Publicado el 21/08/2021

#Cultura #Egipto

Egipto protege las catacumbas de Alejandría de la subida de las aguas subterráneas

La crecida del nivel de las aguas subterráneas que se encuentran bajo la superficie de este monumento de 2.000 años de antigüedad, había puesto en grave peligro la conservación de las catacumbas de Kom el-Shouqafa . Finalmente, las autoridades egipcias, con la ayuda de Estados Unidos, han tomado cartas en el asunto desarrollando un sistema de drenaje para preservarlas y protegerlas del agua que debilita los cimientos de este emblemático lugar.

© Justina Elgaafary

En Alejandría, las tumbas de Kom el-Chouqafa, de 2.000 años de antigüedad, amenazadas por la subida del nivel de las aguas subterráneas, han sido equipadas con seis bombas de drenaje para controlar y preservar las filtraciones subterráneas. "Se trata de un programa único que combina la arqueología y la ingeniería civil", afirma Thomas Nichols, ingeniero consultor que participó en el proyecto. El proyecto, realizado con la ayuda de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, comenzó en noviembre de 2017 y acaba de finalizar hace apenas unos días para "acabar con el problema de las aguas subterráneas que ha amenazado la zona durante más de cien años".


Estos altos niveles de agua y humedad han sido causados por la proximidad del Canal de Mahmoudiya y el aumento del desarrollo urbano en el barrio, que ha contribuido al desmoronamiento del lecho rocoso del río, lo que a su vez ha provocado filtraciones y el crecimiento de algas en los cimientos de las catacumbas. La acumulación de agua de lluvia también ha tenido un impacto notablemente perjudicial en el equilibrio del sitio.

Según explico el ingeniero Waadala Abul El-Assasif, jefe del sector de proyectos, para proteger las tumbas se excavaron seis pozos de 40 metros de profundidad y se instalaron varias bombas electrónicas y tubos de drenaje. Este proyecto de 88 millones de euros es "un ejemplo del apoyo de Estados Unidos al Gobierno de Egipto para preservar su patrimonio cultural", declaró Tom Goldberger, encargado de negocios de Estados Unidos en Egipto.


Descubiertas en 1900, las catacumbas de Kom el-Shouqafa se consideran las más famosas e importantes de Alejandría. Estas se componen de tres tumbas subterráneas talladas en piedra caliza. Utilizados desde el siglo I al IV d.C. bajo el Imperio Romano, éstas albergaban las tumbas de las familias ricas.


Pero las catacumbas de Kom el-Shouqafa no son las únicas que están en peligro. Muchos otros sitios del antiguo Egipto están debilitados por la subida de las aguas subterráneas que amenazan sus cimientos, como también sucede templo de Karnak en Luxor y la meseta de la Esfinge en Giza. Esperemos que la situación se resuelva lo antes posible a fin de asegurar la preservación de estos lugares monumentales.