• Conéctate
5 escapadas para descubrir los paisajes otoñales en España
Publicado el 10/09/2019

CulturaEspaña

Twitter Facebook 4 compartidos

Si eres un amante de la fotografía te animamos a descubrir algunos de los destinos españoles donde observar los mejores paisajes otoñales y que arrasarán de golpe con esa crisis post-vacacional.

  • Twitter
  • Facebook
  • Selva de Irati
    Selva de Irati

    La Selva de Irati es junto con la Selva Negra uno de los mayores bosques de haya y abeto de toda Europa y en sus alrededores encontrarás el mayor exponente de los paisajes pirenaicos en Navarra. Así que si eres un amante de la naturaleza y del senderismo, no puedes perdértelo. Para llegar hasta la selva existen dos alternativas posibles. Bien acceder desde Orbaitzeta o desde Ochagavía, ambas ciudades a menos de una hora de la ciudad de Pamplona. Aunque te prevenimos de que en el interior del paraje no podrás utilizar tu propio vehículo pues está prohibido. En cuanto al alojamiento, no supone un problema ya que tienes la opción de hacerlo en la misma selva de Irati donde hay muchos hoteles, casas rurales e incluso campings. Eso sí, la acampada libre no está permitida por lo que estas obligado a ir hasta la zona de los campings. Y para hacer camping debes tener en cuenta también el tiempo que vaya a hacer. Por último y en el caso de que quieras probar algo de gastronomía de temporada, en otoño se puede disfrutar de las setas de temporada o del delicioso y perseguido "hongo beltza".

  • Parque Natural de Montseny
    Parque Natural de Montseny

    En el norte de la provincia de Barcelona encontramos este parque declarado por la UNESCO como reserva de la biosfera desde 1978. Es sin duda uno de los parques más importantes de Cataluña y una escapada ideal para disfrutar del silencio o de la buena compañía. Este acoge encinas, alcornoques y pinos carrascos que se ponen preciosos en esta época del año así que conseguirás pasar un rato muy agradable rodeado de naturaleza. De todas formas y en el caso de que no te apetezca hacer únicamente turismo de naturaleza, existe la opción de visitar el Montseny más monumental, con la entrada a las iglesias también preciosas y que te aseguran un gran día en familia.

  • Valle del Jerte
    Valle del Jerte

    El valle del Jerte es uno de los imprescindibles de Extremadura. En un viaje por esta región y sin necesidad de que coincida con la primavera y sus almendros en flor, en Cáceres, puedes encontrarte con uno de los paisajes más impresionantes del mundo. En este momento las hojas de los cerezos cambian de color creando una combinación perfecta de verdes y ocres. Además, a lo largo de los meses de otoño tienen lugar diferentes actividades culturales que forman parte de la Otoñada del Valle del Jerte. Para que no tengas problemas a la hora de buscar donde hacer noche, te avisamos de que es posible hacerlo en el valle o bien Plasencia, que dista apenas unos kilómetros.

  • Valle del Ambroz
    Valle del Ambroz

    Sin movernos de Extremadura, con montañas de más de 2.000, el Valle del Ambroz, situado al norte de la provincia de Cáceres, anima al turista a hacer senderismo, con visitas guiadas, actividades para niños y marchas en bicicleta. Además, hace 20 años que nació un festival en este lugar con el fin de potenciar el turismo de la provincia y este fue reconocido como Fiesta de Interés Turístico Nacional. Cada vez son más los que se acercan a observar los colores otoñales desde el Valle llegando a ser 25000 personas las que lo visitaron durante el pasado 2016.

  • Laguna Negra
    Laguna Negra

    Entre abruptas rocas, cascadas y bosques de pinos centenarios se encuentra la Laguna Negra, en el norte de la provincia y a sólo 50 km de Soria capital. Allí se esconden zorros, corzos y jabalíes, entre otros animales que dotan de vida este paraje natural. También merece la pena ir hasta alguno de sus miradores para observar las vistas panorámicas de la laguna. Esta laguna está acondicionada para andar y es muy accesible. Y desde allí puedes llegar andando hasta la cascada que hay justo al lado. Os aseguramos que el trayecto no es nada complicado. Por ejemplo, si decides ir desde Burgos, únicamente tienes que ir hasta Vinuesa y desde allí coger el desvío que está bien perfectamente indicado. ¡Con esto no nos queda más que desearos buen viaje!

1