• Conéctate
El controvertido zoo de Gaza vuelve a abrir sus puertas
Publicado el 09/10/2019

NaturalezaPalestina

Twitter Facebook 3 compartidos

Animales golpeados, separados, en cautividad y en unas penosas condiciones de vida... Hace unos meses, el zoológico de Rafah, localizado en la Franja de Gaza, cerró sus puertas tras filtrarse el indecente estado en el que se encuentran las diferentes especies animales expuestas en sus dominios. No obstante, para la desgracia de estas criaturas, las puertas de este polémico zoo han vuelto a abrirse de nuevo...

El zoo de los horrores

El zoo de los horrores
© lightpoet/123RF

Las imágenes filtradas habían causado una notable indignación entre los colectivos para la defensa de los derechos de los animales a principios de año. En ellas podían verse cachorros separados de sus padres para entretener a los niños, una leona golpeada, animales atrapados en pequeñas jaulas y otro tipo de abusos y comportamientos erráticos. Localizado en el sur de Gaza, en Palestina, el zoológico de Rafah se ha convertido en una auténtica prisión al aire libre para decenas de especies. Entre la desnutrición y el abuso, el parque había atraído la ira de una campaña internacional que denunciaba el maltratamiento de los animales.

Four Paws, una organización internacional de defensa de los derechos de los animales, incluso había pagado cerca de 55.000 dólares a los propietarios para financiar el cuidado de los animales, cuya condición se consideraba muy preocupante. El pasado mes de abril, la ONG también trasladó a unos 50 animales, entre los que se encontraban leones, monos y pavos reales, a un santuario en Jordania a cambio de la promesa de que el zoológico cerraría definitivamente.

Pero el mes pasado, para sorpresa de todos, el Zoo de Rafah reabrió sus puertas al público con dos leones y tres cachorros. Todos están encerrados en jaulas estrechas y sucias. Dos monos y un avestruz también parecen encontrarse en muy mal estado en este lugar con su sórdido ambiente. "Un león necesita 1.000 metros cuadrados para jugar. Aquí sólo tienen 7 m2", dice Mohammed Aweda, un activista de los derechos de los animales en Gaza. "El zoológico no podrá sobrevivir el invierno porque carece de todo, los alimentos son caros y la situación económica en Gaza es muy difícil", explica.

La organización Four Paws también lamenta la situación por la que atraviesan los animales del Zoo de Rafah y hace especial hincapié en el alarmante estado de salud de los animales. "Los videos y fotos que vimos son realmente alarmantes. Los animales no tienen condiciones de vida adecuadas. Parecen estar en malas condiciones y necesitan urgentemente atención y alimentos".

En 2016, el zoológico de Khan Younès, también situado en el sur de la Franja de Gaza, ya fue cerrado por el trato inhumano que ejercían sobre los animales. Poco antes de su cierre en 2016, el parque había recibido el ignominioso título de "el peor zoológico del mundo".