Las calles más bellas del mundo para disfrutar paseando
Publicado el 07/11/2018 8 compartidos

CulturaPortugal

Twitter Facebook 8 compartidos

Sabemos que eres de esos que adoran patear cada calle de la ciudad que están visitando. Nada de transporte público para ir de un punto a otro. Con las dos piernas es más que suficiente, porque en cada rincón de una calle encuentras algo mágico que plasmar en tu retina o en fotografías. Es por eso que hoy traemos un recorrido por las calles más bonitas del mundo para disfrutarlas paseando. Ponte calzado cómodo, que comenzamos.

  • Twitter
  • Facebook
  • Calles de Águeda
    Calles de Águeda

    Portugal
    Una de las mejores calles en las que pasear durante el verano. En este pueblo portugués tienen la bella costumbre de llenar las calles de paraguas para ahuyentar el pesado sol durante los meses estivales. Esta iniciativa bien merece un paseo resguardado del calor y una fotografía de recuerdo, porque las calles quedan absolutamente magníficas.

    © Nicola Colombo
  • Rua Augusta
    Rua Augusta

    Lisboa
    Una de las calles más conocidas del país y la más famosa de la ciudad portuguesa es esta avenida que mezcla con un gran encanto lo viejo y lo nuevo. Pasar por debajo de su enorme arco, que da acceso a la Plaza del Comercio, una de las más bellas de Europa, no tiene comparación. Este paseo es un auténtico must en tu visita a la ciudad lisboeta. A rebosar de turistas, encontraras a ambos lados de la calle cientos de comercios y restaurantes en los que disfrutar de la gastronomía portuguesa y saciar el apetito que crea una buena caminata.

    © tykhyi
  • Plönlein
    Plönlein

    Alemania
    Plönlein es el lugar más fotografiado de Rothenburg y sin lugar a dudas uno de los más visitados de Alemania. Esta bonita intersección, con la Sieber-Tower a la izquierda y la Kobolzeller-Tower a la derecha, sirve incluso de imagen de portada para muchas guías del país.

    Plönlein ocupa los primeros puestos en todos los rankings de las calles más bonitas del mundo, y en el nuestro no podía ser menos. Un lugar perfecto para un paseo de cuento.

    © Roman Sigaev
  • Royal Mile
    Royal Mile

    Edimburgo, Escocia
    Esta calle de Edimburgo es la más conocida y una de las más bellas. Haciendo honor a su nombre, la Royal Mile mide una milla escocesa, lo que aquí equivaldría casi a 2 kilómetros. Comunica el Castillo de la ciudad, que tiene una antigua explanada dedicada a la quema de brujas, con el palacio Holyroodhouse. Cientos de callejones, patios y bonitos edificios te esperan en un recorrido de ensueño por esta maravillosa calle, desde la Catedral de St. Giles al Parlamento Escocés.

    © Jennifer Barrow
  • Ishibe-Koj
    Ishibe-Koj

    Gion, Kioto
    El Japón antiguo, el de las calles pequeñas y las geishas caminando con sus zapatos de madera, es un sueño que aquí se hace realidad. Gion, en Kioto, es el distrito donde las calles aún no han sucumbido a la modernidad y a la tecnología de la que tanto presumen en el país nipón.

    Aquí el tiempo parece que se detiene, entre calles sencillas, estrechas, rodeadas de madera, losas de piedras y antiguos hoteles y restaurantes. Avisamos que es difícil querer volver después de pasear por un sitio como este.

    © Andrey Omelyanchuk
1