• Conéctate
Castilla y sus castillos
Publicado el 14/05/2019 18 compartidos

CulturaEspaña

Twitter Facebook 18 compartidos

Ancha es Castilla y... y por eso abarca tantos castillos. A esta misma circunstancia debe su nombre, que propiamente lo indica. Esta histórica región, fue uno de los reinos medievales de la península ibérica, y durante ese tiempo se salpicó de castillos para la defensa del Reino de León en su frontera con el Islam. Son pasado y presente de nuestras villas. Han sido escenario de infinidad de guerras y testigos de innumerables acontecimientos históricos. Y a pesar de todo, su firmeza les ha hecho resistir hasta nuestros días. Es por ello que hoy se nos encapricha dar un paseo por estas edificaciones históricas de Castilla y León, tierra de caballeros, reinas y reyes, príncipes y princesas cuyas historias y leyendas permanecen aún vivas entre sus piedras.

  • Twitter
  • Facebook
  • Alcázar de Segovia (Segovia)
    Alcázar de Segovia (Segovia)

    Es uno de los castillos-palacio de finales de la Edad Media y comienzos de la Edad Moderna más distintivos de toda Europa en virtud de su peculiar forma de proa de barco. Este alcázar también uno de los monumentos más visitados a nivel nacional. Y no es para menos, ya que su belleza es digna de un cuento de hadas. Se emplaza en la Ciudad Vieja de Segovia, declarada Patrimonio Mundial de la Unesco en 1985. Los primeros restos antiguos son unos sillares de granitos similares a los del acueducto romano, lo que lleva a suponer que durante el periodo en que la ciudad fue dominada por ese imperio, ya hubo de haber una fortificación en ese emplazamiento. Por ello, en su ya bimilenaria existencia ha pasado por muy diversas etapas: castro romano, fortaleza medieval, palacio real, custodio del tesoro real, prisión de estado, Real Colegio de Artillería y Archivo General Militar.

  • Castillo de Cuéllar (Segovia)
    Castillo de Cuéllar (Segovia)

    También llamado Castillo de los Duques de Alburquerque, debido a su pertenencia a este ducado. Está considerado Bien de Interés Cultural desde el 3 de junio de 1931, debido a su buena conservación y su bella estética, en la que se conjugan diversos estilos arquitectónicos que abarcan desde el siglo XIII al XVIII, aunque los más evidentes son el gótico y el renacentista. Entre sus huéspedes más ilustres destacan reyes de Castilla como Juan I y su esposa Leonor, que también falleció en él, María de Molina, que se refugió en esta fortaleza segoviana cuando su reino la rechazaba, el escritor José de Espronceda o Arthur Wellesley, duque de Wellington que fue acuartelado en el mismo durante la Guerra de la Independencia.

  • Castillo de los Templarios (León)
    Castillo de los Templarios (León)

    También denominado castillo de Ponferrada, dada su posición. Concretamente se alza sobre una colina en la confluencia de los ríos Boeza y Sil, sobre lo que probablemente en su origen fue un castro celta, una ubicación parecida a la de otros castillos de El Bierzo. Es de estilo románico, y hacia 1178, el rey Fernando II de León cedió que los templarios establecieran una encomienda en la actual Ponferrada. En 1196, Alfonso IX de León, tras un ataque de Alfonso VIII de Castilla, en que éste último fue apoyado por los templarios, les quitó Ponferrada, para después ?y tras varias disputas- devolvérsela en 1211 a cambio de ceder a algunos castillos. Años después, con el juicio contra los templarios en Francia, se produjo la disolución de la Orden y Ponferrada pasó de nuevo a manos de la monarquía.

  • Castillo de Peñafiel (Valladolid)
    Castillo de Peñafiel (Valladolid)

    Este castillo se caracteriza por su reconocible forma de buque. Su trazado en planta posee una forma muy estrecha y alargada (unos unos 5 metros de anchura frente a 210 metros de longitud. El conjunto está defendido por una primera muralla exterior de lienzos lisos que puede datar del siglo XI y ser, por tanto, la parte más antigua de la construcción. En su lado oriental se abre una única puerta de acceso flanqueada por sendos torreones circulares y coronada por un matacán del que sólo quedan los modillones. Una segunda formación de murallas delimita el recinto interior. Está constituida por 28 cubos almenados que se intercalan equidistantemente en el prolongado cerramiento definiendo una sucesión de cortinas también almenadas y transitables en su cumbre a través de un adarve. Fue declarado Monumento Nacional en 1917.

  • Castillo de La Mota (Valladolid)
    Castillo de La Mota (Valladolid)

    Se ubica en la localidad de Medina del Campo, en una elevación de terreno que técnicamente se denomina mota, por lo que de ahí su nombre, desde la cual domina la villa y toda su extensa comarca. De este castillo partía un recinto amurallado que abrazaba la población, y del cual aún hoy subsisten algunos restos. Se construyó con el característico ladrillo rojizo típico de este zona, empleándose la piedra sólo en pequeños detalles decorativos como troneras y escudos. Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1904, y de él también se puede visitar una curiosa maqueta a escala en el Parque Temático Mudéjar de Olmedo (Valladolid). El edificio pertenece al modelo de castillos conocido como Escuela de Valladolid.

1