• Conéctate
Las playas más raras del mundo
Publicado el 04/09/2019

CulturaEstados Unidos

Twitter Facebook 4 compartidos

Déjate sorprender por alguna de las playas más impresionantes y raras del mundo. Algunas de ellas, fruto de los desastres provocados por el hombre y otras como consecuencia directa del calentamiento global, ofrecen en la actualidad unas vistas inmejorables.

  • Twitter
  • Facebook
  • Glass Beach, California
    Glass Beach, California

    Esta playa se encuentra en el Parque estatal MacKerricher, en una pequeña ciudad en la costa norte de California que recibe una decena de miles de turistas cada año. Se conoce como la playa de los Vertederos puesto que años atrás, en 1906, la gente arrojaba toda clase de basura por la zona de los acantilados, lo que llevaba a organizar hogueras para después quemarla. Por este motivo, la Junta Estatal de California decidió cerrarlo en 1967, dispuesta a recuperarla aunque se necesitaron varios años con programas de limpieza y la fuerza de las olas para limpiarla hasta dejar únicamente vidrio y cerámica. Con la erosión del oleaje, se formó una bonita arena de colores que actualmente está prohibida coger. Es una playa perfecta para los niños puesto que pueden jugar aunque hay que tener cuidado pues puede ser también un poco peligrosa.

  • Shell Beach, Australia
    Shell Beach, Australia

    Únicamente hay dos playas en el mundo que están formadas por conchas y una de ellas se encuentra en Australia. En el estado deshabitado de Western Australia, encontrarás 60 km cubiertos de conchas, donde el sol se refleja y es necesario utilizar gafas. Los restos que hay en la orilla provienen de una caracola llamada Cardiid que lleva asentada allí miles de años, puesto que el agua cuenta con un alto porcentaje de sal, gracias al clima y a la geomorfología de la zona donde se ubica. El agua de la playa es totalmente cristalina y no tiene mucha profundidad así como la profundidad de las conchas ronda entre los 7 y 10 metros. La aglomeración de estas ha creado una materia que se denomina ?coquina'. Es parecido a una piedra caliza, y hace algunos años se extraía de Shell Beach para construir edificios en Denham, una localidad a unos 45 kilómetros. Ver el atardecer en esta playa puede ser un auténtico regalo.

  • Koekohe Beach, Nueva Zelanda
    Koekohe Beach, Nueva Zelanda

    La playa de Koekohe se encuentra entre Moeraki, un pequeño pueblo de pescadores, y Hampden, al lado de una reserva científica en Nueva Zelanda. National Geographic ha llegado a calificar la Playa de Koekohe como una de las más misteriosas de Nueva Zelanda. Si eres de los fanáticos de Juego de Tronos, esta playa te encantará porque creerás encontrar los huevos de dragón de Khaleesi. Estos son unos óvalos marítimos que provienen del Paleocéano y que existen desde hace aproximadamente 56 millones de años. Su apariencia externa un tanto agrietada, simulando las escamas de un reptil, se debe a la erosión del viento, el agua y la lluvia. Estos también se pueden encontrar en Bowling Ball Beach (originalmente llamada Schooner Gulch), en California, a unos 150 km al norte de San Francisco.

  • Jokulsarlon, Islandia
    Jokulsarlon, Islandia

    Islandia es un país de contrastes, por eso no es difícil pasar del negro al blanco, el color predominante en el glaciar Jökulsárlón, que es el más grande del país. Está situado en el sureste de Islandia, a apenas 4 horas y media - 5 de la capital de Islandia y ha sido el escenario por varias películas de la saga de James Bond, que da una idea de lo impresionante que puede resultar este lugar. "El lago es como un cementerio de icebergs". El lago islandés tiene 18 km2 de superficie y 248 metros de profundidad, aunque está en continuo crecimiento debido al deshielo del glaciar Breidamerkurjokull, consecuencia del cambio climático. ¿ Os imagináis divisar una playa completamente oscura con restos de hielo brillando en la noche y, en el agua, una procesión de icebergs a la deriva? Ni en las postales es posible conseguir algo así...

1