Publicado el 20/03/2017

#Sociedad #China

El Palacio de Potala: una maravilla del mundo, hogar del Dalai Lama

Siempre nominada para ser unas maravillas del mundo, el hogar del Dalai Lama se lleva nuestro premio a pesar de no estar entre las siete primeras. Déjate llevar por la magia del impresionante Palacio de Potala.

El Palacio de Potala

El Palacio de Potala es el lugar más emblemático y el símbolo del Tíbet. Se encuentra en el centro de Lhasa y fue construido como el eje del gobierno por el quinto Dalai Lama en 1645. - © fanjianhua/123RF

Un lugar mágico

Es un palacio descomunal compuesto por casas, torres, capillas... Sus edificios principales están situados en la colina, en el lado que da al río Lhasa. - © jasonyu1106/123RF

El palacio más alto del mundo

Según el libro Guinness de los récords, el Palacio de Potala es el palacio más alto del mundo. Al subir las escaleras hasta lo más alto, tendrás las mejores vistas de la ciudad de Lhasa, así como de la increíble meseta que se encuentra a lo lejos. - © pius99/123RF

Patrimonio de la Humanidad

Gracias a su espectacular estilo arquitectónico, está considerado como uno de los edificios más bonitos del mundo. Además, junto con el templo de Jokhang (en la foto) y Norbulingka, son Patrimonio de la Humanidad de la Unesco. - © lcgswzr/123RF

Obras de arte

El Palacio de Potala no es solo un palacio espléndido, sino que también es un tesoro en el que podrás ver magníficas obras de arte y aprender sobre la cultura e historia tibetana. Es más, gracias a su arte e historia tan brillantes, los viajeros han convertido este lugar en la atracción más visitada del Tíbet. - © jasonyu1106/123RF

El Palacio de Potala lleva en pie durante siglos como testamento de los tibetanos y sus creencias. Cada año, cientos de peregrinos de todas partes del mundo llegan para rendir homenaje a este patrimonio colosal y el símbolo que representa.

Está considerado como una de las maravillas del mundo (aunque no entre las siete primeras) por su estructura y su gran importancia en la historia del Tíbet; el Palacio de Potala es un lugar que enamora a todo aquel que lo visita.

La estructura general de Potala se divide en dos partes: el Palacio Rojo y el Palacio Blanco. Y los preciosos murales que hay en el interior del palacio no son solo bonitos, sino que también cuentan la historia del Tíbet. Además, no te puedes perder los tejados dorados del Palacio Rojo.

El Palacio Rojo es el más alto de los dos, y está constituido por diferentes capillas. Esta parte del palacio, utilizada por el Dalai Lama para sus rezos, está dedicada al estudio del budismo y el desarrollo de la religión.

Por otro lado, el Palacio Blanco fue originariamente construido por el rey Songtsan Gampo como regalo a su futura esposa en el año 637, pero fue destruido en el siglo IX. Por suerte, el quinto Dalai Lama lo volvió a construir.

En esta increíble estructura de piedra y madera se encuentran artículos y artefactos de la historia del Tíbet, al igual que de su religión y cultura: estatuas de Buda, murales, antigüedades de miles de años y obras de arte que no se pueden ver en ningún otro lugar del mundo. ¿A qué esperas para sacar tus billetes de avión e ir a conocer el espléndido hogar del Dalai Lama?