Publicado el 08/11/2021

#Itinerario #Reino Unido

5 lugares en Escocia que harán las delicias de los fans de Harry Potter

Fanáticos de Harry Potter, os proponemos un pequeño itinerario por Escocia que os permitirá descubrir algunos de los lugares más bellos que sirvieron de plató para las películas de esta famosa saga. El recorrido comienza tomando el famoso Expreso de Hogwarts, continúa con los castillos del célebre colegio de magos y termina con los lagos más emblemáticos que aparecen en la cinta ¡Un viaje totalmente inolvidable que te transportará a lo más profundo de este universo de ciencia ficción!

¿Un viaje en el Expreso de Hogwarts?

Shutterstock

© EASYVOYAGE

¿Qué fanático de Harry Potter no ha deseado viajar algún día a bordo del Expreso de Hogwarts que se dirige a la escuela de magos? Este tren rojo y humeante, que pasa por un viaducto de piedra que atraviesa un verde paisaje salpicado de colinas, es imprescindible en todas las películas de la saga. Y desde hace algunos años, ¡es posible realizar un viaje cabalgando los mismo railes que aparecen en las cintas! Por supuesto, no hay una escuela de magia al final del recorrido, sino dos hermosos pueblos escoceses y un viaje de vuelta totalmente inolvidable.


De hecho, este tren de apariencia bastante anticuada, se llama Jacobite Steam Train y cubre la línea entre Fort William y Mallaig. A menudo sus vagones son invadidos por hordas de turistas, ya que se ha convertido en una de las más célebres atracciones de la zona. La parte más conocida y esperada del recorrido que realiza este tren es, por supuesto, el viaducto de Glenfinnan, el cual sigue levantando una gran admiración entre los fans de la saga. Sin embargo, mantén los ojos bien abiertos en el camino, ya que también podrás observar de varios escenarios utilizados en las películas, como el pintoresco lago Shiel

¡Penetra entre las murallas del castillo!

¡Penetra entre las murallas del castillo!

© Shutterstock

¿Y el castillo? De hecho, en las 8 películas de Harry Potter se utilizaron varias fincas de la región británica para crear Hogwarts. El hogar de los pequeños magos ha cambiado más o menos según el opus y los directores. Sin embargo, algunos lugares son extremadamente reconocibles, como el castillo de Alnwick, utilizado para las tomas exteriores de Harry Potter en la Piedra Filosofal. También se puede encontrar en otras películas como Robin Hood o algunos episodios de Downtown Abbey.


Otras escenas fueron rodadas en el pequeño pueblo de Clachaig Inn. De hecho, aunque ya no exista, la cabaña de Hagrid se encontraba allí. ¡Los aficionados no se equivocarán! Sin embargo, no es necesario buscar las escenas dentro de Hogwarts en Escocia. Se filmaron en la Abadía de Lacock, a 150 km de Londres.  

¿Y el castillo? De hecho, en las 8 películas de Harry Potter se utilizaron varias fincas de la regió

¿Y el castillo? De hecho, en las 8 películas de Harry Potter se utilizaron varias fincas de la regió

© Shutterstock

A partir de la tercera película, Harry Potter se convierte en una auténtica oda a Escocia. Los diferentes directores de la saga han encontrado grandes paisajes para realzar a los actores y la historia. Uno de los más grandes y bellos es Loch Eilt, escenario que aparece en la tercera y octava película. Al atardecer, el lugar parece sacado de un cuento de hadas.


No muy lejos, Loch Arkaig es otro espléndido e imperdible lugar que no puede faltar en nuestra lista. De hecho, lo encontramos al final de la sexta película, en una magnífica escena. Sin embargo, también hay que visitar los pueblos de los alrededores para escuchar las diferentes leyendas que se cuentan sobre ella. De hecho, durante mucho tiempo, los habitantes estaban convencidos de que albergaba un monstruo, ¡como el Lago Ness! 

Loch Torren y la cueva de Smoo

Loch Torren y la cueva de Smoo

© Shutterstock

Loch Torren es otro precioso lago rodeado de hermosos paisajes, considerado como uno de los entornos naturales más famosos de la región. Situado en el noroeste de Escocia, en sus inmediaciones se rodó una escena especialmente famosa de la tercera entrega de la saga, cuando Harry vuela por primera vez a lomos del hipogrifo. Oculto en mitad de un páramo, este lugar ofrece muchas posibilidades para hacer senderismo.


Por otro lado, la cueva de Smoo, situada en el extremo norte de la isla, te ofrecerá un escenario completamente diferente. Utilizado en la sexta película como la guarida de Voldemort, este lugar es en realidad menos grandioso y mucho más oscuro. Pero si te aventuras en él, recordarás la visita para siempre, ya que esta se realiza en barco y además, el interior de la cueva oculata la cueva una auténtica cascada.

Las cataratas de Steall y su región

Las cataratas de Steall y su región

© Shutterstock

Estas cascadas son claramente uno de los puntos más destacados de Escocia. Localizadas a 3h30 de Edimburgo y muy poco conocidas por el público en general, estos saltos de agua fluyen desde la montaña más alta de la región. En ellas se rodaron varias escenas de la cuarta película como el Mundial de Quidditch y el Torneo de los Tres Magos. El panorama que podrás contemplar desde ellas es absolutamente soberbio, pero la caminata no es nada fácil.


Para terminar con los escenarios de la cuarta película, te aconsejamos realizar una visita al viejo cementerio de Glasgow. Gótico y tenebroso, te recordará la escena inicial y el duelo de la película. ¡Los escalofríos están garantizados!