• Conéctate
Descubre los lugares habitados más extraños del mundo
Publicado el 23/11/2018

CulturaEspaña

Twitter Facebook 4 compartidos

Algunas ciudades en el mundo han luchado contra todo pronóstico y se han instalado en lugares impensables, consiguiendo adaptarse a las condiciones del entorno, a veces nada fáciles. Descubre cuáles son las ciudades más extrañas habitadas en el mundo y cómo han hecho del medio su hogar.

  • Twitter
  • Facebook
  • <b>El País Dogón</b>
    El País Dogón

    El grupo étnico africano conocido como los dogones vive en la región central de Malí, cerca de la ciudad de Bandiagara. Su población se estima entre 400.000 y 800.000 dogones y la mayoría de ellos se asienta en un territorio diseccionado por la falla Bandiagara. Históricamente, el pueblo dogón se estableció en esta falla hace más de 1.000 años como consecuencia de su rechazo a convertirse al islamismo. La inseguridad y la presión impuesta por los pueblos musulmanes les obligaron a huir e instalar sus aldeas en posiciones defendibles; entre las paredes escarpadas de la falla y sobre las colinas. Asimismo, eligieron este emplazamiento dada su cercanía con el río Níger. El pueblo de los dogones es conocido por sus costumbres con bailes y máscaras, sus tradiciones religiosas y sus esculturas de madera. Se ha convertido en un atractivo turístico y como consecuencia, durante el último siglo su organización social, su cultura y sus creencias se han ido modificando ligeramente de cara al turismo.

  • <b>Las islas flotantes de los Uros</b>
    Las islas flotantes de los Uros

    Las islas flotantes de los Uros son unas islas artificiales que se encuentran en el Lago Titicaca, en la bahía peruana de Puno. Estas islas fueron creadas por el propio pueblo ancestral de los Uros, una etnia anterior a los incas que para escapar de ellos se refugiaron en este lago. Lo primero que construyeron fueron las embarcaciones de totora, una planta que abunda en las orillas del Titicaca. Con el tiempo, decidieron crear sus propias islas artificiales y, de nuevo, utilizar la totora para para construir sobre ellas sus cabañas. Cuentan tan solo con una habitación ya que cocinan fuera de ellas para evitar que se incendien. Las islas alcanzan los tres metros de espesor pero debido a la degradación de los materiales naturales están en constante mantenimiento. En cada isla vive una familia y cuenta con un jefe. Además, existen islas comunitarias donde se han instalado iglesias o zonas de recreo.

  • <b>La ciudad subterránea del desierto australiano</b>
    La ciudad subterránea del desierto australiano

    Situada al norte de Australia, la ciudad de Coober Pedy tiene una singularidad que la hace única. Se trata de una ciudad subterránea, en ella, alrededor de unos 1.700 habitantes viven bajo tierra, en antiguas minas rehabilitadas de mineral ópalo. Coober Pedy se encuentra en el sur del desierto de Australia donde las temperaturas llegan a alcanzar los 50ºC. Esto explica la ubicación de las casas, que intentan protegerse de las altas temperaturas. La ciudad se fundó en 1915 y en 1981 se creó el primer hotel. Hoy es un lugar turístico donde sigue viviendo una parte de la población australiana y donde podrás encontrar hasta tiendas, museos, iglesias y bares subterráneos.

  • <b>Huacachina: un oasis en medio del desierto habitado</b>
    Huacachina: un oasis en medio del desierto habitado

    A cinco kilómetros de la ciudad de Ica, en Perú, encontramos una pequeña ciudad en medio de un oasis. Aunque lo parezca, no es fruto de una fantasía, sino del resultado de un asentamiento de un centenar de personas que en el siglo XX decidió ocupar esta laguna en medio del desierto costero del Pacífico. Huacachina, que así se llama esta ciudad, se encuentra rodeada de dunas, palmeras y agua. Una exótica mezcla que la ha convertido en uno de los balnearios más importantes de Perú que cada año es visitado por miles de turistas.

  • <b>Matmâta: un laberinto de habitaciones subterráneo</b>
    Matmâta: un laberinto de habitaciones subterráneo

    Matmâta es uno de los asentamientos del desierto de Túnez más peculiares. Está compuesto por casas subterráneas, excavadas para aislarse del calor y protegerse de los fuertes vientos del desierto. Para su construcción, se cava una gran fosa de alrededor de 7 metros de profundidad y 10 de ancho y a los laterales se forman túneles abovedados que conectan las fosas. Las habitaciones quedan entonces agrupadas alrededor de un patio central y conectadas por pasillos, formando un laberinto subterráneo.

1

Por diferentes circunstancias de la historia, algunas poblaciones del mundo se han visto obligadas a hacer del medio su hogar e instalar sus viviendas en los lugares más inesperados. Otros simplemente buscaban la originalidad, la calma o las alturas. Descubre en este artículo los lugares habitados más extraños del mundo.