• Conéctate
Nueve servicios realmente extraños ofrecidos por compañías aéreas
Publicado el 14/11/2018

InsólitoEstados Unidos

Twitter Facebook 4 compartidos

Hay aerolíneas que son capaces de hacer cualquier cosa para fidelizar a sus clientes y gozar de más publicidad. Y no nos referimos a los chollos o promociones exclusivas para volar a precio de saldo, sino a servicios mucho más extravagantes que van desde azafatas en bikini, a masajes gratuitos para pasajeros en clase económica o vuelos temáticos de Hello Kitty. A continuación te mostramos algunos de los más raros.

Vuelos temáticos de Hello Kitty

Vuelos temáticos de Hello Kitty
© : Siraphat Thanyaphuriwat / 123 RF

La gatita más famosa del planeta tiene legiones de seguidores en todo el mundo, especialmente en el continente asiático. Por ello, no es de extrañar que la aerolínea taiwanesa EVA Air ponga a disposición de sus clientes un servicio de vuelos temáticos dedicados al universo de Hello Kitty. Desde el 'check-in' a los uniformes de los tripulantes y personal de tierra, pasando por el servicio de restauración a bordo y el exterior e interior del avión. Todo, absolutamente todo está dedicado a este popular personaje, del que no se escapa ni el papel higiénico.

Reserva a ciegas

La compañía aérea alemana Eurowings lanzó hace algún tiempo un peculiar servicio dedicado a los amantes de la espontaneidad y lo aleatorio. Durante el proceso de reserva del vuelo, la aerolínea no revela al cliente el destino hasta que se haya concluido la compra del billete, permitiéndole únicamente elegir la categoría que mejor se adapte a sus necesidades: cultural o urbano, o bien de discoteca y playa. A cambio de asumir el "riesgo", Eurowings garantiza el cliente precios realmente bajo para viajar con poca o muy poca antelación.

Azafatas en bikini

El uniforme de los tripulantes de cabina es una de las principales señas de identidad de las compañías aéreas. Si bien cada aerolínea cuenta con sus propios modelos, colores y estética, estos suelen compartir un patrón marcado por la elegancia y la moda, llegado en ocasiones a recurrir a diseñadores de fama internacional, como es el caso de Air France (Christian Dior, Cristóbal Balenciaga o Christian Lacroix), Alitalia (Alberta Ferreti) o Qantas (Martin Grant, Pucci o Yves Saint-Laurent), entre otras.

Sin duda, el caso más extremo y llamativo fue el protagonizado por la aerolínea de bajo coste VietJet Air, quien como reclamo publicitario decidió aligerar el uniforme de sus azafatas hasta reducirlo a un mero bikini, ganándose a pulso es el sobrenombre de 'bikini airlines'. No sabemos muy bien si con esta polémica estrategia de marketing la empresa logró batir su record histórico, pero lo que si sabemos de buena mano es que por ello la aviación civil de su país les sanciono con una multa de 1.000 dólares.

El primer vuelo nudista

Nos remontamos a mayo de 2003. Un Boeing-727 de Miami Air transporta a 86 pasajeros en pelota picada entre Miami y Cancún. Curiosamente, la mayor parte de las parejas que viajaban a bordo superaban los 50 años. La mayoría de los ocupantes eran estadounidenses, pero lo cierto es que nuestro país también gozó de una pequeña representación en este "hito" de la aviación comercial a través de un par de compatriotas. La idea de tan inédito vuelo fue de la agencia norteamericana Castaways Travel.

Cinco años después, la agencia germana decidió honrar la tradición nudista en Alemania con el lanzamiento de vuelos nudistas entre la ciudad de Erfurt y la isla alemana de Usedom, situada a orillas del mar Báltico. La idea tuvo tanta popularidad que incluso otros ciudadanos europeos y americanos se apuntaron a la lista para conseguir su billete.

Masajes para pasajeros de la clase económica

En el año 2015, la compañía aérea Air Malta, lanzó un servicio de spa gratuito en la cabina económica de sus vuelos entre el archipiélago y el aeropuerto británico de Gattwick-Londres. La aerolínea de bandera de Malta contrató a dos terapeutas profesionales para ofrecer a los pasajeros masajes de cuello, pies y manos. Este fantástico servicio fue puesto en marcha en colaboración con la empresa Myoka Spas.

Asientos convertibles en cama en clase económica

Que una compañía aérea ofrezca a sus pasajeros butacas con reclinación de hasta 180 grados no es nada extraño. Lo que es menos habitual es bridar este tipo de asientos convertibles en cama a los clientes que vuelan en la clase más económica, como hizo la compañía nacional de Nueva Zelanda, Air New Zeland, en el año 2011. Eso sí, este servicio es únicamente ofrecido en las rutas de largo radio.

Una galería de arte a bordo

Richard Branson, empresario de éxito y propietario de la compañía aérea Virgin Atlantic, es un hombre con gustos bastante particulares. Por ello, no es de extrañar que en el año 2013 la aerolínea presentase un innovador servicio nunca antes ofrecido a los pasajeros de clase business: una galería de arte a bordo. En realidad, la muestra no contaba con pinturas originales, sino con representaciones virtuales, si bien los pasajeros tuvieron la oportunidad de comprar las obras del artista británico Ben Eine.

Realidad virtual a bordo

En el año 2015, la compañía australiana Qantas dio a probar a los pasajeros que volaban en primera clase en las rutas entre Australia y Los Ángeles los modernos auriculares Gear VR de Samsung para que pudieran experimentar la realidad virtual a 10.000 metros de altura. Estos pudieron realizar viajes virtuales en 360° a exóticos destinos y recrear un aterrizaje completo del Airbus A380 en el que viajaban.

Una sola ruta para volar únicamente en Business

La elitista aerolínea privada francesa La Compagnie únicamente opera entre París y Nueva York. Y eso no es todo, ya que además, todos los asientos de sus aviones son 'business' y están dotados de accesorios de masaje, pudiendo ser convertidos en camas. De igual manera, la oferta de restauración a bordo está a la altura del resto de sus servicios, con un menú que incluye platos de destacados restaurantes con estrellas Michelin. Además, durante el trayecto, todos los pasajeros reciben una tableta para que el viaje sea más ameno.