• Conéctate
10 hábitos para viajar de manera más responsable
Publicado el 04/09/2019

Medio ambienteCosta Rica

Twitter Facebook 6 compartidos

Ahora más que nunca, debemos viajar de manera responsable ya que los viajes dejan una huella enorme tanto en el medio ambiente como en las comunidades locales. Debemos introducir ciertos hábitos cuando viajamos y tomar conciencia de nuestras acciones para intentar que nuestros viajes sean más sostenibles y tener un impacto positivo en el lugar que visitamos. A continuación te proponemos varios consejos para que pongas en práctica y viajes de manera más sostenible. ¡Seguro que el planeta te lo agradecerá!

  • Twitter
  • Facebook
  • 1.	Evita los aviones
    1. Evita los aviones

    Sabemos que el avión es el medio de transporte más rápido y que en muchos casos no podemos evitar utilizarlo ya que solo podemos llegar a determinados destinos en avión. Sin embargo, hay otros muchos casos en los que lo utilizamos por la rapidez y comodidad sin tener en cuenta los efectos que este medio de transporte tiene sobre el medio ambiente. Los aviones emiten diversos gases de efecto invernadero que favorecen el cambio climático como CO2 (de hecho suponen el 3% de emisiones de este gas en la UE), óxido nítrico y el dióxido de nitrógeno. Además, generan contaminación acústica. Por ello, es recomendable evitar el avión para trayectos cortos que se puedan hacer en otros medios de transporte como el tren y volar únicamente cuando sea necesario.

  • 2.	Utiliza medios de transporte sostenibles
    2. Utiliza medios de transporte sostenibles

    Hoy en día contamos con varias opciones para generar el menor impacto posible en el medio ambiente cuando nos desplazamos por el destino en el que nos encontramos: transporte público, transportes compartidos, vehículos eléctricos, bicicletas... Como ocurre con el avión, esta opción no siempre es posible pero es recomendable que, en la medida de lo posible, utilices transportes colectivos para reducir lo máximo posible la contaminación.

  • 3.	Apoya la economía local
    3. Apoya la economía local

    Muchas veces, cuando estamos de viaje no nos paramos a pensar en qué tipo de comercio estamos comprando y acabamos haciendolo en el lugar más barato. Sin embargo, debemos decantarnos por adquirir artesanía y productos fabricados por gente local ya que elegir este tipo de productos tendrá un impacto más directo y positivo en la economía local. Además, comprar productos y artesanía local ayuda a mantener el patrimonio cultural y hace que los oficios no se pierdan. Asimismo, si compras en este tipo de locales es muy posible que los propios comerciantes te den información interesante de los artículos como el proceso de elaboración de algunos de sus productos.

    De la misma manera, la gastronomía de un país también es parte de su identidad y siempre que viajamos tenemos que probar todos los platos posibles de la gastronomía tradicional del lugar. Es importante hacerlo en sitios locales y pequeños restaurantes en lugar de grandes cadenas y buscar siempre los restaurantes en los que haya gente local ya que es probable que la comida sea más auténtica. Otra manera de favorecer la economía global es hospedarnos en alojamientos locales en lugar de grades cadenas hoteleras. No siempre es fácil, pero es una opción interesante para cuando sea posible.

  • 4.	Busca hoteles sostenibles
    4. Busca hoteles sostenibles

    Los hoteles comprometidos con el medio ambiente son cada vez más comunes y siempre es interesante visitarlos. Estos hoteles utilizan prácticas responsables para intentar reducir los impactos negativos de sus actividades, como reducir las emisiones de C02, disminuir consumos de agua y energía o llevar a cabo una gestión eficaz de los residuos. Si no encontramos la opción de hospedarnos en un hotel sostenible, podemos intentar poner en marcha algunas medidas nosotros mismos. Piensa, por ejemplo, la cantidad de sábanas y toallas que se lavan a diario en estos hoteles, nosotros podemos reducir el número de lavados si no dejemos las toallas para que se laven todos los días.

  • 5.	Reduce, recicla, reutiliza
    5. Reduce, recicla, reutiliza

    La contaminación con plásticos está afectando a todos los ecosistemas de nuestro planeta, sobre todo a los océanos. De hecho, a lo largo de miles de kilómetros del océano Pacífico encontramos la Isla de la Basura, una enorme masa de desperdicios humanos que triplica el tamaño de Francia. Podemos ayudar a que no siga creciendo reduciendo la cantidad de plástico que utilizamos, tanto cuando estamos en casa como fuera de ella. Por ello, cuando viajamos podemos llevar botellas reutilizables y llevar en nuestras mochilas bolsas reutilizables para usar cuando vayamos a comprar. Si consumes elementos de plástico, reutilízalos. Trata de dar una segunda vida a las bolsas que te dan el supermercado para meter la ropa sucia o los zapatos, reutiliza las pajitas para varias bebidas o llévate los botes de gel y champú de los hoteles para rellenar en el siguiente viaje. Cuando ya no le puedas dar más uso, recíclalo, aunque tengas que llevarlo encima hasta encontrar un contenedor de plástico.

1