Publicado el 30/09/2014

#Insólito #China

Las 17 especialidades culinarias más aberrantes del planeta

Si te consideras una persona abierta de miras y no presentas reparo alguno a la hora de llevar tus experiencias culinarias más allá de los límites conocidos, he aquí una pequeña selección de atípicas delicatesen capaces de poner en entredicho tu todavía inmaculada reputación de foodie. Bon appétit!

Sopa de serpiente con bilis de hígado y esperma

Sopa de serpiente con bilis de hígado y esperma © DR

El modus operandi es muy sencillo: primero matan al reptil, después recogen su sangre, su veneno, las bilis del hígado, y el ingrediente fundamental, su esperma, el cual acto y seguido nos servirán en una especie de vasos de chupito. La carne blanca de la serpiente nos la comeremos con la sopa creada a partir del resto de ingredientes. Una especialidad taiwanesa que causa autentico furor entre los habitantes del país por sus propiedades afrodisiacas.

Tarántulas fritas de Camboya

Tarántulas fritas de Camboya © DR

Este crujiente aperitivo de ocho patas es una de las principales especialidades locales de la región camboyana de Skuon. Para su preparación, lo único que debemos hacer es freír las tarántulas en una cacerola con aceite y ajo, y antes de ser degustadas darle el toque final añadiendo un poco de zumo de lima y salsa de pimienta. Se come todo, pero frente a las patas, los dos bocados predilectos de los auténticos gourmets son la cabeza y el estómago, donde queda concentrado todo el jugo. ¡Rico, rico!

Casu Marzu, el queso que se mueve

Casu Marzu, el queso que se mueve © DR

Originario de la Cerdeña el casu marzu, que en sardo significa "queso podrido", probablemente sea el único producto lácteo en el mundo elevado al estatus de arma bacteriológica en Estados Unidos por las decenas de larvas que habitan en su interior, a partir de las cuales obtiene ese inconfundible gusto descrito por los periodistas de Lonely Planet como "una perfecta combinación de podredumbre y descomposición con una nota prolongada de vómito".

Mono ahumado

Mono ahumado © DR

El mono ahumado con cacahuetes es un plato bastante popular en ciertas regiones del Congo. Una experiencia gastronómica tan solo al alcance de los estómagos más fuertes, que seguro sabrán apreciar la deliciosa textura de la carne de primate a la barbacoa. En Asia, existe otra receta todavía más cruel si cabe, ya que la verdadera delicatesen son sus sesos, para lo cual es necesario mantener al animal con vida, antes de aplastarle la cabeza con un martillo...

Fetos de pato

Fetos de pato © DR

Sumamente apreciado en países como Filipinas, China, Camboya o Vietnam, el Balut es un embrión de pato desarrollado ubicado todavía en el interior del huevo, el cual herviremos en vinagre con sal antes de pelarlo y zampárnoslo de un bocado. Una cabeza, un pico, patas y plumas, un cordón umbilical... ¡hay de todo! Definitivamente la tapa ideal a degustar acompañada de una buena cerveza bien fresquita.

Haggis escocés

Haggis escocés © DR

El estómago de cordero relleno es uno de los platos favoritos de los escoceses. En general, preferimos no saber lo que hay dentro: los pulmones, el corazón y el hígado de carnero. Lo más nutritivo vamos. Estos ingredientes son mezclados con especias antes de ser introducidos en el estómago del pobre animal, para más tarde dejar que cueza a fuego lento durante varias horas. ¡El plato ideal para comenzar la jornada rebosante de energía!

Huevos centenarios

Huevos centenarios © DR

Se trata de una de las especialidades culinarias más típicas de Taiwán y principalmente de China. El huevo de gallina, pato o codorniz es conservado en arcilla durante varios meses, y no cien años, antes de finalmente ser degustado.Su apariencia es espectacular. El color amarillo de la yema se vuelve verde y viscoso con un fuerte olor a sulfuro o amoníaco, mientras que la clara adopta un extraño tono negro translucido al más puro estilo de la saga Alien.

Para sorpresa de muchos de nosotros, el continente africano, con tan solo dos platos entre los diecisiete más repugnantes del planeta, es por delante de Europa, con tres delicatesen en su haber, el destino con menor número de aberraciones culinarias presentes en nuestra lista. En el extremo opuesto, Asia, con nada menos que 12 aportaciones, se impone claramente como el continente con mayor número de platos de dudoso gusto, con Camboya a la cabeza de la clasificación por países, seguida de cerca por Taiwán, China y Vietnam.

Cucarachas tostadas

Cucarachas tostadas © DR

Las cucarachas tostadas son consumidas a modo de snack en muchos países asiáticos como Camboya o China, pudiéndose encontrar con cierta facilidad en los tradicionales y misteriosos mercados nocturnos. Aunque estos pequeños animalitos no sean precisamente santo de la devoción de la mayoría de nosotros, lo cierto es que se trata de un alimento sumamente nutritivo, rico en proteínas y lípidos, pero también en minerales y vitaminas. ¡El suplemento ideal para la dieta de todo buen deportista qus se precie!

