• Conéctate
Descubre Cáceres, la ciudad en la que los edificios te cuentan la historia
Publicado el 16/07/2019

CulturaEspaña

Twitter Facebook 107 compartidos

Viajar a Cáceres es pasear por los restos que dejaron los antiguos habitantes de la Península Ibérica sin ni siquiera tener que hacer uso de la imaginación. Calles, edificios y monumentos de esta ciudad aún guardan el olor de siglos pasados, teniendo el privilegio de ser una de las ciudades mejor conservadas de toda Europa. Tanto los amantes de la historia como aquellos que acuden alentados por el boca a boca, descubrirán que Cáceres es un paraíso medieval cuya belleza reside en cada uno de sus rincones, incapaz de dejar indiferente a ninguno de los muchos visitantes que cada año descubren por primera vez esta ciudad, ¿hacemos un viaje a Cáceres?

Olvidada en el tiempo

Olvidada en el tiempo
© TONO BALAGUER/ 123rf

La ciudad de Cáceres fue declarada Monumento Nacional en 1949 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, y no es para menos debido a la gran multitud de monumentos que esta ciudad posee, y siendo uno de los conjuntos monumentales más bellos y mejor conservados de toda Europa. En su centro histórico no te resultará difícil encontrar restos romanos y almohades, así como también palacios emblemáticos, casas señoriales y edificios nobles con el más puro estilo renacentista. Su casco antiguo es uno de los mejor conservados de todo el país, por lo que posiblemente los viajeros tendrán la sensación de que han quedado perdidos en el tiempo.

El hecho de que Cáceres es una de las ciudades más bonitas de España no lo pone en duda ninguna de las personas que han visitado esta ciudad alentados por la curiosidad. La ciudad de Cáceres, declarada Monumento Nacional en 1949 y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1986, es uno de los lugares cuyos monumentos y calles tienen una conservación envidiable. El casco histórico de Cáceres es como una pequeña isla de piedra, en la que el color ocre inunda cada una de sus calles. La temprana ocupación humana en este territorio ha propiciado que en estas tierras se hayan encontrado incluso pinturas rupestres paleolíticas en la cueva de Maltravieso, guardando así entre sus muros un tesoro del que no todos los municipios pueden presumir.

Consulta el tiempo en Cáceres

Calles llenas de encantos

Calles llenas de encantos
© fosterss/ 123RF

Pasear sin prisa es la mejor forma de conocer Cáceres y los grandes secretos que esconde. La Ciudad Vieja de Cáceres es posiblemente la parte más importante del conjunto histórico que se encuentre en el recinto intramuros, conservando básicamente la misma estructura que hace siglos. Uno de los puntos por los que todo viajero pasa durante su visita a Cáceres es la Plaza Mayor, la cual es uno de los puntos claves en la vida de los cacereños, siendo uno de los lugares principales en los que se reúnen. Allí, se pueden encontrar diversos bares, restaurantes y terrazas en los que probar una de las muchas delicias extremeñas de las que hablamos en el artículo Descubre los platos típicos en España según la comunidad autónoma (II), o donde simplemente sentarse a contemplar los encantos que envuelven una de las plazas más ilustres de toda Extremadura.

Muchos de los edificios que componen esta plaza son hoy en día el lugar de ocupación de algunas de las instituciones públicas, como es el caso del Ayuntamiento de Cáceres, una construcción de estilo clasicista que data del siglo XIX. Uno de los símbolos capaces de diferenciar esta plaza de cualquier otra es la Torre de Bujaco (que alberga en la actualidad un centro de interpretación sobre el pasado de la ciudad), la cual lleva vigilando la ciudad desde el siglo XII. Adosada a esta torre se puede ver la Ermita de la Paz, del siglo XVIII. Además, existe también la posibilidad de ir desde esta torre hasta la Torre de los Púlpitos, pasando por encima del Arco de la estrella (otra de las grandes maravillas de esta ciudad). Se trata de la única torre que fue construida por los cristianos tras la toma definitiva de la ciudad, ya que las restantes formaban parte de la muralla almohade.

Déjate impresionar desde lo alto

Déjate impresionar desde lo alto
© Ruben Martinez Barricarte/ 123RF

La Plaza Mayor guarda otras muchas maravillas arquitectónicas, como el Foro de los Balbos, el lugar donde se encontraba una de las puertas de acceso a la ciudad romana. El legado de los Reyes Católicos también llegó a esta ciudad, en el pilar de San Francisco (adosado a la muralla) se encuentran los diferentes escudos de la ciudad y de los reyes Católicos. Otra de las torres que coronan esta ciudad es la Torre de la Hierba o también conocida como Torre de la Yerba, construida antes de que los cristianos conquistasen la ciudad, así como la Torre del Horno, construida en la Plaza de las Piñuelas. Una de las mejores formas de descubrir cómo eran por dentro los palacios señoriales es recorrer el palacio de Carvajal, en el que los turistas podrán visitar el centro de interpretación turístico sobre la provincia de Cáceres, en el que podrán conocer un poco más a fondo esta provincia.

Muy cerca de la Plaza Mayor, en la Plaza de Santa María, se pueden encontrar diversos lugares que visitar. El Palacio del Mayoralgo, el cual se sitúa justo enfrente del Palacio de Hernando de Ovando (en el cual residía una de las familias más importantes de Cáceres) y el Palacio de los Golfines de Abajo, donde se establecían los Reyes Católicos durante sus visitas a la ciudad. Si hay algo de lo que no carece Cáceres es de plazas de gran importancia, por lo que otro de los lugares a los que tendrás que ir durante tu visita será a la plaza de San Mateo, donde se encuentra el Palacio de las Veletas, lo que hoy en día constituye el Museo Provincial. Asimismo, en este lugar también podrás deleitarte contemplando la Casa de las Cigüeñas y el Convento de San Pablo.

A pesar de que tras la conquista cristiana de Cáceres, se destruyó en gran parte la ciudad islámica, si te interesa la cultura musulmana, Cáceres también es el lugar ideal para ti. Esta ciudad acoge la Casa Museo Árabe Yusuf al Burch, un edificio del siglo XII que consta de varias salas repletas de todas sus estancias repletas de objetos, tanto de adorno como de huso habitual. Capaz de llevarte a otra época, constituye uno de los lugares imprescindibles que visitar si decides pasar unos días en esta ciudad.

Fuera del recinto amurallado se encuentran dos grandes templos que también constituyen unas de las visitas imprescindibles: el de Santiago y el de San Juan. Si tienes tiempo suficiente y no te importa alejarte un poco del centro, están el museo de Historia y cultura Casa Pedrilla, el cual obras de autores e intelectuales cacereños de los siglos XIX y XX. El arte ecuatoriano también ha llegado a esta ciudad, pues el Museo de Oswaldo Guayasamín guarda obras de este artista de Ecuador. El centro de interpretación de la cueva de Maltravieso y el complejo cultural San Francisco son otros de los lugares más destacables de la ciudad. El santuario de la Virgen de la Montaña, a dos kilómetros de Cáceres, se sitúa sobre un peñasco montañoso, en el que además de unas vistas de ensueño disfrutarás de atardeceres emblemáticos a la vez que respiras el aire más puro.

Cáceres es una de las ciudades españolas que mejor conserva el patrimonio cultural y artístico que dejaron otras civilizaciones en las épocas anteriores, algo que se deja entrever en cada una de las calles que componen la ciudad. Viva, emblemática y auténtica son algunos de los adjetivos que mejor podrían definir una ciudad como Cáceres, uno de los destinos imprescindibles para conocer mejor cómo fue España en años anteriores.