• Conéctate
10 motivos por los que Irán debería ser tu próximo destino
Publicado el 21/10/2019

CulturaIrán

Twitter Facebook 3 compartidos

Aunque su nombre sigue dando respeto a muchas personas, viajar a Irán está empezando a estar de moda por la gran cantidad de cosas que tiene que ofrecer. Hay muchos motivos por los que visitar Irán, así que a continuación te damos 10 de ellos para darte un empujón y que Irán sea tu próximo destino.

  • Twitter
  • Facebook
  • 1.	La majestuosa arquitectura
    1. La majestuosa arquitectura

    Uno de los principales atractivos de Irán es su maravillosa arquitectura, en especial sus grandiosas mezquitas. La gran mayoría de las mezquitas se pueden visitar y, sin duda, son el gran impresicindible de Irán. La multitud de colores, cúpulas, columnas, fuentes y arcos te dejarán con la boca abierta. Destacan la mezquita del Imán (Isfaham), Vakil (Shiraz) y la del Viernes (Yazd).

    Además de las mezquitas, Irán también tiene muchos palacios espectaculares que no hay que perder la oportunidad de visitar. Tienen un estilo muy llamativo del que hay que destacar la exquisita ornamentación y los jardines árabes. Entre los palacios más destacados están el Golestan y el Chehel Sotún.

  • 2.	La hospitalidad de los iranís
    2. La hospitalidad de los iranís

    El pueblo iraní es realmente acogedor y agradecido. Además, dado que no es un país muy turístico, les gusta conocer a los extranjeros y son muy curiosos. Si estás perdido te ayudarán a encontrar la calle que buscas y probablemente quieran entablar una conversación contigo e invitarte a tomarte un té en su casa. No pretenden timarte, solo conocer más sobre tu cultura y tu opinión sobre su país. Son muy sociables y tienen mucho sentido del humor, así que seguro que te harán reír.

  • 3.	La rica gastronomía
    3. La rica gastronomía

    La gastronomía en Irán es muy rica y variada. Predominan los platos de carne asada, como su "kebab", unos pinchos de carne asada que suelen acompañar con arroz aromatizado con especias. Otro plato típico es el "fesenyan", un estofado de carne con una salsa hecha con zumo de granada y nueces. Cocinan con muchas especias, pero la más popular es el azafrán. Además, los pistachos, la flor de azahar y la rosa están muy presentes en sus platos. Asimismo, consumen muchos dulces que elaboran con distintos frutos secos. Beben mucho té y zumo ya que las bebidas alcohólicas están prohibidas.

  • 4.	La  interesante historia
    4. La interesante historia

    Irán puede ser un paraíso para los amantes de la historia, pues viajar a Irán es adentrarse en la cuna de una de las civilizaciones más antiguas del mundo. Y todos los cambios que han tenido lugar a lo largo de su historia se pueden apreciar por sus calles y monumentos. Por lo tanto, un viaje a Irán puede ser el viaje al pasado más enriquecedor.

  • 5. Un viaje económico
    5. Un viaje económico

    Irán es un país bastante barato, por lo que suele ser un destino popular entre los mochileros o viajeros de presupuesto reducido. Las entradas a los sitios turísticos cuestan entre 3,50 y 5 euros, dos personas pueden comer por menos de 10 euros y un trayecto de 6 horas de bus (para viajar dentro del país) puede costar sobre 3 euros. La moneda en Irán es el rial (IRR) y, aunque no es tan común como en otros países, es posible regatear (sobre todo en los bazares).

  • 6. Un país realmente seguro
    6. Un país realmente seguro

    Una de las principales inquietudes de los viajeros es si Irán es un país seguro y podemos aseguraros que sí que lo es. De hecho, es uno de los países más seguros de Asia y hay muy pocos robos, por lo que los turistas no deben preocuparse por viajar solos con sus mochilas y cámaras.

  • 7. Disfrutar del turismo no masificado
    7. Disfrutar del turismo no masificado

    Irán todavía es un país desconocido a la hora de viajar, lo que hace que sea realmente auténtico y nada está preparado para la facilidad del viajero. Por ello, un viaje a Irán es una plena inmersión cultural de la que podrás aprender mucho y disfrutar de su patrimonio más auténtico.

  • 8. Una cultura única
    8. Una cultura única

    La cultura iraní es única y muy diferente a la de otros países, por lo que visitarlo será una experiencia realmente única. Irán no es un país árabe, es persa, y la mayor parte de la población es musulmana. Su lengua oficial es Fari que, aunque se escribe con el mismo alfabeto arábigo que el árabe, es completamente distinto. Irán es la cuna de uno de los patrimonios artísticos más ricos del mundo, abarcando distintas disciplinas como el arte, la arquitectura, la pintura, la cerámica y los tejidos. La alfombra es el símbolo por excelencia del arte iraní, pero también hay otros productos típicos como los pistachos, el caviar y el azafrán.

  • 9.	Una buena red de transportes
    9. Una buena red de transportes

    La red de transportes de Irán es excelente y hay una gran frecuencia de autobuses y trenes por todo el país. Esto es perfecto para el viajero independiente ya que puede visitar bastantes ciudades con facilidad ¡y encima a buen precio! Además, hay una gran oferta de vuelos nacionales y bien de precio y, al ser las distancias tan grandes, merece la pena volar en algunos casos. No se pueden reservar billetes desde el exterior pero una vez allí es fácil conseguirlos a través de una agencia de viajes local.

  • 10.	Viajar a Irán te abrirá la mente
    10. Viajar a Irán te abrirá la mente

    Irán es uno de esos destinos que te dejarán maravillado y en el que aprenderás muchísimo. Viajar siempre te abre la mente, pero hacerlo a países tan desconocidos lo hace todavía más. Aunque vayas con cuidado (hay que estar atento incluso en nuestros países), confía en los locales y aprovecha todas las oportunidades que se te presenten para conocer a fondo la cultura iraní (tomar un té, conocer sus casas...).

1