Guía rápida para conocer el Valle de los géiseres de Islandia
Publicado el 23/09/2018 7 compartidos

CulturaIslandia

Twitter Facebook 7 compartidos

Visitar Islandia da la oportunidad de vivir en primera persona uno de los fenómenos naturales más sorprendentes de la naturales, la erupción de un géiser.

Un espectáculo de la naturaleza

Un espectáculo de la naturaleza
© George Koultouridis

El valle de Haukaladur es una zona de Islandia, situada en la ruta del círculo dorado, a medio camino entre el Parque Nacional de Thingvellir y las cascadas de Gullfoss. Lo que hace diferente y especial a este lugar es la cantidad de géiseres que surgen en sus tierras.
Un géiser es un tipo especial de fuente termal que emite periódicamente agua caliente y vapor al aire que se forma cuando existen depósitos subterráneos de agua caliente por la presencia de zonas termales. Estos depósitos comunican con la superficie por estrechas fisuras verticales. La presión hace el resto.

De hecho, el nombre de géiser proviene del Gran Géiser, que está ubicado en el valle de Haukadalur y que dio nombre a todos los que descubrieron después en el mundo. El nombre del valle significa en islandés valle del halcón.

Existen varios géiseres en esta zona de Islandia, pero dos de ellos son los que se llevan todo el protagonismo.

El Gran Geysir:

El Gran Geysir:
© Dennis Van De Water

Es el más antiguo de los que se conocen. Su nombre procede del islandés geysa que significa erupción, motivo por el que a partir de ahí todos los nuevos descubiertos comenzaron a conocerse con este nombre. Antiguamente, el Gran Geysir emanaba una columna de agua de 80 metros, todo un espectáculo de la naturaleza. A día de hoy podemos decir que este géiser está dormido, ya que no se sabe si por los objetos que tiraban los turistas o por productos químicos que se vertieron en sus aguas para que las emanaciones fueran más constantes, hace años que en el Gran Geysir no hay una erupción.
La última de la que se tiene constancia ocurrió durante un terremoto en el año 2000, donde el agua llegó a los 120 metros de altura. A día de hoy se puede visitar con la apariencia de una tranquila poza termal.

Stokkur:

Stokkur:
© Dennis Van De Water

El más fotografiado del valle. Emite una columna de agua y vapor que alcanza los 20 metros cada 5 o 10 minutos. Si te paras a observar el humeante agujero cubierto de agua, observarás que segundos antes de la erupción, este agua se agita, momentáneamente se produce una succión que deja a la vista el agujero del géiser para finalmente ser expulsada, primero en forma de burbuja azul y finalmente la gran explosión.

Esta área de aguas termales y geiseres atrae cada año a miles de turistas a Islandia, de la que cada día descubrimos un poco más de su impresionante naturaleza y maravillosos paisajes. Prepara ya tu siguiente viaje al país vikingo.