• Conéctate
12 famosos escenarios de películas de terror que puedes visitar por Halloween
Publicado el 21/10/2019

CulturaEstados Unidos

Twitter Facebook 2 compartidos

¿Estás listo para Halloween? Te presentamos una docena de lugares de películas de terror que existen en la vida real y que puedes visitar tú mismo para revivir las espeluznantes escenas que tuvieron lugar en estos escenarios. ¿Preparados? ¡Allá vamos!

  • Twitter
  • Facebook
  • ¡Contágiate del espíritu de Halloween!
    ¡Contágiate del espíritu de Halloween!

    Es octubre, lo que significa que por fin es hora de desempolvar tus disfraces espeluznantes y sacar tus películas de terror favoritas. Pero, ¿qué pasaría si pudieras visitar el plató real de algunos de estos clásicos de culto? Desde lujosos edificios de apartamentos y hoteles hasta viviendas suburbanas de lo más indescriptibles, he aquí 12 escenarios de películas de terror que esconden más secretos y misterios de los que puede percibirse a primera vista.

  • Timberline Lodge, <i>El Resplandor</i>
    Timberline Lodge, El Resplandor

    Aunque Timberline Lodge fue el lugar principal en el que se rodó la película, la inspiración detrás del Overlook Hotel en la novela original de Stephen King, fue de hecho el Stanley Hotel, un establecimeinto escondido en las Montañas Rocosas en Estes Park, en Colorado. El célebre escritor visitó el hotel con su esposa en algún momento de 1974, cuando el hotel se estaba vaciando después de la temporada de invierno y encontró inspiración en su gran fachada y en el presagio de la desolación que se aferraba a sus paredes. Desde entonces, los huéspedes han informado de extraños y espeluznantes sucesos en el hotel, entre los que se encuentran el traslado y el desembalaje de equipaje, el encendido y apagado de las luces por sí mismas y repentinas bajadas de temperatura en algunos lugares. Incluso se dice que la habitación 217 de la novela está embrujada por una tal Sra. Wilson, la antigua ama de llaves del hotel. El hotel, de estilo Colonial Revival, tiende a inclinarse mucho por esta visión que el mundo tiene de él como un hotel embrujado y ofrece muchos tours paranormales durante todo el año para que los huéspedes puedan participar. Un laberinto de setos, como el que existe en el Hotel Overlook en la novela y la película, llegó a ser instalado en 2015 en la entrada principal para evocar aún más la conexión del hotel con El Resplandor.

  • El hotel Stanley, <i>El Resplandor</i>
    El hotel Stanley, El Resplandor

    Aunque Timberline Lodge fue el lugar principal en el que se rodó la película, la inspiración detrás del Overlook Hotel en la novela original de Stephen King, fue de hecho el Stanley Hotel, un establecimiento escondido en las Montañas Rocosas en Estes Park, en Colorado. El célebre escritor visitó el hotel con su esposa en algún momento de 1974, cuando el hotel se estaba vaciando después de la temporada de invierno y encontró inspiración en su gran fachada y en el presagio de la desolación que se aferraba a sus paredes. Desde entonces, los huéspedes han informado de extraños y espeluznantes sucesos en el hotel, entre los que se encuentran el traslado y el desembalaje de equipaje, el encendido y apagado de las luces por sí mismas y repentinas bajadas de temperatura en algunos lugares. Incluso se dice que la habitación 217 de la novela está embrujada por una tal Sra. Wilson, la antigua ama de llaves del hotel. El hotel, de estilo Colonial Revival, tiende a inclinarse mucho por esta visión que el mundo tiene de él como un hotel embrujado y ofrece muchos tours paranormales durante todo el año para que los huéspedes puedan participar. Un laberinto de setos, como el que existe en el Hotel Overlook en la novela y la película, llegó a ser instalado en 2015 en la entrada principal para evocar aún más la conexión del hotel con El Resplandor.

  • La gasolinera de <i>La matanza de Texas</i>
    La gasolinera de La matanza de Texas

    La espeluznante y sangrienta película de terror de 1974, Texas Chainsaw Massacre (La Matanza de Texas), a pesar de haber sido prohibida en varios países desde su estreno, tuvo una recaudación bastante decente e inspiró a toda una generación de películas de terror y gore. Uno de los lugares más infames que puedes visitar en la actualidad es la gasolinera de Central Texas, donde un grupo de amigos enfermos se detuvieron a repostar. Anteriormente abandonada, el éxito de la película de terror convirtió está deteriorada gasolinera en un restaurante especializado en barbacoa y de temática de terror decorado con adornos y recuerdos de esta película de culto. Bautizada con el acertado nombre de The Gas Station, los fanáticos de las películas de terror pueden ir de compras hasta que se aburran o bien decantarse por uno de sus famosos sándwiches de pechuga. Para más sustos, también puede pasar una o dos noches en una de sus cabañas rústicas localizadas en la parte trasera del ahumadero. Sabrás que habrás encontrado el lugar cuando veas el cartel que dice "We Slaughter Barbecue" colgado en el exterior, aunque esperemos que no te encuentres con ningún caníbal asesino con máscaras de carne humana deambulando por el lugar?

