El primer museo bajo el agua de Europa abre en España
Publicado el 28/01/2017 25 compartidos

InsólitoEspaña

Twitter Facebook 25 compartidos

Después de tres años de duro trabajo del escultor británico Jason deCaires Taylor, el Museo Atlántico por fin ha abierto sus puertas en Lanzarote.

Museo atlántico

Museo atlántico
© miro3d/123RF

Ha tardado tres años en construirse, pero el primer museo submarino de Europa ya se ha inaugurado en la costa sur de Lanzarote. El Museo Atlántico exhibe 300 esculturas subacuáticas, todas creadas por el escultor británico Jason deCaires Taylor, que pretende despertar la conciencia medioambiental de la gente y provocar un cambio en la sociedad.

Divididas en 12 instalaciones, las esculturas se encuentran a 14 metros de profundidad en el Océano Atlántico, en la parte de la Bahía de las Coloradas, en el sur de Lanzarote, y lo pueden visitar buzos y buceadores con tubo o, incluso, ver desde barcos con el suelo de cristal.

Está diseñado para recrear un arrecife artificial a gran escala y cada pieza se ha esculpido utilizando materiales con pH neutro para fomentar la reproducción de las especies de peces locales y crear un hábitat para la vida marina de la zona, nombrada Reserva de la Biosfera por la Unesco en 1993.

Desde que se empezó a intentar ayudar a aumentar la fauna marina en febrero, los científicos ya han visto un aumento de un 200% en la biomasa marina del área, y se ha empezado a ver tiburones ángel, barracudas, sardinas, pulpos y alguna raya mariposa.

«Espero que el Museo Atlántico de Lanzarote represente un punto de partida hacia otro mundo y haga que la gente entienda mejor lo preciado que es nuestro mundo marino y cuánto dependemos de él» declaró Jason deCaires Taylor.

Pero el escultor también ha querido concienciar a la gente con otros problemas sociales que afectan al mundo en la actualidad. Por ejemplo «La Balsa de Lampedusa», una instalación particular, que conmemora los trágicos eventos que tuvieron lugar en la costa de la isla italiana en el 2013 y la crisis de los refugiados actual en todo el mundo.

Aunque el Museo Atlántico sea el primero de este tipo en Europa, ya existen otros museos acuáticos en el mundo. Taylor ya ha trabajado con anterioridad en otras 500 esculturas: el Museo Subacuático de Cancún, México, o el Molinere Underwater Sculpture Park en el Caribe, el primero del mundo que se abrió en 2006.