• Conéctate
13 curiosidades sobre Lisboa que te dejarán boquiabierto
Publicado el 15/11/2018

CulturaPortugal

Twitter Facebook 7 compartidos

Lisboa ha sido reconocida como una de las mejores citybreak del mundo. Su caprichosa orografía, sus sugerentes miradores y el encanto indescriptible de sus barrios y paisajes han provocado un profundo interés en esta redacción y por esta razón hemos decidido escribir sobre las curiosidades de la hermosa ciudad de Lisboa para que consigamos todavía más enamorarnos de ella.

  • Twitter
  • Facebook
  • <b>Los icónicos tranvías amarillos</b>
    Los icónicos tranvías amarillos

    Siempre que nos imaginamos la ciudad de Lisboa, capital de Portugal, nos vienen a la mente su icónico tranvía amarillo. Fueron inaugurados en Lisboa en el año 1901 e importados de Estados Unidos. Se conocían como coches eléctricos o los amarelos (los amarillos). También hay quienes les llamaban los americanos en referencia a su origen. Los tranvías eléctricos representaron un gran progreso en el transporte de la ciudad pues sustituyeron a los antiguos carruajes de caballos que servían para desplazarse y subir las acentuadas cuestas de la ciudad.
    Línea 28
    La primera línea fue la 28 que va desde Graça a Prazares atravesando los barrios de Estrela, Baixa, Chiado y Alfama. Desde esta línea podrás visitar lugares tan emblemáticos como la Catedral, el Mirador Portas do Sol y el Castillo de San Jorge.

  • <b>Lisboa y el <i>Street Art</i></b>
    Lisboa y el Street Art

    Cuando camines por las calles de Lisboa, párate a contemplar los impresionantes murales de Street Art que adornan contenedores, muros y fachadas de edificios abandonados. Lisboa es, según el Huffington Post, una de las ciudades más interesantes del mundo del arte urbano y muchos artistas portugueses que han llenado Lisboa de graffitis están entre los más reputados del planeta. Un plan que no te puedes perder en Lisboa es precisamente la ruta por las creaciones de Street Art y la Galería de Arte Urbano.

  • <b>¿Sabías esto de sus puentes?</b>
    ¿Sabías esto de sus puentes?

    Nosotros también nos hemos dado cuenta del parecido razonable entre el Puente 25 de Abril y el Golden Gate de San Francisco. Resulta que esta solemne construcción de 1966 fue en un principio llamada Puente de Salazar en honor al actual dictador en ese momento de Portugal, António de Oliveira Salazar. No fue hasta 1974, con la Revolución de los Claveles o Revolución del 25 de Abril que adoptó su actual nombre en honor a la nueva democracia y a la libertad. Pero si hay un motivo por el cual puente 25 de Abril despierta tanto interés es por su semejanza con el Golden Gate americano. El porqué de tanta similitud se debe en primer lugar a que la construcción de ambos puentes fue dirigida por la misma empresa de ingeniería. La estructura es prácticamente la misma ya que tanto Lisboa como San Francisco son dos ciudades son un índice de riesgo sísmico elevado y ambos están construidos en acero y pintados del mismo color rojo para prevenir la oxidación. Ambos puentes son dos iconos innegables de sus respectivas ciudades. No obstante, en Lisboa se encuentra otro puente dispuesto a hacerle sombra. Se trata del Puente Vasco da Gama y es, con más de 17 kilómetros de longitud, el puente más largo de toda Europa, que además inauguraron 16.500 personas comiendo una rica feijoada.

  • <b>El terremoto que arrasó la Baixa</b>
    El terremoto que arrasó la Baixa

    La mañana del Día de Todos los Santos de 1755, un gran terremoto de magnitud 9 y el tsunami que le siguió sorprendieron a los lisboetas arrasando gran parte de la ciudad, especialmente la zona conocida como Baixa, que quedó totalmente derruida. En esta catástrofe perdieron la vida más de 50.000 personas, una quinta parte de la población de aquel entonces. Este seísmo marcó la historia de Lisboa.

  • <b>Los <q>calceteiros</q> o magos de la piedra</b>
    Los calceteiros o magos de la piedra

    El mosaico portugués que cubre las calles de Lisboa fue inspirado en las calzadas romanas. Los encargados de este fantástico adoquinado son los llamados calceteiros o magos de piedra, que llevan ejecutando este oficio desde hace más de dos siglos. En los años 30 existían alrededor de unos 400 calceteiros, hoy tan solo quedan una quincena. Asimismo, se cree que tras el terrible terremoto el Marqués de Pombal ordenó reutilizar los escombros de los edificios derrumbados y reconvertirlos en adoquines para asfaltar las aceras. Por lo que andar por las calles de Lisboa tiene un significado más que especial. Y si vas a hacerlo, no te olvides ese día ponerte zapatos cómodos.

1