Las 5 capitales europeas olvidadas que merece la pena visitar
Publicado el 17/07/2018

CulturaLuxemburgo

Twitter Facebook

Europa esconde maravillas que para algunos son todavía desconocidas. Además, se convierten en verano en el destino idóneo para disfrutar de unas vacaciones evitando las aglomeraciones de turistas y aprovechando fantásticas ofertas en los vuelos y las reservas de hotel. ¿Te atreves a descubrir las capitales más espectaculares de Europa que no conocías?

  • Twitter
  • Facebook
  • 1. Ljubljana, Eslovenia
    © Matej Kastelic
    1. Ljubljana, Eslovenia

    La capital de Eslovenia es conocida como la perla escondida de Europa. Las pintorescas calles marcadas por diferentes períodos históricos son sin duda uno de sus mayores atractivos. Pero también lo es pasear por el casco urbano y la ribera del río, atravesar el puente del dragón y admirar el espectacular castillo y la catedral. Asimismo, puedes recorrerte el barrio de Trnovo y llegar hasta Spica, la llamada playa de Ljubiana, o visitar el Parque Tivoli que aguarda magníficos museos y galerías de arte en su interior. Y si por la noche estás animado, cenar en uno de los restaurantes tradicionales junto al río o tomar una copa en una de las famosas casas ocupadas de Metelkova puede convertirse en el plan perfecto para acabar el día.

  • 2. Belgrado, Serbia
    © Vladimir Nenezic
    2. Belgrado, Serbia

    Belgrado es una de las ciudades más antiguas de Europa, con más de 7.000 años de historia. Su nombre significa Ciudad blanca y ha sido el centro de interés de incontables imperios, como los turcos, los romanos, los bizantinos y los austríacos, por ello posee una riqueza histórica de inmenso valor. Sus barrios y sus calles dejan ver las marcas que han dejado los sucesivos conflictos bélicos a los que tuvo que enfrentarse Belgrado. Tras la Guerra de los Balcanes, las ciudades de la antigua Yugoslavia quedaron muy dañadas pero actualmente están en proceso de reconstrucción y poco a poco abren sus puertas a los turistas para mostrarles todo su encanto. Belgrado es, además, una ciudad de festivales, llegando a acoger cada año centenares, la mayoría de carácter internacional, como el Festival Internacional de Teatro BITEF o el Festival de Arte y Teconología Resonate. A pesar de la variada oferta de ocio diurno y nocturno de Belgrado, esta ciudad no es muy turística pero es precisamente aquí donde reside su atractivo. Los principales lugares de interés se encuentran muy próximos entre ellos. La fortaleza de Kalemegdan, la Catedral de Saint Sava, la Calle Knez Mihalova o el Puente de Branko son algunos de sus imprescindibles.

  • 3. Vilnius, Lituania
    © MenineNuotrauka.lt
    3. Vilnius, Lituania

    La capital lituana es uno de los secretos mejor guardados de Europa. En esta ciudad te esperan maravillas gastronómicas, como su deliciosa cerveza, y culturales, como todo su conjunto de iglesias católicas y ortodoxas. Una buena parte de las iglesias y los monumentos la encontramos en el centro histórico de la ciudad. La puerta de la Aurora nos abre paso a la Ciudad Vieja, la zona más animada, y a la famosa Capilla de la Aurora, una de las muchas que merece la pena visitar. También lo merece el antiguo ayuntamiento, de estilo neoclásico, que recuerda a los templos griegos. Por último, pero no menos importante, el barrio de la República de Uzupis, donde vivían gran parte de los judíos de Vilnius. Se trata de la zona con el ambiente más bohemio, donde es más que recomendable pasearse y descubrir las recónditas galerías de artes.

  • 4. La ciudad de Luxemburgo, Luxemburgo
    © Vichaya Kiatying-Angsulee
    4. La ciudad de Luxemburgo, Luxemburgo

    La exuberante cultura y la marcada tradición de Luxemburgo muestran el respeto de esta capital por su historia. Prueba de ello es todo el patrimonio que alberga en la ciudad: espléndidos teatros, museos y galerías que no dejan indiferente a nadie. Un ejemplo es el famoso The Grand Duke Jean Museum of Modern Art, conocido como Mudam. Son muy famosos también las Casemates du Bock, unos antiguos búnkeres llenos de historia con un extenso entresijo subterráneo de túneles de los que aún se conservan 17 kilómetros. Y junto a los búnkeres sobresalen los torreones de las Casemates Pétrusse. Ambas construcciones han sido consideradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y al salir de las casemates no olvides sacarte una foto en el lugar más fotografiado de Luxemburgo, el Balcón de Europa. Sus vistas se te quedarán grabadas para siempre en la memoria. Aunque sin duda uno de los mayores atractivos es perderse entre sus calles y cuestas y dejarse hechizar por su encanto.

  • 5. Sarajevo, Bosnia y Herzegovina
    © www.figurniy.com
    5. Sarajevo, Bosnia y Herzegovina

    Sarajevo ha sabido mantener pese al conflicto de los Balcanes su estatus de ciudad multicultural. Esta capital ocupa sin duda un lugar especial en la historia. Ha formado parte durante los últimos 100 años de hasta 6 países diferentes. Y pocas ciudades pueden presumir de ello. Además, acogió en 1984 los XIV Juegos Olímpicos de Invierno y todavía se conservan muchas de las infraestructuras donde fueron celebrados. Sarajevo es además una ciudad mucho más turística, moderna y asequible de lo que nos imaginamos. Merece la pena conocer el casco antiguo, conocido como Bascarsija, que aún conserva su herencia otomana y donde podemos recorrer pequeñas calles repletas de tiendas, cafeterías, restaurantes y comercios tradicionales que conviven en armonía con los templos religiosos. Un atractivo turístico que siempre encontrarás fotografiado en las postales es la fuente Sebilj, situada junto a un popular kiosco de madera convertido en uno de los iconos más representativos de Sarajevo. Tampoco olvides visitar el antiguo mercado de seda Brusa-Bezistan, cuyo origen se remonta al siglo XVI. Su singular tejado embovedado y las espectaculares telas y piezas artesanales te dejarán asombrado.

1

Muchas de las capitales del continente europeo son sin duda de las más espectaculares del mundo. Sin embargo, algunas han sido olvidadas y no son tan conocidas por los turistas pero en realidad esconden sorprendentes maravillas. Descubre cuáles son las cinco ciudades capitales de Europa más increíbles que nunca te habías planteado visitar y reserva tu vuelo para estas vacaciones.