planicies atlánticas en la frontera con Argelia, dominado en el oeste por el macizo de Toubkal, punto culminante de toda África del Norte.

Fauna y flora

La flora marroquí es de tipo mediterránea. Según las regiones se pueden encontrar viñedos, olivos, cedros, pinos, palmeras o flores salvajes. El valle del Draa es famoso por su palmeral y el valle del Dades por su producción de rosas que le ha dado el nombre de Valle de las Rosas. La fauna marroquí se compone esencialmente de cabras, caballos, ovejas, chacales, camaleones y monos. El dromedario marroquí ocupa un lugar importante en la vida de los habitantes de algunas regiones del país.

Arte y cultura

El arte hispano-morisco nació en el siglo XI bajo la dinastía almorávide que reinaba en Andalucía. Es también el fruto de influencias orientales introducidas por los árabes en el siglo VIII. Se basa en tres elementos principales: el arabesco, la escritura de versículos del Corán y el motivo geométrico de forma octogonal que compone la elegancia de interiores cargados detrás de las austeras murallas.

otros rincones del mundo
Marruecos : Ofertas de viajes
  • Viajes
  • Vuelos
  • Hoteles
  • Vuelo + Hotel
  • Coches