Publicado el 19/02/2021

#Cultura #España

Las ciudades amuralladas más bonitas de España

En la Península Ibérica hay una gran cantidad de ciudades amurallas y, por suerte, hoy en día todavía podemos apreciar algunas de estas murallas o, al menos, restos de algunas de ellas. A continuación, recogemos algunas de las muchas localidades que tienen murallas en España y que tienen un encanto especial. ¿A qué esperas para conocerlas?

Lugo

Lugo 123RF

Patrimonio de la humanidad desde el año 2000, la muralla de Lugo es, junto con su catedral y puente romano, una de las principales atracciones de la ciudad gallega. Se trata de una de las murallas romanas mejor conservadas ya que prácticamente no ha sufrido ningún cambio ni reforma, salvo porque algunas de sus puertas se abrieron para facilitar el tráfico. La muralla fue instalada con propósitos defensivos y tiene una longitud de 2km y 85 torres.

Ávila

Ávila ©123rf

También Patrimonio de la Humanidad, las murallas de Ávila son el monumento que identifica a la ciudad. Tiene dos kilómetros y medio de perímetro, 88 torres y 12 puertas. Se puede acceder a gran parte de ella (a 1.400km de su longitud) y para ello hay tres puntos de acceso: la Casa de las Carnicerías, la Puerta del Alcázar y el Arco del Carmen. Además, tiene un cuarto acceso para personas con moviladad reducida, pues Ávila es una de las ciudades más accesibles de España y de Europa.

Trujillo

Trujillo ©123rf

Este municipio ubicado en Cáceres tiene un recinto amurallado realmente espectacular situado en la parte más alta de la localidad que recibe cada año miles de turistas. La muralla fue construida en el siglo XVII para proteger la ciudad contra los posibles ataques de piratas y corsarios que había en la época. Actualmente no se conservan muchas partes ya que la fortificación fue derribada en gran parte en el siglo XIX.

Morella

Morella © Leszek Czerwonka/123RF

La muralla de Morella, con 2,5km de longitud, rodea toda la localidad de Castellón desde su emblemático castillo. El castillo de la localidad es una parte muy importante de la historia de Morella y cuenta con una plaza de armas, el palacio del Gobernador, la torre de la Pardala, el aljibe, una prisión y pabellones reales. Este recinto amurallado del siglo XIV cuenta con 14 torres y varias puertas para entrar, como la de Nevera, Sant Miquel o Sant Mateu.

Toledo

Toledo © Sean Pavone 2015/123rf

Ubicada a unos 70km de Madrid, la ciudad de Toledo posee una gran muralla originariamente romana y que fue expandida por los árabes y finalizada por el rey Alfonso VI tras reconquistar la ciudad. Entre sus murallas, esta ciudad esconde muchos monumentos emblemáticos como el Alcázar, la Catedral de Santa María, la casa de El Greco, el Monasterio de San Juan de los Reyes o el barrio de la Judería.

Ciudad Rodrigo

Ciudad Rodrigo © Alfonso de Tomas/123RF

Ciudad Rodrigo, ubicada entre Portugal y Salamanca, conserva dos líneas de muralla de 2.200 metros de largo y de hasta 13m de altura que bordean la ciudad. La muralla fue construida en el siglo XII y se reformó en el siglo XVIII, por lo que, aunque quedan restos de la primera muralla, se contempla principalmente lo que fue construido en la rehabilitación. En la muralla podemos apreciar 5 torreones y 7 de las 8 puertas que tuvo en su origen, de las cuales destacan la Puerta de Santiago y la Puerta del Sol.

Peñíscola

Peñíscola © Eleva tu punto de vista/123rf

Situado en la costa de Castellón y rodeado por playas tranquilas, la localidad de Peñiscola dispone de un conjunto histórico que tiene su origen en la época romana, aunque las murallas (muy bien conservadas) se construyeron por orden de Felipe II en los siglos XIII y XV. El casco antiguo de la ciudad cuenta con callejones estrechos y empinados y casas con un encanto propio que han hecho que sea el lugar ideal para varios rodajes cinematográficos.

Albarracín

Albarracín ©123rf

Actualmente, Albarracín es uno de los pueblos más turísticos y visitados de España y motivos no le faltan. Entre sus numerosos atractivos como la Plaza Mayor, la Catedral o el Catillo, encontramos su muralla. Este municipio de Teruel cuenta con dos recintos amurallados, el primero corresponde a la época musulmana y carece de torres y el segundo es más grande y está reforzado con torres y almenas para una mejor defensa de la ciudad. Para visitar la muralla existen tres caminos: por la calle del Chorro, por la Subida a las Torres, desde la iglesia de Santiago, y por el portal de Molina.