Publicado el 24/04/2019

#Cultura #Japón

Descubre los sabores tradicionales del país del Sol Naciente en 19 sabrosos platos

Qué Japón es un país para comérselo no es ningún secreto. De hecho, la cocina tradicional nipona o washoku fue la primera en ser declarada Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2013. Por ello, te invitamos a realizar un delicioso recorrido gastronómico por algunos de sus platos más populares que harán las delicias de los amantes de la buena mesa que visiten el archipiélago.

1. Sukiyaki

Ya sea en animes, películas o libros, seguro que alguna vez has oído hablar del sukiyaki. Y que conste que no nos referimos a la popular canción pop de los años 60 interpretada por Kyu Sakamoto, sino al plato tradicional japonés preparado al vapor elaborado a base de finos trozos de carne de res, tofu, cebollino, col, setas y fideos gelatinosos, cocidos a fuego lento en un caldo preparado con una mezcla de salsa de soja, azúcar, sake y mirin. Sana y muy nutritiva, está popular receta conoce diferentes variaciones en función de la región, pudiéndose encontrar versiones con carne de cerdo en Hokkaid? y Niigata, vegetarianas o con huevo. Si próximamente vas a viajar al país del Sol Naciente, el sukiyaki es uno de los manjares nipones que no pueden faltar en tu menú. - © H.LEITNER / 123 RF

2. Tempura

La tempura es el tipo de fritura más popular del archipiélago japonés. Esta se realiza especialmente con verduras y mariscos, aunque también existen preparaciones de este tipo a base de carnes blancas y pescados. Al parecer, la tempura llegó al archipiélago nipón a finales del siglo XVI de la mano de los misioneros españoles y portugueses, que en su afán evangelizador introdujeron la costumbre consumir pescados y verduras durante la cuaresma. El tamaño de las piezas de tempura ha de permitir que éstas puedan ser consumidas de un solo bocado, y nunca deben ser fritas durante más de tres minutos para mantener su característica textura crujiente sin que la masa se queme. A la hora de comer, las piezas son servidas junto a varias salsas como la tradicional tentsuyu, hecha a base de caldo, salsa de soja y sake dulce al que se le añade jengibre rallado, ralladura de rábano y especias. Si te apetece preparar esta deliciosa receta en casa, te enseñamos como hacerlo en el siguiente enlace. - © 123 RF

3. Sushi y sashimi

Sin duda, el sushi y el sashimi son los platos japoneses más conocidos y consumidos fuera de las fronteras nipones. Estéticos y sabrosos, los popularmente conocidos como maki (makizushi) han seducido los paladares de los comensales de todo el mundo, como también lo han las finas lonchas de pescados crudos como atún, salmón o dorada, entre otros, denominadas sashimi. El universo del sushi es muy rico y variado, pudiéndose encontrar diferentes variedades en función de su composición y/o tamaño. Los dos ingredientes fundamentales son el arroz y las láminas de alga nori, si bien es verdad que este último elemento no está presente en algunos de ellos como los clásicos nigirizushi. En cuanto a los ingredientes, las combinaciones son casi ilimitadas, yendo desde los clásicos pescados y mariscos, a otros elementos más exóticos como las huevas, el erizo de mar, la anguila o el pulpo; además de verduras como el pepino, crustáceos, mariscos, huevos, tofú y carnes. A la hora de degustar, basta con mojar un poco la parte del pescado (o el elemento que sea) en salsa de soja y agregarle un poquito de wasabi, para disfrutar del inconfundible sabor de esta preparación milenaria. - © 123 RF

4. Sopa de miso

De origen humilde, la sopa de miso es uno de los grandes referentes de la cocina tradicional japonesa. Su preparación es muy sencilla, ya que los dos ingredientes principales son el caldo dashi y la pasta de miso, sin bien frecuentemente se le agregan otros elementos como tofu cortado en dados, algas wakame, cebolleta o puerro y setas. La preparación cambia en función de la región y los gustos de cada persona, habiendo quienes le agregan elementos cárnicos o pescados y mariscos a la preparación para darle una mayor consistencia. La pasta de miso más utilizada en los restaurantes japoneses en occidente suele ser el shiro-miso de color blanco, gusto suave y poco salado; pero en Japón también se emplea otra de tonalidad rojiza, gusto intenso y salado llamado aka-miso. Para los japoneses este plato es un auténtico comodín, ya que puede ser consumida tanto durante el desayuno como la comida y/o la cena. - © FomaA / 123 RF

5. Yakitori

El Yakitori es un tipo de brocheta japonesa cocinada a la brasa y tradicionalmente elaborado con carne de pollo y verduras al que también se le conoce con el nombre de kushiyaki. No obstante, en la actualidad este tipo de pinchos son realizados con diferentes tipos de carnes como ternera o cerdo, mariscos y pescados. Las brochetas son típicamente servidas con salsa teriyaki, elaborada a base de mirin, sake dulce, salsa de soja y azúcar. Antes de asar la carne, se le agrega un poco de salsa para que impregne su sabor. Los yakitori son un plato muy popular en Japón, siendo el aperitivo perfecto para acompañar con una cervecita en una izakaya. - © 123 RF

