Putrajaya, la ciudad jardín inteligente creada desde cero
Publicado el 06/12/2018 2 compartidos

CulturaMalasia

Twitter Facebook 2 compartidos

Cerca de Kuala Lumpur, a tan solo una treintena de kilómetros, se ha creado una ciudad inteligente y sostenible, que sirve de exhibición para el país de Malasia. Creda y planificada desde cero, Putrajaya es una visita obligada para entender la modernización de la cultura árabe en esta parte del mundo

El nacimiento de Putrajaya

El nacimiento de Putrajaya
© Teoh Chin Leong

Es entre la década de 1980 y 1990 cuando dentro del seno del gobierno de Malasia surge la idea de crear una ciudad administrativa donde trasladar todas las instituciones gubernamentales y así descongestionar a la capital del país, Kuala Lumpur.

El objetivo principal de Putrajaya es ser desarrollada como una ciudad eficiente e inteligente, bien planificada, agradable y amigable con el medio ambiente, a la vez que proporcionar comodidad y seguridad a sus habitantes. Así es como surge el apodo de ciudad jardín sostenible.

Más del 30% de la ciudad administrativa, que cubre una extensión de casi 5 mil hectáreas, está dedicada a parques, jardines botánicos y a enormes espacios verdes y abiertos. Cuenta con 200 hectáreas de humedad artificial y un lago de 400 hectáreas. La ciudad está rodeada de agua y está conectada entre sí a través de hermosos puentes.

La arquitectura es de estilo árabe pero modernizada, incorporando elementos tradicionales del imperio mogol (estilo característico del Taj Mahal) y de la decoración islámica.

La arquitectura de Putrajaya

La arquitectura de Putrajaya
© Muhammad Hafizzuddin Baharin

Esta moderna y tecnológica ciudad es el ejemplo más claro de una ciudad musulmana pero adaptada a los nuevos tiempos.

En ella se encuentran todos los edificios gubernamentales del país, la Casa Real y uno de los edificios más maravillosos que existen en Malasia, la Mezquita Putra, con capacidad para 15.000 personas.

Otro de los lugares que no pueden faltar en una visita por Putrajaya es Perdana Putra, el complejo donde se encuentra la Oficina del Primer Ministro, de una enorme belleza arquitectónica y de entrada libre.

También merece la pena una visita al puente Seri Wawasan, al Centro Internacional de Convenciones de Malasia, desde donde se obtiene una panorámica increíble del centro de la ciudad, o al puente Seri Gemilang.
Es una ciudad de auténtica exhibición donde los edificios que se han creado, se han hecho a lo grande.

La Mezquita Putra

La Mezquita Putra
© Muhamad Mizan

Como curiosidad, el nombre de la ciudad proviene del indonesio, en el que putra significa hijo. En el caso de la ciudad, la traducción correcta sería príncipe. Por su parte, jaya se traduce como éxito, por lo que el nombre de la ciudad viene a significar príncipe exitoso.

Teniendo en cuenta la planificación y la dedicación con la que se creó la ciudad, que esperan se convierta en la capital del país en unos años, no es de extrañar el nombre que le otorgaron.

Pegada a Putrajaya se encuentra Ciberjaya, otra ciudad que aún está en proceso de desarrollo pero cuya idea principal es que se convierta en el próximo Silicon Valley. Esta segunda ciudad se creó como centro de tecnología global para empresas de TI (tecnología de la información). Tal es el desarrollo que está llevando a cabo esta ciudad malasia que hasta Bill Gates tiene aquí sus oficinas de Microsoft.