• Conéctate
Cambio climático: una amenaza para los lugares de la UNESCO
Publicado el 17/12/2017

CulturaPerú

Twitter Facebook

Estado crítico. Según un estudio reciente que se presentó en la conferencia COP 23, del total de 241 sitios naturales clasificados por la UNESCO, 62 están actualmente "amenazados por el cambio climático". Un hallazgo doloroso que se ha duplicado en solamente tres años: en 2014 había 35 lugares de la UNESCO amenazados.

El Parque Nacional Everglades, las Montañas Rwenzori, el Atolón Aldabra, la Gran Barrera de Coral, Machu Picchu o el Parque de las Montañas Rocosas, ¿desaparecerán en los próximos años? Según un estudio reciente de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), las predicciones establecidas en lugares naturales están en riesgo. Y es que de los 241 sitios inscritos en la UNESCO como Patrimonio Mundial, 62 están actualmente "amenazados por el cambio climático", en comparación con los 35 que se registraron en 2014.

Este alarmante hallazgo hizo reaccionar a la directora ejecutiva de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), Inger Andersen: "El aumento y la velocidad a la que hemos visto evolucionar esta tendencia en solo tres años nos ha conmocionado y el informe advierte de que es probable que la cifra aumente".

7% de los sitios clasificados por la UNESCO, en peligro

7% de los sitios clasificados por la UNESCO, en peligro
© alexmillos/123RF

Los lugares en riesgo incluyen el Wulingyuan de China, el Parque Nacional de los Lagos de Plitvice en Croacia, la Reserva de la Biosfera de la mariposa monarca de México, el Mar de Wadden, el Parque Nacional de Los Glaciares o el Atolón Aldabra. Desafortunadamente, estos emplazamientos se enfrentan, además, con los diversos factores adversos que han nacido a consecuencias del cambio climático: el aumento del nivel del agua, la contaminación, el aumento de las temperaturas, la deforestación y otras causas que degradan el clima.

El hombre también es señalado en este caso, pues algunos sitios son tratados con negligencia y merecen una mejor gestión. "El Patrimonio Mundial identifica estas áreas, esos sitios que son los tesoros de un país en particular. Es el pináculo de un país, y el hecho de que podamos disfrutar y conocer estos sitios del Patrimonio Mundial es un privilegio. ¿Qué hacemos para asegurarnos de que las futuras generaciones gocen de los mismos privilegios?", aseguró Mike Wong, miembro de la Comisión de Áreas Protegidas de la UICN.