• Conéctate
Barbados, el destino más chic de las Antillas
Publicado el 15/12/2017

NaturalezaBarbados

Twitter Facebook

Barbados es una isla única en su género, situada al sureste del mar Caribe. Lo es por su aroma salvaje, pero también sibarita, que se respira en cualquiera de sus rincones. El país atrae cada año a numerosos viajeros que buscan desconectar en un escenario más que paradisíaco. Porque además de ser chic, la isla alberga un importante patrimonio natural y cultural que merece la pena ser descubierto.

Punto de referencia para los piratas en tiempos pasados, la más antigua de las colonias británicas entra en escena. La isla de Barbados, situada en el archipiélago de las Antillas, alberga en su interior una atractiva mezcla de culturas caribeñas y tradiciones anglosajonas. En un mismo lugar seremos capaces de admirar jardines típicamente ingleses, a la vez que caminamos entre cocoteros y playas paradisíacas de arena blanca.

El encanto británico opera sin dificultad bajo el sol del Caribe y los años de tutela inglesa han dejado su huella en la isla de Barbados. No te pierdas Bridgetown, la capital del país, donde las casas coloniales de estilo georgiano brillan sin descanso los 365 días del año. Además, su centro histórico ha sido declarado Patrimonio Mundial de la UNESCO. No es para menos. Barbados es un destino original donde la tradición del tea-time convive en perfecta armonía con la célebre cultura de rhum.

El centro histórico de Bridgetown

El centro histórico de Bridgetown
© siempreverde22/123RF

Su centro histórico esconde un encanto más que especial, incomparable a cualquier otro destino del mundo. Además de ser un sobresaliente ejemplo de la arquitectura colonial británica, Bridgetown atrae a numerosos turistas cada año por su amplia oferta cultural y patrimonial. La ciudad fue construida entre los siglos XVII y XIX y sus calles atestiguan, de la mejor forma, el desarrollo del imperio colonial atlántico de Gran Bretaña. Además, el sitio incluye una guarnición militar cercana con numerosos edificios históricos.

Pero Barbados es también famoso por su ambiente festivo. La vida nocturna es uno de sus pilares y, en cualquier de la isla, podrás encontrar bares, restaurantes y discotecas... incluso a pie de playa. Las orquestas locales, con sus tradicionales ritmos caribeños con influencias del jazz y del reggae, y las discotecas al aire libre, ubicadas en la misma playa como el célebre Reggae Lounge, hacen las delicias de los visitantes más marchosos que podrán bailar y bailar hasta el amanecer, ¡e incluso más!

El mar Caribe y su aroma paradisíaco

El mar Caribe y su aroma paradisíaco
© fyletto/123RF

Aunque si lo que buscas es desconectar y embarcarte en unos días de relax, debes saber que la mayoría de hoteles lujosos se encuentran a lo largo de la costa oeste, donde las vistas del mar Caribe son impresionantes. Sus aguas turquesas, calmadas y tranquilas, son propicias para una estancia hermosa y relajante.

Pero Barbados no es solo ocio y descanso. Es también un lugar de sensaciones fuertes y de adrenalina y tiene una peculiaridad que pocas islas poseen: está ubicado entre dos áreas marítimas muy diferentes entre sí. En su costa este, el Océano Atlántico es más salvaje, las olas son poderosas y los acantilados rocosos mucho más empinados. Esta área es muy popular entre los surfistas que buscan la ola perfecta en sus viajes.

Al sur, punto de encuentro entre el mar Caribe y el Océano Atlántico, la hermosa laguna y su arrecife de coral es el escenario perfecto para bucear o practicar snorkel. Y es que sus más de 110 kilómetros de playas de ensueño le harán enamorarse a cada paso por la isla. Si tenemos que quedarnos con una de ellas, apunta Crane Beach: una de las playas más bellas del mundo.