Descubre dónde se encuentra la estatua de Shiva más grande de la India
Publicado el 24/01/2019 9 compartidos

CulturaIndia

Twitter Facebook 9 compartidos

Representación de la religión hinduista, la pequeña ciudad de Murudeshwara puede presumir de contar con la estatua de Shiva más alta de toda la India y la segunda del mundo. Sin duda, el mayor reclamo turístico de esta localidad costera, donde sus habitantes son agradables y abiertos con todos los turistas que se acercan a contemplar esta grandiosa creación. No solo es la estatua, es el complejo entero del templo lo que mueve cada año a miles de fieles a esta ciudad

La estatua de Shiva

La estatua de Shiva
© 123rf

La pequeña ciudad de Murudeshwara está situada en la India, en el distrito de Uttara Kannada, en el estado de Karnataka, y es una ciudad de playa que se encuentra en la costa del Mar Arábigo. Tanto el templo como la estatua se encuentran en una colina justo en la costa y ofrecen una preciosa vista.

Para la religión hinduista, los tres principales dioses son Brahma, Vishnu y Shiva. Este último es el dios de la renovación, de las artes y las danzas, el símbolo máximo de la potencia masculina. Tan importante es en esta cultura que las leyendas dicen que el río Ganges nace de su cabeza. Shiva representa el misterio a la espera de ser descubierto, así como la vida.

La estatua de Shiva (Murdeshwar es otro de sus nombres) tiene un total de 37 metros de altura y tardó 2 años en ser construida. Es la estatua más alta de toda la India dedicada a este dios y la segunda del mundo. Fue financiada por el empresario RN Shetty, llegando a costar cerca de 50 millones de rupias (un poco más de 615.000 euros).

El monumento está proyectado de tal manera que recibe la luz del sol directamente durante todo el día, por lo que esto le da un brillo y una espectacularidad aún mayor. Originalmente la estatua tenía cuatro brazos y estaba toda recubierta con tinta de oro. Sin embargo, las grandes ráfagas de viento dañaron dos de los brazos y las lluvias se llevaron consigo la tinta de oro de la estatua.

El templo fue construido en el Monte Kanduka, tiene 20 pisos de los cuales se puede subir hasta el 18 y disfrutar de unas magníficas vistas de la costa india. El edificio fue totalmente restaurado y modernizado, con la excepción del Sanctum Sanctorum, que aún conserva el original, ya que es sagrado para los hindúes. La entrada al Sanctum está prohibida para devotos y turistas, solamente pueden acceder los sacerdotes.

Significado de la estatua

Significado de la estatua
© Oleg Zhukov

Shiva tiene tres ojos, uno de los cuales está en el medio de su frente, lo que significa la capacidad de este dios de ver las tres visiones diferentes del tiempo, el pasado, el presente y el futuro. Otro rasgo característico es el color grisáceo de la piel, cubierto de ceniza.

Y es que dicen que Shiva cubre su cuerpo con bhasma o ceniza de crematorio, ya que esto señala la filosofía de la vida y la muerte y el hecho de que la muerte es la realidad última de la vida. Las escrituras de los shivaístas dicen que con la mirada ardiente de su tercer ojo quema el universo, incluidos a Brahma y a Visnú, y se unta sus cenizas por todo el cuerpo. Por eso los adoradores de Shiva se cubren de cenizas.

La luna en su quinto día sobre la frente de Shiva representa el poder del Soma (que representa a la Luna). Esto quiere decir que Shiva posee el poder de la procreación junto con el poder de la destrucción. La luna también significa el control sobre el tiempo.

Existen dos teorías para explicar el cuello o garganta azul de Shiva. Por un lado se dice que cuando los dioses batieron el océano para generar el néctar que los volvería inmortales, se generó también una gran cantidad de veneno. Shiva se lo bebió, y por eso su garganta adquirió ese color azul. Sin embargo hay otra leyenda que cuenta que Shiva ingirió el veneno kalketu para el bienestar del universo. Para no morir a causa de este veneno, su entonces esposa Parvati ató una cobra a su cuello, lo que retuvo el veneno en la garganta y la volvió azul. Esto explica también la cobra que le acompaña, que representa la muerte, a la que Shiva ha vencido. También representan la energía dormida y yacente. El collar alrededor de su cuello simboliza la extinción y generación de las razas de la humanidad.

Las leyendas cuentan que el Ganges emana de la cabeza de Shiva. Esta es la explicación a la forma del pelo de la estatua, ya que el pelo está enredado en varias matas sobre su cabeza y forman un círculo en la punta sobre la frente, encima del cual se ve el rebote y materialización del sagrado río. El movimiento de su cabello lo representa también como el dios del viento o Vaiú, que es la forma sutil de aliento presente en todos los seres. Esto quiere decir que Shiva es la línea vital de todos los seres vivos.

El tambor en una de las manos representa el origen de la palabra universal que da origen a todo lenguaje y expresión.

Shiva se casó con Satí, quien es objeto de adoración de los shaktas y los tantrikas. Pero ella se suicidó cuando su padre Daksha insultó a su esposo. Entonces Shiva volvió a casarse con Parvati, quien para él era la reencarnación de Satí. Shiva tiene tres hijos:

Aiapa (con la diosa Mojini)

Skanda o Kartikeia (dios de la guerra)

Ganesha

El maravilloso templo de Murudeshwara

El maravilloso templo de Murudeshwara
© Oleg Zhukov

Conociendo todo esto sobre la ciudad, el templo y la estatua, ¿cómo no ir a visitarla? Organiza un viaje con nosotros y descubre ese maravilloso país de contrastes que es la India, y su estatua de Shiva más grande del país.