6. Dorayaki

Los son probablemente el dulce japonés más conocido en España gracias a populares series de dibujos animados como "Doraemon, El Gato Cósmico". De hecho, aprovechando la popularidad de este y otros animes entre los más pequeños de la casa, una conocida empresa de repostería industrial lanzó hace algunos años una versión de este pastelito japonés compuesto por dos bizcochos de forma redonda tradicionalmente rellenos de anko (pasta de judías dulces), sustituyendo este último elemento por crema de cacao. Hoy en día Japón pueden encontrarse dorayakis rellenos de mermelada, frutas, crema o chocolate, entre otros. No obstante, aunque a primera vista la pasta de judías dulces pueda que no te parezca el relleno más apetecible, sí quieres descubrir el auténtico sabor tradicional de este delicioso bollito, te recomendamos pasar de las versiones modernas e ir a por los clásicos. ¡Seguro que no te arrepentirás! - © 123 RF

7. Karee raisu

Karee raisu es el nombre con el que se conoce al curry japonés, uno de los platos más famosos de la gastronomía de las islas a pesar de no tratarse de una preparación autóctona, ya que éste fue traído de la India por los ingleses durante la era Meiji. El curry nipón es tradicionalmente servido con arroz y tonkatsu, preparación de la que ya hablaremos más adelante. Aunque la cebolla, la patata y la zanahoria son las verduras más utilizadas, las combinaciones de ingredientes son casi infinitas, pudiendo servirse con carne de pollo, cerdo, ternero o pato, y también con fideos, como también sucede con la intensidad del sabor, habiendo variedades suaves y dulzonas, y otras extremadamente picantes. - © 123 RF

8. Takoyaki

El takoyaki es una de las comidas callejeras más populares del país del Sol Naciente. Esta consiste en una especie de bolitas hechas con harina de trigo y trozos de pulpo, a los que se les añade otros elementos como trocitos de jengibre encurtido. Estas bolitas del tamaño de una pelota de ping-pong son cocinadas en una plancha de hierro con huecos circulares, y posteriormente servidos con diferentes salsas y otros ingredientes en función de los gustos del consumidor. El takoyaki es una de las especialidades culinarias más típicas de la región de Kansai, pero dado su gran tirón entre la población nipona, podrás encontrarlos en prácticamente cualquier ciudad japonesa. - © H.LEITNER / 123 RF

9. Tonkatsu

El tonkatsu es uno de los platos más apreciados por los japoneses, siendo la parte central de muchos obentos (ración de comida preparada para llevar muy común en la gastronomía nipona). Esta es básicamente una chuleta de cerdo empanada en panko, frita y posteriormente troceada. Al igual que la tempura, este plato es de origen occidental, si bien ha terminado por adaptarse con éxito a la gastronomía local. - © 123 RF

10. Onigiri

El onigiri u omusibi es otro de esos platos que nos resultan familiares por su frecuente aparición en las series de anime como sucede con el ramen o los dorayakis. Este consiste en una bola de arroz de forma triangular u ovalada rellena de diferentes alimentos, como pescado, carne o verduras; frecuentemente envuelta en una pequeña tira de alganori. Consistente y fácil de llevar, este sería algo así como el equivalente japonés del sándwich. - © 123 RF

11. Mochi

El mochi es la golosina japonesa por antonomasia: Estos pequeños pastelitos hechos de mochigome, un pequeño grano de arroz glutinoso que tras ser cocido es machacado hasta convertirse en una viscosa pasta para posteriormente ser moldeado en diferentes formas, son tradicionalmente consumidos durante el año nuevo en Japón, aunque su ingesta no es ni mucho menos exclusiva de estas fechas. Su elaboración requiere de un largo e intenso proceso que requiere como mínimo el trabajo de dos personas. La pasta de mochi es utilizada para la elaboración de productos de confitería. Pero también es utilizada en la preparación de helados e incluso sopas. El wagashi y el daifuku, relleno de pasta dulce de judías o de fresa, son las versiones más populares de este dulce japonés al que nadie se resiste. - © 123 RF

12. Dango

El Dango es una brocheta dulce tradicional japonesa elaborada con la misma pasta con la que se elaboran los mochi. Estas suelen constar de tres o cuatro piezas de forma esférica y llamativos colores. Este dulce es consumido durante todo el año, si bien es cierto que algunas variedades son típicamente servidas en fechas concretas. Aunque la mayoría de ellos son dulces, los gustos y sabores son de lo más variados, habiendo también algunos salados e incluso dulces y salados al mismo tiempo. El dango es un tentempié muy popular en Japón y es a menudo acompañado con una taza de té verde, siendo el bocado perfecto para reponer fuerzas a media mañana o como merienda. - © 123 RF

