• Conéctate
Craco, el increíble pueblo fantasma de la provincia de Matera
Publicado el 11/09/2020

CulturaItalia

Twitter Facebook 2 compartidos

Tras un desafortunado deslizamiento de tierra que obligó a sus habitantes a su evacuación en 1963, el pueblo abandonado de Craco se ha convertido en un auténtico atractivo turístico entre los visitantes de la región italiana de Basilicata, debido a su siniestra belleza que ha inspirado a varios directores cinematográficos italianos y extranjeros para la realización de célebres producciones como "El sol también sale de noche" (1990) de Paolo y Vittorio Taviani, o La Pasión de Cristo (2004).

Craco, la aldea fantasma más famosa de Italia

Craco, la aldea fantasma más famosa de Italia
© 123 RF

Localizado en la provincia de Matera, en la región de Basilicata, Craco es un lugar que no puede faltar en la hoja de ningún viajero que visite el antiguo territorio histórico de Lucania. Y es que este pueblo fantasma es frecuentemente incluido entre los lugares abandonados más hermosos del planeta.

El éxodo de sus habitantes se produjo en el año 1963 a raíz de un deslizamiento de tierra que destruyo varias viviendas, dejando fuertemente tocada la estructura de muchas otras. Tras esto, los vecinos del municipio se trasladaron a la cercana localidad Craco Peschiera, quedando así completamente abandonado a partir de 1975. Pero a pesar de ello, el encanto y la belleza de Craco resulta innegable, hasta el punto de servir de escenario de numerosas películas y otras producciones audiovisuales.

Entre ellas destacan "King David" (1985) de Bruce Beresford, "La Luca" (1996) de Gabriele Lavia, "Terra Bruciata" (1999) de Fabio Segatori, y "La Pasión de Cristo" (2004) de Mel Gibson, quién rodó la escena del ahorcamiento de Judas en sus dominios.

Un pueblo con una convulsa historia

Un pueblo con una convulsa historia
© 123 RF

La estructura de la aldea revela un pasado importante como punto estratégico-militar durante el reinado de Federico II. Pero además, los historiadores han encontrado diferentes pistas que demuestran que Craco fue una de las localidades de Lucarnia involucrados en el fenómeno del bandidaje. De hecho, se documentan episodios de ataques de bandas durante la década napoleónica, que saquearon y mataron tanto durante la invasión napoleónica de 1807 como durante las revueltas posteriores a la unificación de Italia.

Si deseas visitar este encantador pueblo abandonado, lo más lógico es comenzar en Craco Peschiera, la localidad a la que se mudó la mayor parte de los habitantes de Craco. Tras recorrer un camino plagado de curvas bastante cerradas--que la oficina de turismo recomienda realizar en bicicleta para poder disfrutar del paisaje--y haber llegado a los pies del pueblo, tendrás la posibilidad de seguir una visita guiada por una ruta segura, que permite caminar por la calle principal del pueblo hasta llegar a lo que queda de la antigua plaza principal, y entrar en el núcleo del pueblo fantasma.

Cómo visitar Craco

Cómo visitar Craco
© 123 RF

Una vez dentro, notarás inmediatamente algunos palacios nobles. Localizado junto a la iglesia, el Palazzo Grossi, con sus frescos con motivos florales, no te dejará indiferente. A pocos metros se encuentra el Palacio Carbone, un edificio de finales del siglo XV con una entrada monumental. En el siglo XVIII, el palacio fue renovado y ampliado. Justo al lado de lo que fue el Palacio Maronna apreciarás lo que los lugareños llaman el "castillo", cuya puerta de entrada y torre original todavía se conservan.

Craco se encuentra exactamente entre los Apeninos Lucanos y el Mar Jónico, gozando de una geolocalización perfecta para quieran combinar en el mismo viaje mar y montaña. Por lo que si estás planificando una última escapada vacacional por la hermosa región de Basilicata antes de que termine el verano, te animamos encarecidamente a incluir este mágico lugar en tu itinerario.