Publicado el 05/09/2022

#Cultura #Georgia

Descubre Georgia a través de estas nueve especialidades culinarias

Además de su rica cultura milenaria, de su impactante patrimonio histórico y de sus singulares paisajes, la gastronomía es otro de los principales atractivos turísticos de este pequeño estado del Cáucaso. Así pues, las influencias asiáticas, orientales y occidentales de los diferentes pueblos que han poblado este territorio dotan a la cocina georgiana de una gran variedad de platos diferentes que sorprenden y deleitan a los viajeros de todo el mundo. Te invitamos a descubrirlo a través de estos nueve productos y recetas que seguro no te dejarán indiferente.

En Georgia, al igual que en otros países como Grecia o Turquía, cuando se come con la familia o los amigos, es costumbre pedir varios platos y colocar todo en el centro para que los comensales puedan probar un poco de cada. En los platos de carne y verduras abundan el cilantro, el estragón y la granada, lo cual es importante destacar, porque no a todo el mundo le gusta el sabor acre de estas dos hierbas.


Son muy típicos los platos con salsa de nueces, una de las preparaciones más significativas de la gastronomía nacional georgiana. Entre los platos calientes preparados con salsa de nueces, el más famoso es el "Satsivi", que se prepara con pavo o pollo frío, un plato que es tradicionalmente consumido durante las celebraciones del Año Nuevo ortodoxo, el cual tiene lugar dos semanas después del Año Nuevo católico.

Adzharski Khachapuri

Adzharski Khachapuri

© Shutterstock

El khachapuriadzharski khachapuri es el plato tradicional más famoso de Georgia. Podría definirse como la versión oriental de nuestra querida pizza, y es vendido tanto como comida callejera en quioscos o panaderías  como plato principal en restaurantes. Este tipo de pan es preparado de muchas maneras diferentes según las tradiciones de sus distintas regiones. Generalmente suele contener varios tipos de queso fresco o condimentado, huevos, hierbas y otros ingredientes que le convierten en un bocado delicioso. Es muy fácil de reconocer gracias a su característica forma de barquito, y es uno de los principales símbolos de la Barbaroba, una importante festividad religiosa ortodoxa en honor a Santa Bárbara.

Kharcho

Kharcho

© Shutterstock

El Kharcho es la sopa tradicional más característica de Georgia. Esta se presenta como un sabroso guiso estofado elaborado principalmente con carne de vacuno y fuertemente especiado, en el que habitualmente también son incorporados el arroz y diferentes verduras. La receta tradicional emplea ciruelas secas y nueces molidas. En ocasiones también es preparado con carne de cordero. 

Soko

Soko

© Shutterstock

La cocina georgiana incluye una gran variedad de carnes guisadas, pero los vegetarianos estarán encantados de poder degustar con estas setas al horno rellenas con queso sulguni y servidas en un cuenco de cerámica.


La importancia de la comida y la bebida en la cultura georgiana se pone de manifiesto durante festividad del Supra, en la que se prepara un gran surtido de platos, siempre acompañados de un gran número de vinos, y que pueden durar horas.


En los países de la antigua Unión Soviética, la comida georgiana es bastante popular gracias a la diáspora de georgianos en estos países, especialmente en Rusia. De hecho, hay muchos restaurantes georgianos en las grandes ciudades rusas, y los restaurantes rusos también suelen incluir platos georgianos en sus menús.

Khinkali

Khinkali

© Shutterstock

Estas bolas de masa, que pueden llegar a tener el tamaño de un puño, son un tipo de bocadillo muy suave y sabroso que se puede pedir en cualquier parte del país. Suelen estar rellenos de carne ligeramente especiada y caldo o verduras.

Tabaca de pollo

Tabaca de pollo

© Shutterstock

Lo primero que hay que saber sobre este plato es que no tiene nada que ver con el tabaco. Esta popular preparación tradicional es cocinada en una sartén y es tan famoso que podemos encontrar diferentes variaciones en diversos menús europeos y asiáticos.

Mtsvadi

Mtsvadi

© Shutterstock

Estas brochetas de ternera, cordero o cerdo --en función de la región-- son cocinadas a la leña y adornadas con cebollas finamente picadas y zumo de granada, añadiendo de este modo un toque ácido a la preparación.

El vino georgiano

El vino georgiano

© Shutterstock

Si sientes pasión por el vino y entiendes algo de vinos internacionales, seguramente hayas odio hablar de la alta calidad de los vinos georgianos. Y es que su producción vinícola es tan singular que ésta fue incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO en el año 2013. Los vinos de Georgia también están vinculados a la tradición de religión cristiana, ya que según cuenta la leyenda, San Nino utilizó una cruz hecha con sarmientos de vid para convertir al rey de la Iberia asiática (no confundir con nuestro país) en el año 327 d.C, convirtiéndose en uno de los grandes símbolos del cristianismo georgiano.


Los vinos de Georgia son conocidos en todo el mundo por las  características ánforas--llamadas kvevri o churi--utilizadas por los campesinos para su producción y conservación, una práctica transmitida durante siglos en esas zonas y retomada por primera vez en Italia por las bodegas Gravner.

Granadas

Granadas

© Shutterstock

Georgia es el mayor productor de granadas del mundo. Con tanta disponibilidad, no sorprende a nadie que la granada sea uno de los ingredientes típicos más utilizados en la cocina georgiana. 

Churchkhela

Churchkhela

© Shutterstock

El churchkhela es el dulce tradicional georgiano. Se elabora con nueces, avellanas, almendras, semillas de calabaza limpias y diversos frutos secos, que se ensartan en un hilo y se sumergen repetidamente en zumo de uva o de mora muy condensado. La longitud canónica de una churchkhela es de 25-30 cm, y el diámetro de la vaina varía de 1,5-4 cm. La mezcla del zumo condensado y los frutos secos presenta un agradable sabor dulce. Una vez finalizado, la consistencia del producto o es suave, firme y elástica.


Esperamos que os haya gustado este pequeño viaje culinario y que os sirva de argumento para que apostéis por Georgia como vuestro próximo destino de viaje.