• Conéctate
10 lugares imprescindibles de Burdeos
Publicado el 30/09/2019

CulturaFrancia

Twitter Facebook 2 compartidos

Las calles, edificios y jardines de Burdeos hacen de esta ciudad con lugar con un encanto y ambiente único. Muestra de ello es la UNESCO declaró todo el casco histórico de la ciudad Patrimonio Mundial de la Humanidad. ¡Burdeos es una de esas ciudades que no te puedes perder!

  • Twitter
  • Facebook
  • 1.	La Plaza de la Bolsa y Espejo de Agua
    1. La Plaza de la Bolsa y Espejo de Agua

    Sin duda, la Plaza de la Bolsa y el Espejo de Agua son el símbolo de la ciudad de Burdeos . La Plaza de la Bolsa se construyó como primer acceso para facilitar la conexión entre la ciudad y el río Garona, marcando la desaparición del Burdeos Medieval. En la plaza encontramos el Palacio de la Bolsa (la actual Cámara de Comercio) y la Fuente de las Tres Gracias. Enfrente de la plaza tenemos el extraordinario Espejo de Agua (el más grande del mundo y que forma parte del Patrimonio Mundial), con unos impresionantes efectos de espejo y niebla. Durante los calurosos días de verano, el Espejo del Agua es el mejor lugar para refrescarse y sacar las fotos más impresionantes de Burdeos. Sin embargo, durante el invierno está apagado por mantenimiento.

  • 2.	Las puertas de la ciudad
    2. Las puertas de la ciudad

    Burdeos contaba con varias puertas en su muralla que daban acceso a la ciudad. Cuando la muralla se destruyó, muchas de ellas se tiraron abajo pero otras todavía se conservan y son una parte muy importante de la ciudad. En la ciudad podemos encontrar varias puertas, entre ellas la Puerta de Borgoña, Aquitania, Moneda o Dijeaux. Pero las más famosas son la Puerta de la Gran Campana y la Puerta Cailhau.

    La Puerta de la Gran Campana (Grosse Cloche) es singular porque, al contrario de otras de las puertas de la ciudad, permanece incrustada entre las casas vecinas. Está coronada con una veleta con un animal y se llama así por la enorme campana que tiene en la parte superior de la puerta que suena únicamente cinco veces al año. Además, por ella pasaban los peregrinos hacia Santiago de Compostela.

    La monumental Puerta Cailhau, de 35m de altura, es una de las más antiguas de la ciudad y servía como puerta defensiva y de acceso. Asimismo, era la entrada principal desde el puerto ya que se encontraba muy cercana al rio. A cada lado de la torre todavía se puede apreciar una pequeña parte de lo que era la muralla.

  • 3.	El río Garona y  el Puente de Piedra
    3. El río Garona y el Puente de Piedra

    El Puente de Piedra es otro de los iconos de la ciudad de Burdeos. Se trata del puente más antiguo de la ciudad y fue mandado construir por Napoleón. De hecho, el puente está formado por 17 arcos, uno por cada letra de su nombre: Napoleón Bonaparte. Actualmente solo pueden circular el tranvía, las bicis y los peatones, por lo que es ideal para pasear y disfrutar de las espectaculares vistas de la ciudad. También es muy bonito pasear por los quais (muelles), se puede hacer desde el Puerto de la Luna hasta el Pont de Pierre y te permite apreciar cómo cambian las vistas de la ciudad. Además, puedes navegar por el Garona en alguno de los barcos que hay.

  • 4.	El Gran Teatro de Burdeos
    4. El Gran Teatro de Burdeos

    El Gran Teatro de Burdeos, y sede actual de la Opera Nacional de Burdeos y del Ballet Nacional de Burdeos, es uno de los teatros más bonitos del mundo y uno de los monumentos más importantes de la ciudad. Este teatro fue diseñado por el arquitecto Victor Louis y fue construido entre 1773 y 1780 en el mismo lugar en el que, en 1755, el fuego destruyó el antiguo teatro. El pórtico se puede visitar y lo miércoles y sábados se puede visitar el interior con una visita guiada.

  • 5.	La Plaza de Quinconces
    5. La Plaza de Quinconces

    La Plaza de Quinconces, de 126.00 metros cuadrados, es la más grande de Francia y en ella se celebran varios eventos durante el año (circos, conciertos, eventos deportivos...) ya que puede acoger hasta 62.750 personas. En la plaza podemos encontrar la Columna de los Girondinos, de 43 metros de altura y coronada por una Estatua de la Libertad, y su gran fuente. Recibe este nombre por la manera en la que están dispuestos la gran cantidad de árboles que rodean la plaza, como si forman el número cinco en un dado.

1