• Conéctate
Un dolmen de Huelva, portada de una prestigiosa revista británica de arqueología
Publicado el 03/06/2020

CulturaEspaña

Twitter Facebook 3 compartidos

El Dolmen de Soto, uno de los monumentos megalíticos más grandes y peculiares de la Península Ibérica, se ha convertido en noticia al protagonizar la portada de la última edición de la revista World Archeology.

El Dolmen de Soto

El Dolmen de Soto
© Juan Aunión/123RF

En la provincia de Huelva se pueden contabilizar más de 200 monumentos megalíticos. Sin embargo, en la localidad de Trigueros se encuentra el mayor de ellos, el Dolmen de Soto. Está datado entre el 3000 y el 2500 a.C. y fue descubierto en 1922 en la finca "La Lobita" por Armando de Soto, del que recibe su nombre.

Es un dolmen de corredor largo, cuya estructura está formada por dólmenes yuxtapuestos durante casi 21 metros. La anchura oscila entre los 0,82 metros en la entrada y los 3,10 metros que alcanza en la cámara y está orientado de levante a poniente para que durante los equinoccios los primeros rayos de sol atraviesen el corredor y se proyecten en la cámara.

El motivo por el que este monumento aparece en la portada de la edición 101 de esta revista bimensual de arqueología es un trabajo de investigación sobre el arte rupestre realizado en el año 2016.

Un equipo formado por Hipólito Collado, Sara Garcés, José Julio Arranz y George Nash llevó a cabo el proyecto "Caracterización del Arte Rupestre en el Dolmen de Soto", que fue presentado en noviembre de 2017 en las Jornadas de Patrimonio "Trigueros, puerta a la historia" - Congreso Internacional de Arte Rupestre.

El trabajo consistió en el registro del arte rupestre del dolmen (que tiene grabados de hasta 6.000 años de antigüedad) mediante técnicas científicas punteras como la fotometría 3D o el trazado digital 2D, además de la espectroscopia Raman y el análisis arqueométrico.

En su página web, el ayuntamiento del municipio de Trigueros ha publicado un comunicado en el que muestra su agradecimiento al equipo que realizó la investigación y su alegría por saber que el Dolmen de Soto "traspasa fronteras". Asimismo, desde el consistorio reafirman su compromiso de "seguir trabajando para devolverle el lugar que realmente se merece y que ya, en los circulos científicos y de la investigación ocupa desde siempre".

El Dolmen de Soto fue declarado monumento histórico-artístico en 1931 mediante un decreto concebido para proteger el patrimonio nacional que presenta una lista de casi 800 inmuebles, yacimientos, ruinas, cuevas o elementos megalíticos. En este listado también figuran el Monasterio de Santo Domingo de Silos, la Catedral de Málaga o el Alcázar de Segovia. En el año 2019, recibió en torno a 13.000 vistas.