• Conéctate
10 cosas que hacer en París en un día lluvioso
Publicado el 13/03/2019

CulturaFrancia

Twitter Facebook

París no es solo una ciudad para disfrutar durante el buen tiempo. La capital de este país siempre cuenta con grandes planes para hacer cualquier día del año, guardando en su interior algunos de los rincones con más encanto de todo el país, incluso en los días más lluviosos

  • Twitter
  • Facebook
  • Visitar alguno de sus museos
    Visitar alguno de sus museos

    El Museo del Louvre es sin duda el más concurrido de todo París, por el que vienen muchos turistas de todas partes del mundo. La monumentalidad de sus obras hace que no sea para menos, dejando a su vez fuera uno de los entornos más bonitos de toda la ciudad. Aunque muchas personas lo piensen, este no es el único museo en el que podemos encontrar cosas interesantes en París, siendo el Museo de Orsay, el Musée de la Vie Romantique o el Musée des Arts Forains otras alternativas llenas de maravillas artísticas que merecen la pena visitar.

  • Beber un café en alguno de sus maravillosos locales
    Beber un café en alguno de sus maravillosos locales

    Tomar un vaso de chocolate y algún que otro croissant francés es algo a lo que nadie se opondría. Pasar a una de las innumerables cafeterías de París para degustar una de sus bebidas calientes cuando en la calle azota el aire frío no puede ser más placentero. Los pintorescos cafés de la ciudad encarnan perfectamente la esencia parisina, una mezcla perfecta de elegancia y sabor mientras disfrutas de la atmósfera que te envuelve. Aunque es un plan perfecto para cualquier día del año, qué mejor que hacerlo cuando la lluvia recorre las calles sin permitirnos hacer un plan al aire libre.

  • Salir de compras
    Salir de compras

    París está a la vanguardia de las tendencias de la moda y es uno de los principales países donde muestran sus obras algunos de los diseñadores más conocidos. Además de poder encontrar lujosas boutiques en sus calles, también existe la posibilidad de hacer una compra económica sin tener que renunciar a llevar los últimos diseños. Las galerías Lafayette y la Rue Rivoli son las principales áreas comerciales, donde se puede escoger entre las opciones más asequibles y los espacios que solo dejan lugar al lujo

  • Bajar hasta las catacumbas
    Bajar hasta las catacumbas

    Debajo de las iluminadas calles de París, llenas de gente, comercios y diversión, se encuentra una de sus partes más oscuras y misteriosas: las Catacumbas. Se trata de unas minas convertidas en un cementerio común a finales del siglo XVIII para aliviar los cementerios desbordados de la ciudad, donde se encuentran los restos de seis millones de personas. Es una de las atracciones que más curiosidad desprende para aquellos valientes que desean acercarse, aunque muchos otros ni siquiera se han planteado entrar, ¿te atreves?

  • Recrearse con la música jazz
    Recrearse con la música jazz

    Paris es conocida como la ciudad del romanticismo y el amor, donde miles de parejas llegan ansiosas de celebrar aniversarios o incluso comprometerse. Los clubs de música jazz, ambientados con una luz tenue y una música conmovedora que invade el aire son quizá la mejor opción para pasar una noche diferente a la vez que divertida. Si esta música es de vuestro estilo, no hay nada mejor que sumergirse en la silenciosa atmósfera característica que nos transportará hasta Nueva Orleans, la cuya del jazz para sumergiste en un mundo alejado del ajetreo y el bullicio, ¿hay algo más romántico que pasar con tu pareja una noche en alguno de estos clubs mientras disfrutáis de un delicioso cóctel?

1