• Conéctate
Francia, país de regiones pintorescas
Publicado el 18/11/2017

CulturaFrancia

Twitter Facebook

Francia es el lugar perfecto para descubrir nuevos paisajes o tener la ocasión de vivir nuevas experiencias, tanto culinarias como culturales. El territorio francés posee paisajes increíbles en los cuales es posible alejarse de la rutina diaria y respirar un soplo de aire fresco. Aquí presentamos las cinco regiones más interesantes del hexágono.

Normandía

Normandía
© Eugene Sergeev/123RF

Normandía tiene paisajes vigorizantes, aire puro y una gastronomía que hace la boca agua. Normandía tiene numerosos atractivos, y en la región hay muchos lugares por descubrir: el Monte Saint Michel, los cementerios militares de la Segunda Guerra Mundial, los museos o el célebre Deauville. Los festivales que se organizan atraen cada vez más a la cocina local: camembert, mermelada, Calvados. Normandía tiene todo para impresionar a sus visitantes.

Bretaña

Bretaña
© jakobradlgruber/123RF

Bretaña es el destino preferido por los franceses. Esta región ofrece un paisaje precioso y numerosos lugares a descubrir como el bosque de Pimpont, la costa de granito rosa o el golfo de Morbihan. El festival de la región, encantará a los apasionados de la cultura celta. Los que estén interesados en la gastronomía podrán degustar platos típicos de Bretaña como los pasteles kouing amann o far bretón, galettes o el plato kig ha farz.

Córcega

Córcega o la Isla de la belleza es, sin duda, el destino francés para privilegiar a aquellos que desean un cambio de escenario. Aguas turquesas y playas soleadas prometen una escapada sublime. También pueden hacerse actividades como la visita a Porto Vecchio, o a la reserva natural de Scandola, al yacimiento arqueológico de Aléria, así como dar un paseo alrededor del Lago de Melo. Y si tienes hambre, Córcega te ofrecerá sus mejores platos: vino, productos de charcutería, pasteles y quesos deliciosos.

Limousin

Horizontes de vegetación y edificios antiguos pueblan Limousin. En el centro oeste de Francia esta región tiene todo lo que necesita para permitir una estancia agradable. Los lugares que deben visitarse son Brive la Gaillarde, Collonges la Rouge, el castillo de Sédières y el valle del Dordoña. El festival que hay que perderse es el Festival Brive, donde artistas franceses salen a escena. Para aquellos interesados en la gastronomía, las manzanas AOC, los clafoutis y las tortas de patata son productos locales que no pueden perderse.

Alsacia

Alsacia
© Sergey Dzyuba/123RF

Las construcciones con entramados de madera y las calles pintorescas de Estrasburgo, hacen de Alsacia una de las regiones para visitar cuando queremos cambiar de aires. La historia de la Segunda Guerra Mundial puede descubrirse con los museos consagrados a este tema. Para los descubrimientos culinarios, Alsacia tiene especialidades locales, como el chucrut o el vino caliente.