• Conéctate
10 ciudades que han renacido de sus cenizas
Publicado el 27/11/2018

CulturaJapón

Twitter Facebook 7 compartidos

A lo largo de los siglos se han llevado a cabo cruentas guerras y enfrentamientos entre países o dentro de una propia ciudad que han llevado la destrucción a algunas localidad. Después de haber pasado años renovándose, algunas de estas ciudades son símbolos de esperanza, y miran hacia el futuro con gran entusiasmo.

  • Twitter
  • Facebook
  • Hiroshima
    Hiroshima

    Japón
    El 6 de agosto de 1945, las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos lanzaron una bomba atómica en la ciudad japonesa de Hiroshima. La bomba nuclear, llamada "little boy", hizo un daño tremendo, eliminando casi por completo a la población de la ciudad y destruyendo la mayor parte de su infraestructura. Y la bomba no solo trajo una destrucción inmediata, sino también un caos a largo plazo. La radiación residual mató al menos a 20.000 personas después de la bomba.

    Ya han pasado más de 70 años. Los Estados Unidos y Japón están comprometidos con la paz y la cooperación, demostrándolo una y otra vez a través de acuerdos diplomáticos y comerciales. Hiroshima también ha tenido tiempo de recuperarse. Se han erigido santuarios y monumentos en toda la ciudad para conmemorar este capítulo negro de la historia de Japón. Pero Hiroshima, con sus edificios futuristas y su economía dinámica, no se detiene demasiado en el pasado y vive el presente y, sobre todo, disfruta de lo que vendrá.

  • Medellín
    Medellín

    Colombia
    Durante los años 80 y 90, Medellín fue considerada como una de las ciudades más peligrosas del mundo. Las drogas, la corrupción y la violencia gobernaban el lugar, y la guerra urbana se desató en las calles. Uno de los narcotraficantes más conocidos fue Pablo Escobar, un símbolo del reinado del terror que la ciudad soportó durante este difícil momento. En los años posteriores a la muerte de Escobar, Medellín comenzó a vivir un renacimiento sin precedentes.

    Gracias a los dirigentes y a las iniciativas comunitarias, la tasa de criminalidad de Medellín se ha disminuido significativamente y con ella la pobreza y el desempleo. Hoy, Medellín es un ejemplo de desarrollo económico inclusivo, integrando los barrios más pobres y creando oportunidades para los negocios locales. La ciudad está también totalmente comprometida con la promoción del arte, la educación y la sostenibilidad ambiental a través de su infraestructura y programas sociales.

  • Berlín
    Berlín

    Alemania
    La Segunda Guerra Mundial causó estragos en toda Europa, pero la capital alemana en particular sufrió grandes pérdidas por los incesantes bombardeos.

    Cuando Paris y Londres ya se estaban recuperando en los años posteriores a 1945, Berlín se vio envuelta en otro conflicto, la Guerra Fría. Como emblema de la rivalidad este-oeste, Berlín exteriorizó esta división a través de la creación del fatídico Muro de Berlín. Y mientras la parte occidental se mantenía en contacto con el mundo moderno, el Berlín oriental se quedaba atrasado. La pobreza, la falta de educación, la propaganda comunista y la violencia formaban parte de la vida cotidiana de estos berlineses orientales desde la construcción del muro en 1961 hasta su destrucción en 1989.

    Desde la reunificación, lo que solía ser la parte oriental se ha puesto al día con el resto de la ciudad. Ahora, el corazón cultural y palpitante de Alemania puede presumir de una atmósfera vanguardista, efervescente y alegre.

  • Varsovia
    Varsovia

    Polonia
    Antes de que estallara la Segunda Guerra Mundial, Varsovia era conocida por ser una ciudad magnífica, cuyo apodo era "la Paris del este". Pero a partir de 1939, el destino de la ciudad cambió drásticamente.

    Invadida por las tropas de Hitler en septiembre de 1939, la ciudad soportó un devastador asedio de un mes. Como escenario de varios levantamientos y bombardeos a lo largo de la guerra, Varsovia vio cómo su población disminuía y su infraestructura se desmoronaba sin posibilidad de reparación durante el transcurso de la guerra. En 1945, más del 80% de sus edificios estaban en ruinas, y se inició la reconstrucción completa de la ciudad.

    Varsovia adquirió el nuevo título de "Ciudad Fénix", ya que consiguió levantarse literalmente de sus cenizas. Ahora que es una metrópolis vibrante repleta de asombrosas arquitecturas y maravillas culturales, se dirge hacia un futuro lleno de esperanza, donde los rascacielos y las pintorescas calles conviven armoniosamente.

  • Beirut
    Beirut

    Líbano
    De 1975 a 1990, el Líbano fue el escenario de una destructiva guerra civil con grandes consecuencias para la ciudad y más de 120.000 muertes. Desde que terminó la guerra, el gobierno y el pueblo han emprendido prodigiosas iniciativas de reconstrucción.

    Hoy en día, Beirut es una ciudad innovadora y dinámica, y actúa como uno de los centros culturales comerciales más importantes de Oriente Medio. Todos sus barrios ofrecen un ambiente diferente, desde el vanguardista Badaro hasta el sofisticado Achrafieh o el pintoresco Zuqaq al-Blat.

    Beirut es una de las ciudades más antiguas del mundo y a pesar de tener un pasado oscuro le espera un brillante futuro.

1