• Conéctate
Descubre Plovdiv: Capital Europea de la Cultura 2019
Publicado el 22/03/2019

CulturaBulgaria

Twitter Facebook

La cultura europea mira hacia el Este, en concreto hacia Plovdiv, una ciudad búlgara que a pesar de no ser muy conocida, tiene mucho que ofrecer. Sus más de 6000 años de asentamiento humano continuo lo atestiguan a través de los vestigios que aún hoy se conservan y que han convertido a esta ciudad en un auténtico museo al aire libre. Desde ruinas romanas que aún hoy se están desenterrando, hasta influencias otomanas, pasando por la típica arquitectura búlgara del Renacimiento Nacional. Todo tiene cabida en Plovdiv. Descubre de nuestra mano todo lo que ofrece esta ciudad y las razones por las cuales ha sido elegida Capital Europea de la Cultura 2019.

  • Twitter
  • Facebook
  • Remotos orígenes
    Remotos orígenes

    Plovdiv es una de las ciudades más antiguas del mundo. Su historia se remonta 6.000 años atrás, mucho antes que Atenas o Roma. Tracios, romanos, eslavos, búlgaros y otomanos dejaron su rastro en esta ciudad a lo largo de los siglos. Y una confluencia de todos estos antiquísimos pueblos ha dado como resultado la riqueza de su cultura y de su arquitectura, que aún presenta muchos vestigios de aquellas eras pasadas. Su espléndido anfiteatro, es uno de ellos.

  • Enclave perfecto
    Enclave perfecto

    Es la segunda ciudad más poblada de Bulgaria, después de la capital, Sofia, y se edificó en las tierras bajas de Tracia, a la orilla del río Maritsa y de las siete colinas, de las cuales una -Markovo Tepe- desapareció, y que se alzan sobre Plovdiv como grandes jorobas. Un enclave incomparable. Y unas vistas desde cualquiera de sus colinas que son realmente dignas de ser apreciadas al atardecer, en el momento en que coincide que el cielo aún no se ha apagado y todo el alumbrado comienza a encenderse. La mejor colina para contemplar la puesta de sol es la más alta de todas ellas, Dzhendem Tepe, a 307 metros, ya que además está cubierta de bosque. Pero si no, no tienes tiempo, siempre puedes subir a la colina Nebet Tepe, que forma parte del casco histórico.

  • Teatro romano
    Teatro romano

    Es la atracción turística más famosa de la ciudad. Era un antiguo recinto dedicado a representaciones teatrales que fue levantado en la Antigua Roma hace 2000 años, en lo que hoy es el centro de la ciudad, durante el gobierno del emperador Trajano (98-117 d.C.). Se encuentra en el costado de la colina Taksim Tepe, y cabe apuntar que, al bajar por su pendiente, las vistas sobre la ciudad y las montañas de Ródope que las arropan, son asombrosas. Precisamente fue descubierto en la década de los setenta tras un deslizamiento de tierra en la colina. Daba cabida a entre 5000 y 7000 espectadores y aún hoy en la actualidad continúa en uso gracias a su increíble estado de conservación -uno de los mejores y más completos del mundo-, fruto de una cuidadosa restauración. A pesar de ello, ésta es una de las ruinas romanas menos visitadas. La tarifa de entrada es de 2,50 euros (7,50 euros si coges el pack que incluye otras cinco visitas). Aprovecha la oportunidad y planea tu viaje coincidiendo con algún concierto, obra de teatro o incluso la proyección de una película, en verano. Te aseguramos que disfrutar de un espectáculo en este marco será una experiencia memorable ¡Sentirás que has retrocedido en el tiempo!

  • Sus templos
    Sus templos

    Plovdiv cuenta con numerosas iglesias. La iglesia de San Konstantin y Santa Elena, la catedral de la Asunción de la Santísima Madre o la Iglesia Metropolitana de Santa Marina. Todas de merecida visita, pero la más destacada entre todas ellas, es la iglesia de la Sagrada Madre de Dios. Está situada en el casco antiguo de Plovdiv, en las ruinas de las antiguas murallas de la fortaleza de la ciudad, en concreto en la colina de Nebet Tepe. La distinguirás bien por su distintivo color amarillo. La iglesia original databa del siglo IX, pero fue destruida cuando los turcos otomanos conquistaron la ciudad en 1371, en el curso de las guerras búlgaro-otomanas. El edificio actual fue construido en 1844 como la iglesia principal de la ciudad. En 1881, tres años después de la Liberación de Bulgaria, se construyó un campanario abovedado de tres pisos cerca de la entrada occidental de la iglesia. En el mismo, hay una inscripción que dice En memoria de los libertadores, como agradecimiento de los ciudadanos a los soldados rusos que liberaron la ciudad el 4 de enero de 1878.

  • Mezquita Dzhumaya
    Mezquita Dzhumaya

    La ocupación otomana de Bulgaria dejó una huella visible en la arquitectura de algunas de sus ciudades, y Plovdiv no es una excepción. La mezquita Dzhumaya es el vivo ejemplo de ello. Después de que tomaran la ciudad en el siglo XIII, construyeron esta mezquita sobre la parte superior de una catedral que allí antes se ubicaba. Después de un par de cientos de años, este edificio se actualizó durante el reinado del sultán Murad II, y es lo que podemos contemplar hoy. Es la única mezquita que queda en pie en Plovdiv. Su entrada es gratuita, y se requiere vestimenta modesta, aunque a la entrada están provistos de prendas para quien no tenga la ropa adecuada, y desee acceder al templo.

1