13. Okonomiyaki

Aunque muchos la conocen con el nombre de pizza japonesa, lo cierto es que el okonomiyaki recuerda más a un crepe salado que al plato más famoso de la cocina italiana. Este consiste en una masa elaborada con harina, ñame rallado, agua y huevo, a la que se le añaden ingredientes como repollo, cebolleta, carnes, calamares, camarones e incluso queso, cocinada sobre una plancha. Una vez listo, el okonomiyaki es cubierto la salsa del mismo nombre, mayonesa, alga aonori y lascas de katsuobushi (atún seco, fermentado y ahumado). Por la rapidez de su preparación y su consistencia, este es uno de los platos estrella de la street food japonesa. - © 123 RF

14. Ramen

Tal es la devoción que sienten los japoneses por el ramen, que incluso le han dedicado un festival anual a este plato. Equilibrado, sabroso y rápido de consumir, el ramen es considerado como uno de los pilares de la cocina nipona. Si bien la recete cambia según la región, la base de este plato consiste en diferentes tipos de fideos japoneses servidos en un caldo elaborado a base de carne, miso y salsa de soja, habitualmente acompañado de tiras de carne de cerdo, alga nori, menma (brotes de bambú fermentado) y cebolleta. A pesar de su enorme popularidad entre los japoneses, el origen de este plato se encuentra en China, y no llegaría hasta las islas hasta el término de la Segunda Guerra Mundial, experimentando una gran popularidad en la década de 1950 que perdura en la actualidad - © 123 RF

15. Yakisoba

El yakisoba es uno de los platos favoritos de los japoneses por la rapidez y versatilidad que ofrece esta receta preparada a base de fideos chinos de trigo (soba) fritos, acompañados trozos de carne de vaca, pollo o cerdo y varias verduras como col, cebolla o zanahoria, a las que se les agrega un poco de salsa para aportar jugosidad. El yakisoba puede servirse como acompañamiento, o bien como plato principal. Pero además, existe una versión callejera muy popular en festivales y zonas de ocio llamado yakisoba-pan, en la que los fideos se meten en un bollo de pan como si se tratase de un perrito caliente, para posteriormente ser adornado con mayonesa y trocitos de jengibre encurtido en vinagre. - © 123 RF

16. Edamame

Edamame significa literalmente "alubia de rama". Estas pequeñas vainas de soja inmaduras y cocidas con agua y un poco de sal son muy populares en Japón y otros países de su entorno, ya que además de ser muy baratas y fáciles de preparar, constituyen un sabroso aperitivo de lo más saludable gracias al enorme aporte nutricional de vitaminas y minerales que contienen. - © 123 RF

17. Gyozas

De origen chino pero muy popular en Japón y Corea del Sur, estás pequeñas empanadillas de masa rellenas son conocidas en el gigante asiático con el nombre de jiaozi o mandu. La versión nipona o gyoza continene menos ajo, meno sal y menos soja que la china, y suele ser consumida con una salsa compuesta por vinagre de arroz, aceite de sésamo y un poco de guindilla. El relleno más habitual suele estar compuesto de carne picada de cerdo, ajo y ajo chino. En cuanto a la forma de preparación, estas pueden ser fritas en la sartén para que queden crujientes y posteriormente agregarles un poco de agua para ablandar la masa, aunque en algunos lugares las cuecen primero y después las fríen en aceite. Este platillo es muy popular en el país del Sol Naciente, así que podrás encontrarlo en prácticamente cualquier lugar del archipiélago, siendo un popular entrante caliente. - © 123 RF

18. Unagi Donburi

Este plato elaborado con carne de anguilas japónicas de agua dulce servido sobre un lecho de es considerado como una auténtica delicatesen. Típico de los meses de verano, para su preparación, la carne de anguila o unagi es hecha a la parrilla, siendo posteriormente troceada en rodajas desprovistas de espinas, y acompañada con una salsa dulce especial llamada kabayaki, preparada con salsa de soja, mezclada con mirin, extracto de anguila y azúcar. El lago Hamana, en Hamamatsu, prefectura de Shizuoka, es conocido en todo Japón por ser el lugar en el que se encuentran las mejores anguilas de todo el país. Si durante tu próximo viaje tienes pensado acercarte por aquí, encontrarás un montón de restaurantes tradicionales en los alrededores del lago en los que degustar este delicioso bocado. - © 123 RF

19. Udon

El udon es un tipo de fideo grueso hecho de harina de trigo muy popular en la cocina japonesa, que es generalmente un caldo a base de dashi, salsa de soja y mirin, al que posteriormente se le agregan otros elementos como verduras y lonchas de carne. Su invención data del siglo VI y en función de la región, los ingredientes del caldo y la forma y grosor de los fideos cambia. - © 123 RF