  • Seneca Creek State Park, <i>El Proyecto de la Bruja de Blair</i>
    Seneca Creek State Park, El Proyecto de la Bruja de Blair

    Pionera del subgénero "found footage", gran parte de esta película de terror de culto estrenada en 1999 se filmó en el Parque Estatal de Seneca Creek, en la zona rural de Burkittsville, en Maryland, Estados Unidos. Fue aquí, en este bosque, conocido en la película como Black Hills Forest, donde tres estudiantes universitarios intentaron localizar a la legendaria bruja de Blair, para nunca más ser vistos. El parque cuenta con 6,300 acres de extensión que se extienden a lo largo de las 14 millas que abarca Seneca Creek para que puedas explorar la zona y, con suerte, ¡no perderte! Desde tranquilas caminatas a otras algo más agitadas, pasando por los recorridos en kayak o la pesca en los lagos cercanos, el parque ofrece una amplia gama de actividades que toda la familia puede disfrutar. Incluso hay un sendero que te llevará a la infame Coffin Rock de la película. En la película, los cineastas viajaron a esta enorme formación rocosa después de escuchar historias de cazadores de pieles que supuestamente fueron mutilados y asesinados allí.

  • Palazzo Vecchio, <i>Hannibal</i>
    Palazzo Vecchio, Hannibal

    La Piazza della Signoria es uno de los lugares más emblemáticos de Florencia por varias razones: alberga una copia de la famosa estatua de Miguel Ángel de David, la Loggia dei Lanzi con sus anchos arcos que se abren a la calle y que está en lo alto de columnas de estilo corintio y la hermosa fuente de mármol y bronce de Neptuno. Pero lo más reconocible para los fans de Aníbal será el imponente Palazzo Vecchio, en su centro histórico, que fue utilizado como escenario para el asesinato del Inspector Pazzi. Torturado y mutilado, Pazzi fue empujado desde el balcón de la fachada delantera. Al caer la noche, la fortaleza parece levantarse amenazantemente de la oscura Piazza; iluminada, sus arcos y almenas medievales proyectan fantasmagóricas sombras. De pie frente a él, tú mismo rápidamente comprenderás por qué el palacio fue elegido como el lugar para uno de los asesinatos más espantosos de toda la película. Si eres un fanático del cine de horror y buscas una excusa para reservar un viaje a Italia este otoño, ¡que así sea! Un tour por Florencia te permitirá descubrir los muchos otros escenarios de grandes joyas cinematográficas que atesora la capital de Toscana.

  • Las escaleras de <i>El Exorcista</i>
    Las escaleras de El Exorcista

    Localizadas en el barrio de Georgetown de Washington D.C., cerca del campus de la universidad, las escaleras que aparecen en la escena clímax del clásico de terror de El Exorcista (1973) conectan M Street con Prospect Street, siguen atrayendo décadas después de su estreno tanto a los fanáticos del cine de terror como a los aficionados al deporte que desean aceptar el desafío de subir los 75 empinados escalones que la componen. Estos realizan su icónica aparición en la película en el momento crucial en que el Padre Karras decide que debe sacrificarse para salvar a la pequeña niña llamada Regan, que ha sido poseída por un demonio. Al arrojarse dramáticamente por la ventana y rodar escalones abajo, logra matarse a sí mismo y al demonio, consolidando al mismo tiempo a esta escalera como uno de los hitos cinematográficos más reconocibles de la historia del cine. Aunque parecen bastante indescriptibles en la vida real, encajonados entre un muro de piedra cubierto de hiedra y un almacén de ladrillos, ahora hay una placa al pie de las escalones explicando su significado, facilitando su reconocimiento para que todo el mundo pueda venir a visitarlos.

  • La casa de Micheal Myers, <i>Halloween</i>
    La casa de Micheal Myers, Halloween

    Si sigues las señales hacia el sur de Pasadena, acabarás llegando a la icónica casa de la infancia de Micheal Myers, protagonista de la popular saga de películas de horror Halloween. Situado en uno de los tranquilos suburbios de la ciudad de California, fue en este lugar donde se estableció la ciudad inventada de Haddonfield, en Illinois, y donde Micheal, con su infame máscara carente de expresión y su mítico cuchillo blanco, aterrorizó a los residentes durante cuatro décadas. En el momento de la filmación, en 1974, la casa fue abandonada y se convirtió en el lugar perfecto para el que muy pronto se convertiría en un clásico de culto. La casa de Halloween ha sido renovada y trasladada con el objeto de situarla cerca de las vías del tren, aunque la característica pintura azul claro de las tablillas exteriores de madera todavía permanece. La casa es ahora una propiedad privada que alberga una clínica quiropráctica, por lo que es imposible poner un pie dentro a menos que estés esperando para ser tratado por uno de los doctores de la clínica. Sin embargo, algunas informaciones apuntan a que los propietarios tiene pensando dejar calabazas de plástico falsas en el porche exterior para que los fans puedan tomar una foto delante de la fachada de esta célebre construcción.

