• Conéctate
Los cuatro destinos que inspiraron la historia de Aladdín
Publicado el 18/09/2019

CulturaIndia

Twitter Facebook 3 compartidos

Si quieres revivir tu infancia observando los lugares que inspiraron la historia original de Aladdín, continúa leyendo. Volamos hasta la ciudad ficticia de Agrabah, situada en Medio Oriente, para descubrir el palacio del Sultán y los coloridos mercados en donde se enamoraron los protagonistas. ¿Estás listo para comenzar el viaje?

  • Twitter
  • Facebook
  • Taj Mahal
    Taj Mahal

    El Taj Mahal, en Agra, supuso la fuente de inspiración para el diseño del palacio del Sultán. Este es un inmenso mausoleo mandado levantar por el emperador mogol Shah Jahan para su esposa favorita, la princesa Mumtaz-i Mahal. La historia de amor del emperador guarda ciertas semejanzas con película de Disney pues, Shah Jahan se enamoró en un bazar, al igual que Aladdín. Fruto de este encuentro, se produjo el matrimonio del emperador con la princesa y al cabo de un tiempo, tras la muerte de su esposa, el emperador ideó la construcción de este mausoleo como muestra de su amor eterno por ella.

  • Petra
    Petra

    En Jordania se encuentrala ciudad de Petra, que alberga una de las siete nuevas siete maravillas del mundo desde el 2007. Esta ciudad te trasladará al momento en que Aladdín descubrió la lámpara en la cueva de las maravillas. Para llegar hasta allí te moverás entre paredes de hasta 80 km de altura y se puede ir bien a pie, en camello o incluso en pequeños carros jalados por caballos o burros.

  • Wadi Rum
    Wadi Rum

    Pero sin duda uno de los lugares más importantes que aparecen en la película es el que se conoce como el desierto de Wadi Rum, un extenso desierto de color rojizo al sur de Jordania y que rodea la ciudad de Agrabah. A lo largo del desierto y como podrás observar en la fotografía, hay diversas formaciones rocosas, que conforman un paisaje de película.

  • Mar Muerto
    Mar Muerto

    A 430 metros bajo el nivel del mar, se encuentra, la zona más baja de la Tierra y una maravilla de la naturaleza. El Mar Muerto cuenta con una superficie de unos 810 km, recibiendo el agua del río Jordán y de las precipitaciones. La forma más fácil de acceder es volar hasta Amán, y realizar un trayecto de una hora en coche.

1