Carne de murciélago

Carne de murciélago © DR

En las Seychelles o en Madagascar, muchos de sus habitantes sienten autentica predilección por la carne de murciélago. En concreto por una especie local de grandes dimensiones, que se suele degustar encebollado, y que según cuentan, tiene un gusto similar a la carne de caza.

Brochetas de escorpión

Brochetas de escorpión © DR

Si os apetece probar una apetitosa brocheta de escorpión no hay mejor lugar que los mercados nocturnos de Pekín o Shanghái. Normalmente se venden vivos, pero para su consumo es necesario pasarlos por la freidora para erradicar el veneno. La ironía de todo esto es que la cola, el mismo aguijón con el que nos pica, es la parte más nutritiva y apreciada de todas. El gusto se parece bastante al de las palomitas de maíz, de ahí su popularidad.

Testículos de toro

Testículos de toro © DR

No podría faltar en nuestra lista un viejo clásico de la gastronomía española como son las criadillas de toro. Un plato capaz de hacer las delicias de los amantes de la casquería, a raíz del cual imaginamos que viene el famoso dicho "de lo que se come se cría". Su popularidad traspasa fronteras, siendo conocidas en EEUU con el nombre de « rocky moutain oysters », las ostras de las montañas rocosas. Si es que en inglés todo queda más bonito...

Tofu maloliente

Tofu maloliente © DR

Su nombre lo dice todo. Se trata de una pieza de sushi dejada fermentar, de un fuerte olor y gusto, consumido generalmente por otros interesantes ingredientes como la sangre de oca o los intestinos de cerdo. Si algún día pasáis por Taiwán, no podéis dejar pasar la oportunidad de probar esta singular delicia culinaria.

Gusanos de cocotero

Gusanos de cocotero © DR

¿Cacahuetes? ¡Eso es cosa del pasado¡ Para disfrutar de un sofisticado aperitivo en compañía de los colegas no hay nada mejor que un buen plato de gusanos de seda tostados. Este popular snack consumido en varios países asiáticos, particularmente en Malasia, además de contar con un refinado gusto parecido al de la avellana, es altamente rico en proteínas y ácidos grasos esenciales. Un alimento perfecto para picar entre horas sin descuidar la figura.

Huevas de cangrejo herradura

Huevas de cangrejo herradura © DR

Por su singular apariencia podríamos pensar que se trata de una criatura extraterrestre o quizá de una especie de fósil viviente. Pero lo cierto es que en países como Vietnam, las huevas de esta exótica especie marina , son consideradas como una autentica delicatesen. En Vietnam, son conocidos como cangrejos amorosos debido a la tendencia del macho por aferrarse fuertemente al cuerpo de la hembra. ¡El bocado perfecto para una romántica cena con la parienta!

Hormigas rojas

Hormigas rojas © DR

Su ligero gusto picante hace de estas coloridas hormigas el complemento perfecto de numerosos platos asiáticos, como por ejemplo la carne de buey en Camboya. Según cuentan los habitantes de las zonas rurales del país, su característico sabor es capaz de resaltar el gusto propio del resto de ingredientes, siendo comúnmente empleadas para condimentar diferentes platos. ¿Por qué no probarlas entonces? ¡Tranquilos que no pican!

Hamburguesa de dromedario

Hamburguesa de dromedario © DR

¿Una hamburguesa a base de carne de vacuno? ¡Pero hombre, si eso ya está pasado de moda! Lo que se lleva ahora es la camel burger. Un suculento bocado elaborado con la mejor carne de dromedario que uno puede encontrar en los mercados de Oriente Medio, ideal para acompañar todo tipo de platos, especialmente el cuscús. No obstante, las hamburguesas no son el único manjar que nos brinda este exótico animal. Los helados a base de leche de camello son la otra delicia culinaria que que todo foodie debe probar.

Brochetas de ciempiés

Brochetas de ciempiés © DR

Como broche de oro a nuestra larga lista de extrañas delicias gastronómicas, os invitamos a probar otros de los platillos tradicionales de mayor popularidad en países como China, Camboya y ciertas zonas de Tailandia, como son las brochetas de ciempiés. Ricas en proteínas, vitaminas y minerales, estas crujientes piruletas causan autentico furor entre buena parte de los habitantes del sudoeste asiático.

Para sorpresa de muchos de nosotros, el continente africano, con tan solo dos platos entre los diecisiete más repugnantes del planeta, es por delante de Europa, con tres delicatesen en su haber, el destino con menor número de aberraciones culinarias presentes en nuestra lista. En el extremo opuesto, Asia, con nada menos que 12 aportaciones, se impone claramente como el continente con mayor número de platos de dudoso gusto, con Camboya a la cabeza de la clasificación por países, seguida de cerca por Taiwán, China y Vietnam.

¿Tu suegra viene a comer este domingo y no sabes que preparar? He aquí una interesante selección de exóticos manjares que seguro no la dejarán indiferente.

¿Tu suegra viene a comer este domingo y no sabes que preparar? He aquí una interesante selección de exóticos manjares que seguro no la dejarán indiferente.