  • El Edificio Dakota, <i>La semilla del diablo</i>
    El Edificio Dakota, La semilla del diablo

    Localizadas en el barrio de Georgetown de Washington, D.C., cerca del campus de la universidad, las escaleras que aparecen en la escena clímax del clásico de terror de El Exorcista (1973) conectan M Street con Prospect Street, siguen atrayendo décadas después de su estreno tanto a los fanáticos del cine de terror como a los aficionados al deporte que desean aceptar el desafío de subir los 75 empinados escalones que la componen. Estos realizan su icónica aparición en la película en el momento crucial en que el Padre Karras decide que debe sacrificarse para salvar a la pequeña niña llamada Regan, que ha sido poseída por un demonio. Al arrojarse dramáticamente por la ventana y rodar escalones abajo, logra matarse a sí mismo y al demonio, consolidando al mismo tiempo a esta escalera como uno de los hitos cinematográficos más reconocibles de la historia del cine. Aunque parecen bastante indescriptibles en la vida real, encajonados entre un muro de piedra cubierto de hiedra y un almacén de ladrillos, ahora hay una placa al pie de las escalones explicando su significado, facilitando su reconocimiento para que todo el mundo pueda venir a visitarlos.

  • Bodega Bay, <i>Los Pájaros</i>
    Bodega Bay, Los Pájaros

    La tranquila ciudad de Bodega Bay, en California, sirvió a principios de la década de los sesenta como telón de fondo para la celebérrima película de Alfred Hitcock The Birds. Después de filmar Shadow of A Doubt en Santa Rosa en 1948, Hitchcock decidió regresar al condado de Sonoma en 1961 con el objeto de encontrar la ubicación costera remota perfecta para su próximo proyecto. Bodega Bay era la solución. En la película, la heroína Melanie Daniels está aterrorizada por una inmensa bandada de aves agresivas que descienden a la ciudad costera, lo que sin duda hace que el miedo a las aves (u ornitofobia) llegue al corazón de todos los espectadores. Los visitantes de la ciudad pueden asistir a todos los lugares que aparecieron en la película, entre los que se encuentran el puerto deportivo de la ciudad, la Escuela de Alfareros, la Iglesia de Santa Teresa y la Autopista de Bodega. El restaurante Tides Wharf, a pocos pasos del mar, vende camisas hawaianas con estampado de pájaros y carteles vintage de Alfred Hitchock para que tengas un bonito recuerdo de tu estancia. Podrás ver alguna que otra gaviota revoloteando mientras estás de visita, pero probablemente sólo estarán atraídas por tus sándwiches y patatas fritas, no por otros motivos más siniestros.

  • Motel Bates, <i>Psicosis</i>
    Motel Bates, Psicosis

    Aunque los amantes del cine de terror no pueden alojarse en el verdadero Bates Motel, todavía se puede visitar el set donde Norman y su madre vivían en uno de los parques temáticos más queridos de Estados Unidos. De pie, en el patio trasero de Universal Studios Hollywood desde que comenzó el rodaje de Psycho en 1959, la fachada del icónico Motel Bates ha sido ampliada y reubicada varias veces (originalmente el conjunto sólo consistía en la pared izquierda y el frente de la casa para ahorrar dinero). Sin embargo, la atracción sigue siendo una visita obligada para todos los que visitan el parque. Normalmente se puede tomar una foto de pie frente a la inconfundible y espeluznante casa durante las celebraciones de Halloween que se realizan en este recinto temático, pero durante el resto del año, se puede echar un vistazo a su fachada en ruinas realizando el recorrido en tranvía del estudio del backlot, que lleva a los huéspedes del parque alrededor de otros famosos platós de televisión y de cine todavía en funcionamiento.

  • Hotel Millennium Biltmore, <i>Los Cazafantasmas</i>
    Hotel Millennium Biltmore, Los Cazafantasmas

    Después de su apertura en la rugiente década de 1920, el Millennium Biltmore Hotel ha hecho desde entonces muchas apariciones en películas de Hollywood, y ha acogido ocho ceremonias de entrega de premios de la Academia en sus instalaciones. Incluso el emblemático viaje de la Torre del Terror de Disney modeló sus exagerados arcos y el techo abovedado del interior inspirándose en este opulento hotel localizado en el centro de Los Ángeles, ya que el creador del imperio Disney se alojó en una de sus muchas y lujosas suites en diversas ocasiones. Aunque la mayor parte de la película se filmó en las calles de Nueva York, los aficionados pueden reconocer que el interior del Millennium Biltmore Hotel es también el mismo que el ficticio Hotel Sedgewick de la película Ghostbusters. Es aquí, en el salón de baile del hotel Sedgewick, donde el equipo atrapó a su primer fantasma, "Moquete", y destruyó la sala ornamentada en el proceso. Las extravagantes columnas de mármol, las lámparas de araña y los techos con frescos italianos que el hotel presenta en la actualdiad son exactamente los mismos que en la película de 1984, aunque relativamente más intactos. Hoy en día, esta zona también hace las veces de vestíbulo del hotel, dando la bienvenida a los huéspedes reales y famosos por igual en sus paredes.

1