• Conéctate
12 castillos y monumentos reales que inspiraron a Disney
Publicado el 16/11/2017

CulturaEspaña

Twitter Facebook

Desde España hasta Perú, aquí te proponemos una selección de 12 castillos y monumentos que inspiraron las famosas películas de Disney. Las fotografías muestran el carácter mágico e inusual de estos lugares. No es de extrañar que esperaran escenarios de animación tan increíbles.

  • Twitter
  • Facebook
  • El Alcázar de Segovia, España
    El Alcázar de Segovia, España

    Cómo empezar mejor que con Blancanieves y los Siete Enanitos, el primer largometraje animado de Disney, que fue adaptado de los cuentos de los hermanos Grimm. El castillo de la malvada madrastra de Blancanieves se inspiró en el magnífico castillo situado en la ciudad española de Segovia. Si vas a visitar este increíble lugar, sin duda sentirás la atmósfera mística que te envuelve, aunque puedes estar seguro de que no te encontrarás con reinas malvadas o espejos parlantes en los muros del castillo.

  • Monte Saint Michel, Francia
    Monte Saint Michel, Francia

    Disney puso un moderno punto de vista en la clásica historia de Rapunzel. La bonita arquitectura renacentista en la isla del Monte Saint Michel en Normandía, Francia, influyó en la localización ficticia de la película, el Reino de Corona. La altura dramática, las torres redondeadas y la sensación general de aislamiento del Mont Saint-Michel proporcionaron la inspiración perfecta para la torre aislada de Rapunzel.

  • Castillo de Chambord, Francia
    Castillo de Chambord, Francia

    La Bella y la Bestia de Disney, basada en la historia del mismo nombre de Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, fue estrenada en 1991. En la película, el ominoso castillo de la Bestia se representa como abandonado y rodeado por un bosque traicionero. La inspiración para este escenario provino del Castillo de Chambord, un majestuoso castillo renacentista en Francia, que fue construido en 1547 y parecía la residencia ideal para un príncipe de corazón frío convertido en una bestia aterradora.

  • Castillo Neuschwanstein, Alemania
    Castillo Neuschwanstein, Alemania

    El Castillo Neuschwanstein, en Baviera, es uno de los lugares de referencia en Alemania. Neuschwanstein no solo actuó como la inspiración para el palacio real en la película de 1959 La Bella Durmiente, sino que también se puede ver en el icónico logotipo del Imperio de Disney. El magnífico castillo fue visitado por el propio Walt Disney durante un tour europeo, y pronto se enamoró del edificio, de su ambiente de cuento de hadas y su diseño elegante. Rodeado de bosques, Neuschwanstein era el lugar perfecto para la increíble historia de la Princesa Aurora.

  • El Taj Mahal, India
    El Taj Mahal, India

    En 1992, Disney estrenó Aladín, la historia que narra las aventuras de un joven pilluelo de la calle y sus escapadas con paseos de alfombras mágicas y el genio de los tres deseos. La ciudad ficticia de Agrabah, donde vice Aladín, muestra el misterio, la intriga y el encanto de la cultura árabe. Sin duda, el épico y prestigioso Taj Mahal de la India fue la inspiración visual para el Palacio del Sultán de la película, la localización real perfecta para inspirar algo mágico.

1

Desde el lanzamiento de su primera película animada en 1937, Disney ha tocado las vidas de innumerables niños alrededor del mundo entero. Con sus historias de aventura, valentía, amor y heroísmo, por no mencionar la cantidad de personajes memorables creados, las películas de Disney son hoy tan relevantes como lo eran hace 80 años. Pero ¿alguna vez te has preguntado cómo era capaz el estudio de ofrecer todas esas localizaciones increíbles? Lo cierto es que muchas de ellas están basadas en lugares reales del mundo. Desde España a Perú. ¡Descúbrelos!