• Conéctate
Los 10 paisajes de invierno más bonitos
Publicado el 03/02/2020

NaturalezaJapón

Twitter Facebook 3 compartidos

El invierno es una estación temida por algunos y adorada por otros. Este período frío en el que el sol se esconde detrás de las nubes a menudo es sinónimo de resfriados, gripe y temperaturas negativas, pero al mismo tiempo nos ofrece paisajes únicos y hermosos que no podemos disfrutar en ninguna otra época del año. ¡Os dejamos los 10 más increíbles!

  • Twitter
  • Facebook
  • Aoraki, Nueva Zelanda
    Aoraki, Nueva Zelanda

    No...esta no es una imagen editada con Photoshop de esas que salen en las botellas de agua desechables. Es el lago Pukaki y Aoraki, la montaña más alta de Nueva Zelanda, a lo lejos. Este hermoso paisaje se encuentra en el Parque Nacional Aoraki Mount Cook en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

  • Tokio, Japón
    Tokio, Japón

    Las iluminaciones de invierno de Tokio son un espectáculo de los que hay que contemplar una vez en la vida. Además, sus preciosos paisajes cubiertos de nieve te cautivarán y podrás aprovechar las aguas termales japonesas, onsen para entrar el calor.

  • Laponia, Finlandia
    Laponia, Finlandia

    Laponia está casi perpetuamente cubierta de nieve, y ¡se rumorea que es el hogar del mismísimo Papá Noel! Los niños pueden visitar el pueblo de Papá Noel situado en Rovaniemi y contarle lo que le han pedido para Navidad. Si programas tú visita correctamente incluso podrás ver las auroras boreales.

  • Salzkammergut, Austria
    Salzkammergut, Austria

    ¡Si no sabes dónde ir este invierno, el lago Hallstatt te está esperando! Este paisaje que parece que esté sacado de una postal te cautivará y viajar allí te permitirá desconectar por completo durante unos días. ¡Un buen chocolate caliente te ayudara a llevar mejor el frío!

  • Nueva York, Estados Unidos de América
    Nueva York, Estados Unidos de América

    Gracias a alguna película, serie o simplemente porque te lo hayan contado, seguro que has oído hablar de Central Park. El enorme parque en el Manhattan de Nueva York es un lugar único, y lo es todavía más cubierto de nieve. Los rascacielos complementan perfectamente la vista panormámica: un oasis de calma invernal en medio de una ciudad que nunca duerme.

1