Publicado el 26/11/2021

#Cultura #Portugal

Los mejores planes para disfrutar del Algarve portugués

Con un clima increíble, encantadoras playas y calas de arena dorada, impresionantes paisajes de acantilados formados por piedra caliza, y un buen puñado de pequeños pintorescos pueblos que evocan recuerdos de una época pasada, el Algarve es una de las joyas de Portugal. Situada en la costa sur del país, la región es considerada como uno de los lugares más impresionantes del Viejo Continente y uno de los destinos más demandados por los turistas de todo el mundo.

La Praia da Marinha

La Praia da Marinha

© EASYVOYAGE

La Praia da Marinha, o playa de Marinha, ofrece uno de los paisajes más pintorescos de Portugal e incluso de Europa. Con sus numerosos acantilados que se elevan sobre el hermoso mar azul del océano Atlántico, esta playa es un auténtico espectáculo para la vista. Situada a sólo diez minutos de otro lugar impresionante, las Cuevas de Benagil, la playa de Marinha es un lugar poco conocido a pesar de su innegable belleza. 


Con un clima perfecto durante todo el año, Marinha es un destino ideal en cualquier época del año. Con la marea baja, podrás incluso explorar sus maravillosas calas escondidas alrededor de sus numerosos acantilados de piedra caliza.

Mercado de Loulé

Mercado de Loulé

© EASYVOYAGE

Situada a solo unos kilómetros de la ciudad de Faro, Loulé es una pequeña pero auténtica ciudad mercado portuguesa y un destino muy recomendable para realizar una excursión de un día en el Algarve. La ciudad es única en la zona con su colorido centro histórico y su animado mercado. 


Pero el principal atractivo de la pequeña ciudad es su mercado cubierto de inspiración árabe. La mayor parte del tiempo tranquilo, aparte de los pocos turistas que llegan de vez en cuando, Loulé cobra verdadera vida los domingos por la mañana, cuando las calles del centro se rebosan de curiosos atraídos por la gran variedad de mercancías de todo tipo que se venden en ellas. Con decenas de puestos llenos de productos frescos y artesanía regional, el mercado de Loulé está lleno de pequeñas joyas que no se pueden encontrar en ningún otro lugar. Si te preguntas qué hacer al final de tu fin de semana en el Algarve, te recomendamos encarecidamente su visita. 

Llamada a veces la "Saint-Tropez portuguesa", esta ciudad costera es tachada a menudo de poco auténtica por viajeros y lugareños. Sin embargo, su casco antiguo conserva todo el encanto de los típicos pueblos pesqueros portugueses. Calles empedradas, casas tradicionales y coloridas, bares y animados restaurantes, Albufeira tiene todo lo que se puede desear en una pequeña ciudad tradicional portuguesa.

La zona de Montechoro es especialmente llamativa, con sus casas blancas y su aroma a jazmín. Pero por la noche, se convierte en la calle en la que se reúnen las generaciones más jóvenes y las más mayores para festejar toda la noche. Con cervezas baratas, buena gente y música en directo, el ambiente de Albufeira es todo lo que cabe esperar de esta parte de la Península Ibérica.

Casco antiguo de Lagos

Casco antiguo de Lagos

© EASYVOYAGE

Ciudad histórica y una de las poblaciones costeras más famosas de Portugal, Lagos posee una rica historia marítima y un litoral formado por paisajes naturales realmente espectaculares. En los últimos años se ha erigido como uno de los destinos más populares del Algarve, con sus pintorescas playas y su animada vida nocturna.


Lagos ha sabido conservar su atmósfera y encanto únicos a través de su centro urbano. Con sus viejas murallas, sus pequeños y acogedores edificios y sus calles empedradas, el casco antiguo de Lagos es una auténtica máquina del tiempo que te transportará a los siglos XV y XVI. En aquella época, Lagos era el centro de la trata de esclavos en Europa, y muchos de sus edificios históricos son un reflejo de esa fascinante y a la vez profundamente inquietante historia.

The Algarve - Portugal

The Algarve - Portugal

© Rad Radu / Shutterstock

Benagil es un diminuto pueblo de pescadores localizado en la costa sur del Algarve, a pocos kilómetros de Praia da Marinha. Este precioso lugar se ha ganado una merecida reputación internacional gracias a sus impresionantes cuevas marinas. Situado entre la famosa Praia do Carvoeiro y Armação de Pêra, Benagil ha sido durante mucho tiempo uno de los destinos preferidos por los turistas que desean disfrutar del calor del verano y explorar las numerosas cuevas formadas a lo largo de los siglos en los alrededores del pueblo.

Arco da Vila

Arco da Vila

© EASYVOYAGE

Este es uno de los monumentos más emblemáticos de Faro y de toda la región del Algarve. El Arco da Vila (o Arco de la Ciudad) fue una de las puertas de entrada al mar de Faro. El monumento fue creado por el arquitecto italiano Francisco Xavier Fabri y fue inaugurado en 1812.


Su arquitectura es un ejemplo revelador del legado del neoclasicismo italiano en el Algarve, pero también un testimonio de la influencia musulmana que se remonta a la conquista de la Península Ibérica por el Imperio Árabe. En su interior aún se puede ver la Puerta Árabe, que formaba parte de las antiguas murallas musulmanas que servían de entrada a la ciudad para las personas que llegaban por mar. El Arco da Vila sigue siendo uno de los escasos ejemplos de arquitectura árabe en Portugal.