La increíble historia de la Mona Lisa africana
Publicado el 16/04/2018 4 compartidos

CulturaReino Unido

Twitter Facebook 4 compartidos

40 años después de su desaparición, se ha encontrado el famoso cuadro del pintor nigeriano Ben Enwonwu que representa a Ife Adetutu Ademiluyi (conocido como el Tutu) en un modesto apartamento en el norte de Londres. El cuadro ya ha sido vendido por 1,3 millones de euros, convirtiéndose así en el cuadro contemporáneo más caro en toda la historia de Nigeria.

La historia de esta obra de arte es cuanto menos peculiar. Realizada en 1970 por el artista nigeriano Ben Enwonwu, la obra Ife Adetutu Ademiluyi (conocido como Tutu) ha sido encontrada en un apartamento en el norte de Londres, casi cuarenta años después de su desaparición. Ben Enwonwu pintó tres versiones de Tutu, pero las pinturas desaparecieron, solamente una de ellas apareció en la casa de un particular. Apodada la Mona Lisa africana, este trabajo acaba de ser subastado por una cantidad de dinero astronómica.

1,3 millones de euros.

1,3 millones de euros.
© hxdbzxy/123RF

Creada en 1974, esta pintura se considera el símbolo de reconciliación en Nigeria después de la Guerra de Biafra (1967-1970), razón por la cual su reaparición ha afectado tanto a la población de su país natal. El novelista premiado Booker Ben Okri ve la pintura como el descubrimiento más significativo del arte africano contemporáneo en más de 50 años.

La pintura fue encontrada en un modesto apartamento en el norte de Londres por Giles Peppiatt, el director de arte moderno africano de la casa de subastas inglesa Bonhams. Entré en aquel apartamento londinense y lo vi colgado en la pared, era la última cosa que esperaba encontrar allí, comentó Giles. Por el momento, no sabemos cómo llegó la princesa Tutu allí, sobretodo porque los dueños de la casa la mantuvieron en anonimato. Lo importante es que el trabajo se ha encontrado intacto, y acaba de ser subastado por 1,3 millones de euros.

El retrato de Tutu es un ícono nacional en Nigeria, y tiene una gran significación cultural. Estoy contento de que esto haya provocado tanto interés y establece un nuevo record para el artista. Es muy excitante haber jugado un rol en el descubrimiento y en la venta de este trabajo tan destacado, subrayó Peppiat.

En cuanto a los otros dos retratos de la princesa, nadie sabe en qué se han convertido. Te aconsejamos dar un paseo por el ático, a lo mejor encuentras una obra de arte valorada en un millón de euros, ¡quién sabe!