• Conéctate
Los imperdibles de Kioto
Publicado el 15/02/2019 5 compartidos

CulturaJapón

Twitter Facebook 5 compartidos

La antigua capital de Japón es una de las ciudades más especiales que visitar durante una estancia en el país nipón. Une tradición y modernidad de forma única. Dedica algunos días de tu viaje a descrubrir los hermosos templos de Kioto, el encanto de sus calles y su maravillosa gastronomía. Como abarcar la ciudad entera es casi un imposible, sobre todo porque hay que repartir los días para visitar otros lugares como Tokio, aquí os dejamos la lista de lo que, sí o sí, hay que ver en Kioto

  • Twitter
  • Facebook
  • Fushimi Inari-Taisha
    Fushimi Inari-Taisha

    Uno de los lugares que más llama la atención de todos los que ponen un pie en Kioto. Está a las afueras de la ciudad, pero merece la pena.

    Fushimi Inari-Taisha es un templo construido en el siglo VIII y dedicado a Inari, la diosa del arroz, la agricultura y la fertilidad. Pero lo mejor de esra visita son los caminos repletos de miles de toriis rojos y naranjas.

    La entrada al templo es gratuita, así que aprovecha y piérdete entre sus pasillos de toriis y no te olvides de llegar a la parte más alta, desde donde las vistas son increíbles.

  • Gion
    Gion

    A este barrio de Kioto se le considera el casco antiguo de la ciudad. Es conocido por ser el barrio de las Geishas (aunque en Kioto se les conoce como Geiko) y por sus innumerables casas de té.

    Una de las mejores zonas de la ciudad para descubrir la tradición y la cultura japonesa y sentirte parte de una película.

    No te pierdas la calle Pontocho, repleta de casas tradicionales japonesas, casas de té y pequeños restaurantes que aún conservan intacto el espíritu del Japón milenario.

  • Kinkaku-ji
    Kinkaku-ji

    Una de las imágenes más espectaculares y simbólicas de Kioto es el templo Kinkaku-ji o, como es comúnmente conocido, el Pabellón Dorado.

    Este templo zen, recubierto de pan de oro, fue construido en el año 1397 pero tuvo que ser reconstruido en 1955 tras un incendio.

    Con su estanque y su jardín japonés bordeándolo, este templo es uno de los lugares más bonitos que podrás visitar en tu estancia en la ciudad.

  • El Camino de la Filosofía
    El Camino de la Filosofía

    Pasear es una de las mejores formas de conocer la ciudad. Y este es el lugar perfecto para hacerlo.

    El Paseo del Filósofo o Camino de la Filosofía es un recorrido de algo más de 2 kilómetros dedicados al filósofo japonés Nishida Kitaro, quien meditaba a diario en este lugar en su camino a la Universidad de Kioto.

    Este paseo, espiritual donde los haya, transcurre paralelo al canal Shishigatani y por el camino encontrarás varios desvíos a distintos templos.

  • Ginkaku-ji
    Ginkaku-ji

    Este templo quería ser una imitación de su hermano mayor Kinkaku-ji, pero cubierto de plata en vez de oro.

    No pudo terminarse porque estalló una guerra civil y quedó como se exhibe actualmente. Aun así, es uno de los lugares más bellos que contemplar en Kioto.

    El paisaje que lo envuelve es maravilloso, rodeado de preciosos jardines japoneses y un paseo que recorre riachuelos, estanques y un jardín de arena blanca. No te lo pierdas.

1