• Conéctate
Cinco clásicos del Viejo Hollywood para una tarde en casa
Publicado el 23/03/2020

CulturaEstados Unidos

Twitter Facebook 1 compartir

Hay películas que marcaron un antes y un después en la Historia. Las mismas cintas que las nuevas generaciones suelen resistirse a ver bajo la procrastinadora expresión de"?ya la veré cuando tenga tiempo". Si las plataformas digitales se han quedado sin opciones para ti, aquí recopilamos cinco filmes míticos para esas jornadas en las que uno ya no sabe ni qué hacer.

  • Twitter
  • Facebook
  • 1. Lo que el viento se llevó
    1. Lo que el viento se llevó

    La historia de la rebelde, caprichosa e independiente Escarlata O'Hara sigue siendo la más taquillera de la historia. Al menos, si se actualizasen los precios. Lo que si que es cierto es que, cada vez que su historia se reestrena, el cine cuelga el cartel de ?no hay entradas'. Lo que el Viento se Llevó (1939), el clásico de Margaret Mitchell, sigue enamorando más de 80 años después de su estreno. Durante las casi cuatro horas que dura, el espectador puede acompañar a sus personajes durante la época de la esclavitud sureña, la Guerra Civil Americana y la construcción de la sociedad yankee. Bien sea por la tumultuosa y épica historia de amor de Rhett y Escarlata, por la icónica Mammie (por cuya interpretación Hattie McDaniel se granjeó el primer Óscar a una persona de color) o por el increíble diseño de esta superproducción, el espectador no podrá separarse de la pantalla en toda la tarde.

  • 2. Ben-Hur
    2. Ben-Hur

    Ben-Hur (1959) es otro de esos imprescindibles del Hollywood Clásico y una de las mayores figuras del cine histórico de la época junto a Los Diez Mandamientos. En ambas películas, Charlton Heston encarna al héroe que se desespera por liberarse y llegar a una suerte de "tierra prometida", ya sea real o metafórica. De Ben-Hur sobresalen algunos errores de vestuario anacrónicos, una historia de amor homosexual que poco gustó al ultraconservador Heston y la carrera de cuadrigas más famosa de la historia. Nueve minutos y 72 caballos españoles de pura raza y tres de los nueve meses de rodaje convierten a esta escena en una de las más emocionantes de la Historia del cine. Si quieres saborear lo que era la verdadera acción antes de los tiempos de las imágenes generadas por ordenador, Ben-Hur es tu película.

  • Cleopatra
    Cleopatra

    Cleopatra (1963), a diferencia de sus dos antecesoras en esta lista, no consiguió llevarse la estatuilla de "Mejor película", pero se llevó otro mérito; el de casi precipitar a la ruina a la 20th Fox Century. Ya entrados en los 60, la televisión estaba mermando la caja de las salas de cine, ya nadie estaba interesado en las grandes producciones. Pero la Fox arriesgó y por poco salió perdiendo. Apostó dos millones al género peplum, esas películas de romanos que tan ricos les había hecho en el pasado. El filme terminó costando 44 millones, algo desorbitado en la época. Recaudó 24, convirtiéndose en la más taquillera de su época, pero sin cubrir los costes de producción. Los continuos cambios de director y protagonistas y la producción (Cleopatra llevó hasta 65 vestidos) no hacían más que engordar una factura que Elizabeth Taylor terminó de rematar al exigir pasar de cobrar un millón de dólares a siete. La glamurosa protagonista y la problemática relación de Taylor y Richard Burton dieron una publicidad increíble a la película, la cual recuperó con creces lo invertido tras vender los derechos a la televisión contra la que intentaba ganar la partida.

  • 4. Gilda
    4. Gilda

    "Los hombres se van a la cama con Gilda y se despiertan conmigo", así lamentaba Rita Hayworth su encasillamiento tras interpretar a la sensual y atormentada Gilda (1946). La actriz hispanoestadounidense alcanzó la cima de su fama con esta película negra tan escandalosa que la Iglesia española la tachó de ?moralmente peligrosa'. Y todo esto por un guante. ?Put the blame on Mame' o ?Amado mío' se convirtieron en canciones inconfundibles después de pasar por los labios de Hayworth. Celos, infidelidades, crímenes, pasión y violencia psicológica confluyen en este filme en unos escasos 110 minutos, insuficientes para llegar a comprender del todo la psicología de los personajes y sus motivaciones, uno de los mayores encantos de esta obra. Si te apetece quedarte enganchado a la pantalla, esta es tu elección.

  • 5. Un Tranvía llamado deseo
    5. Un Tranvía llamado deseo

    Vivian Leigh repite puesto en esta lista (interpreta a Escarlata en Lo que el Viento se Llevó) y comparte protagonismo con Marlon Brando en Un Tranvía llamado Deseo (1951). La adaptación de la novela de Tenesee Williams recaudó ocho veces lo invertido en ella y lanzó al estrellato a un jovencísimo Brando, quien nunca acabaría de llevar bien aquello de ser famoso. Leigh interpreta a Blanche, una mujer delicada y con problemas que visita a su hermana en Nueva Orleans. El marido de esta, Stanley, interpretado por un sobresaliente Marlon, es un joven violento y machista que acabará por minar el ya frágil espíritu de Blanche. El resto es historia o, en este caso, spoiler. Como es mejor vivirlo que contarlo, ¿qué película vas a ver esta tarde?

1