• Conéctate
Una declaración de salud, así es una de las medidas de Iberia contra el coronavirus
Publicado el 06/07/2020

TransporteEspaña

Twitter Facebook 1 compartir

En el documento que deberán firmar los pasajeros, se comprometen no solo a no tener un diagnóstico confirmado de la enfermedad, si no a no presentar síntomas y a no haber estado en contacto con portadores del COVID-19. Y esta no es la única medida nueva contra el virus.

La nueva normalidad en los vuelos

La nueva normalidad en los vuelos
© 123RF

Cada aerolínea tiene sus métodos para prevenir contagios a bordo. Algunas miden la temperatura de sus pasajeros, otros implementan la tarjeta de embarque electrónica y otras limitan el número de acompañantes en el aeropuerto. A estas medidas, Iberia suma una declaración de salud para que los pasajeros confirmen que no tienen coronavirus. Se trata de un documento que los viajeros deberán firmar mediante un clic justo antes de la facturación.

Según esta condición, se comprometen a embarcar sin tener síntomas de coronavirus, sin tener un diagnóstico de la enfermedad y sin haber estado en contacto con personas portadoras. Aunque pueda parecer una medida extraña, lo cierto es que Iberia está siguiendo una de las recomendaciones de las agencias europea y española de Seguridad Aérea (EASA Y AESA) y del Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC).

Medidas a bordo

Medidas a bordo
© 123RF

Además de esta declaración, en los aeropuertos se vigilará que se guarde la distancia mínima en las colas y se están empleando productos específicos para desinfectar todas las instalaciones. Durante el acceso y la estancia en la aeronave es obligatorio el uso de mascarilla para todos los mayores de seis años.

Ya a bordo, se recomienda facturar el equipaje de mano para evitar manipulaciones innecesarias. La mayoría de las aerolíneas han implementado ya este servicio de forma gratuita. Otro de los cambios que afectarán a la forma se volar es la supresión de la venta a bordo y las revistas, aunque no será así con el caso de las mantas y las almohadas, que seguirán presentes, pero serán higienizadas antes de su uso.