Publicado el 19/11/2021

#Transporte #España

Las aerolíneas no podrán cobrar por el equipaje de mano

La sentencia dictada por magistrada del juzgado de lo Mercantil de Palma, Margarita Poveda Bernal, da la razón a un pasajero al que la compañía de bajo coste Ryanair había denegado el embarque tras haberse negado a pagar por llevar su equipaje en cabina. La aerolínea ha sido condenada a pagarle 387 euros en concepto de indemnización. El fallo podría suponer un antes y después en el mundo de la aviación comercial.

© Shutterstock

El pasajero decidió llevar a los tribunales a la low cost al no permitirle embarcar en el vuelo al negarse a pagar las 20 libras que le exigía para poder volar con una maleta en cabina que además, contenía varios medicamentos que necesitaba para su enfermedad.

Por su parte, la aerolínea irlandesa defendió su normativa de cobrar por el equipaje de mano y de no permitir a este pasajero que embarcase en el avión en el aeropuerto de Palma de Mallorca justificando que éste había adquirido un billete en el que no se incluía ninguna maleta, argumentando que el pasajero estaba informado del hecho de que de que si quería facturar maleta o llevarla en la cabina, debería abonar el suplemento correspondiente.


Además, Ryanair también expone que el denunciante también podía haber adquirido la 'tarifa priority', la cual permite viajar con dos bultos.


Sin embargo, la magistrada explica que no se puede denegar el embarque a a un pasajero a no ser que existan razones de salud o seguridad que lo justifiquen, por lo que determina que la aerolínea de bajo coste ejerció una situación de superioridad frente al pasajero.

Según explica la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), su finalmente se produce la denegación del embarque a un pasajero, la compañía será responsable de indemnizarle y compensarle por las molestias. "Los pasajeros tienen derecho a una compensación económica que varía de entre 250 euros y 600 euros, dependiendo de la distancia del vuelo, aunque estas cantidades se pueden reducir en un 50% si la compañía aérea le ofrece transporte alternativo y cumple una serie de requisitos en cuanto a la hora de llegada al destino final", cantidad que "ha de ser abonada al pasajero afectado inmediatamente".


Poveda Bernal ha recordado además que la normativa europea obliga a las compañías aéreas a transportar el equipaje de mano sin ningún tipo de coste adicional sobre el precio del billete. Por todo ello, la magistrada ha condenado a Ryanair a pagar 387 euros en concepto de indemnización al pasajero afectado.