Una antigua base submarina en Burdeos, convertida en un espacio de arte digital
Publicado el 30/06/2020

CulturaFrancia

Twitter Facebook 1 compartir

Durante la II Guerra Mundial, los alemanes construyeron a las orillas del río Garona, en Burdeos, un búnker en el que mantener a salvo sus submarinos. Ahora, estos 42.000 metros cuadrados de hormigón, acero y agua han sido puestos al servicio del arte para crear Les Bassins de Lumières, una de las mayores instalaciones multimedia del mundo.

Exposiciones inmersivas

Exposiciones inmersivas
© Culturespaces

Esta antigua base submarina del barrio de Bassins à Flots, en Burdeos, se ha transformado en un centro de arte digital que acoge exposiciones inmersivas. En Gustav Klimt, de oro y colores, la exposición con la que se estrena el espacio, el espectador paseará por el universo de Klimt con las proyecciones en 360º de sus obras en los muros del búnker. Paul Klee y Egon Schiele también están presentes en esta inauguración por todo lo alto.

En Les Bassins de Lumières (Las Piscinas de Luz) que abrieron sus puertas el pasado 10 de junio, los artistas juegan con la música, las luces y el reflejo de las proyecciones en el agua para romper todos los convencionalismos y crear una atmósfera absolutamente absorbente y surrealista. Los visitantes caminarán por pasarelas sobre el agua y por los muelles de las 4 piscinas, cada una de las cuales mide 110 metros de largo, 22 de ancho y 12 de largo.

Un nuevo espacio para el arte

Un nuevo espacio para el arte
© Culturespaces

Además de los grandes nombres del arte, también tienen cabida los artistas contemporáneos, cuyas exposiciones se ubican en el espacio Le Cube (El Cubo) y la música y otras artes en directo. Las Bassins de Lumières también cuentan con un espacio educativo y otro dedicado a la historia de la base submarina.

Este proyecto es la más reciente y mayor obra de Culturespace, un operador privado de gestión de monumentos, museos y centros de arte que ya cuenta con dos espacios similares en París (Le Atelier des Lumiéres) y Provenza (Les Carrières de Lumières).

A través de estas exposiciones digitales inmersivas, Culturespace busca ofrecer una manera novedosa y desenfadada de acercarse al arte. Y parece que tiene éxito porque quienes lo prueban, repiten.