() Los mejores lugares de Formentera para contemplar puestas de sol este verano - Easyviajar
Los mejores lugares de Formentera para contemplar puestas de sol este verano
Publicado el 13/06/2018 2 compartidos

NaturalezaEspaña

Twitter Facebook 2 compartidos

Si has pensado en Formentera para escaparte estas vacaciones, has de saber que además de preciosas calas de arena blanca y aguas color turquesa que contrastan con sus zonas verdes, la "niña bonita del Mediterráneo" atesora un puñado de mágicos lugares como el cabo de Berbería, el Mirador de La Mola, Cala Saona o los quioscos de Migjorn, desde los que disfrutar de preciosos e inolvidables atardeceres. Te invitamos a conocer algunos de los más destacados de la mano de Turismo de Formentera.

Los mejores lugares de la isla para despedirse del astro rey

Los mejores lugares de la isla para despedirse del astro rey
© Turismo de Formentera

Formentera es un pequeño paraíso en mitad del Mediterráneo. Una joya de las Islas Baleares con multitud de atractivos. Uno de esos momentos que se guardan para siempre en la memoria, y también en la retina, son sus preciosas puestas de sol. El punto más mágico del día cuando el cielo explota en colores y se vive un instante cargado de energía.

Faro del Cabo de Berbería

El enclave más meridional del archipiélago balear, entre rocas y acantilados, se encuentra el Faro del Cabo de Berbería, rodeado de un impresionante paisaje rocoso. Aunque no está muy claro el origen de su nombre, parece que se deba a la cercanía de las costas africanas, conocidas como bárbaras, desde donde se atacó varias veces a la isla. Son muchos los que se reúnen en Barbaria para despedir el Sol.

Un lugar ideal para sentarse en silencio, disfrutar de la paz y la serenidad del lugar contemplando el sol sumergiéndose mientras el cielo y el mar van cambiando de color. El tono rojizo, dorado o púrpura del horizonte en el ocaso es uno de los grandes atractivos de este lugar, desde donde se puede apreciar una de las mejores puestas de sol del Mediterráneo.

En los alrededores del faro hay varios atractivos más. Caminando 150 metros hacia el oeste se encuentra la Torre Des Garroveret, una de las torres de defensa que formaban el conjunto de vigilancia contra los ataques piratas de Formentera. El otro punto de interés de la zona es Cova Foradada, un pequeño agujero en el suelo por el que, a través de una gruta, se llega a un balcón sobre el mar. Los amantes de la fotografía encuentran aquí un lugar perfecto para captar momentos mágicos.

En temporada alta, el acceso a pie o en bicicleta al faro es libre, sin embargo los coches y motos tienen el acceso vetado (aparcamiento gratuito a 1,7 kilómetros del mismo). El acceso está permitido para personas con movilidad reducida.

El Faro de La Mola

Vistas arrebatadoras por el día. Naranjas, rojas y rosas para recibir la noche. El Faro de la Mola es el más antiguo de Formentera y está situado en uno de los enclaves más espectaculares de la isla. Construido sobre un acantilado de más de 120 metros de altura, ofrece todo un espectáculo nocturno con un despliegue de 12 haces luminosos que giran entre el mar y la tierra. Tan solo ha dejado de funcionar en dos ocasiones desde que se inauguró en 1861. Fue durante la Guerra Civil Española y la guerra de Filipinas.

Cuenta la historia que Julio Verne escribió su novela 'Hector Servadac' inspirándose en la Isla de Formentera y en este faro. Una placa conmemorativa de 1978 recuerda que el escritor convirtió la Mola en el lugar donde transcurre la acción de dicha novela y que seguramente también inspiró su obra 'El faro del fin del mundo'. Alrededor de él existen varios senderos por los que se puede pasear cerca del acantilado y disfrutar de la inmensidad del mar. Desde este punto se pueden contemplar dos tercios de la isla, incluso las costas de Ibiza.

Playa de Cala Saona

Ver la caída del sol desde Cala Saona es simplemente mágico. Está situada en una pequeña bahía protegida de los vientos donde se puede disfrutar de deportes acuáticos y de un buen baño. Está rodeada por acantilados que encuadran a la perfección el momento más bonito del día y que se tornan en rojizos conforme el sol desciende sobre la línea del horizonte.

Junto a Illetas y a las del Parque Natural se puede disfrutar de la puesta de sol en Formentera en la arena. Cuenta, además, con algunos bares desde los que tomar algo a la vez que disfrutamos de este espectáculo que nos ofrece el Mar Mediterráneo.